Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 May 201900:38

h Empresa

Edreams, tecnología propia para hacer despegar la industria del turismo en plena crisis de las ‘puntocom’

02 Abr 2018 — 04:57
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La plataforma online de viajes levantó 34 millones de dólares en sus primeros años de vida, pasó a manos de TA Associates en 2006 y fue comprada por Permira en 2010. Cuatro años después, debutó en el Mercado Continuo.

eDreams, tecnología propia para hacer despegar la industria del turismo en plena crisis de las ‘puntocom’

 

Fecha de salida: 1999. Destino: Barcelona. Número de pasajeros: dos. Javier Pérez-Tenessa y James Hare son los socios fundadores que apostaron por zambullirse de lleno en las aguas del emprendimiento un proyecto online en un momento en el que las tecnológicas se dejaban millones de dólares en el mercado tras el estallido de la burbuja de las puntocom en Estados Unidos.

 

Afincados en Silicon Valley (Estados Unidos), Pérez-Tenessa y Hare cursaban un MBA en Stanford cuando vieron un filón en el sector de las agencias online, una industria apalancada en el offline pero que empezaba a dar señas de un gran potencial detrás de la Red.

 

Ambos jóvenes idearon un proyecto que funcionaría en España y en el sur de Europa y que permitiría comprar billetes en la Red. En ese momento, la presencia de agencias de viajes en el mercado español era aún escasa. Nueve años más tarde, de hecho, el número de españoles que optaba por reservar un viaje exclusivamente a través de la Red no alcanzaba el 25%, según se desprende del Primer estudio estratégico de las agencias de viaje españolas, elaborado por Amadeus.

 

 

 

 

Ello no fue un impedimento para los fundadores de Edreams. En marzo de 1991 dieron el pistoletazo de salida al proyecto y antes de junio de 2000 la plataforma web ya estaba operativa en España e Italia. Los emprendedores decidieron establecer su sede en Barcelona, donde trabajaba un equipo multicultural. En Estados Unidos quedó el equipo tecnológico.

 

Edreams supo subirse a la ola del capital antes de que este cerrara el grifo por la crisis de las puntocom. Entre 1991 y 2003, la empresa obtuvo 34 millones de dólares (27,3 millones de euros) de financiación, según explicó Pérez-Tenessa, socio y fundador y exconsejero delegado de Edreams, en una entrevista en Emprendedores.

 

El capital llegó rápido, pero los clientes no tanto. Tal y como comenta Pérez-Tenessa, los primeros años vendían muy poco. La crisis internacional que desencadenaron los atentados del 11S, la globalización del euro y las nuevas tecnologías sacudieron a la industria son algunos de los factores que destacó José Manuel Maciñeiras, presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (Aedave), en su comparecencia en 2002, recoge Hosteltur.

 

A partir de 2003, todo cambió. La compañía empezó a coger fuerza y sus ventas se multiplicaron por tres, hasta 65 millones de euros, en 2014. Según aseguró Pérez-Tenessa en Emprendedores, el desarrollo de tecnología propia fue uno de los elementos diferenciales que permitió crecer a la empresa y estar presente en dieciocho mercados sólo nueve años después de haber iniciado sus operaciones. eDreams no ha querido participar en este reportaje.

 

 

 

 

El apoyo del capital fue una constante en la historia de Edreams. Tras levantar 34 millones de dólares (123,16 millones de euros) en sus primeros cuatro años de vida, TA Associates pagó 153 millones de euros por el 100% del capital que estaba en mano de los grupos de capital riesgo. La operación supuso la salida de los accionistas del grupo, entre los que destacaban DCM-Doll Capital Management, Apax Partners, Atlas Venture y 3i Group, entre otros.

 

La adquisición se estructuró mediante leveraged buyout, es decir, la compra de una empresa con recursos dinerarios apalancados por los activos de la propia empresa. Tras la operación, TA Associates se quedó con el control del 75% de eDreams, y el 25% restante quedó en manos del equipo gestor.

 

Cuatro años después, Edreams volvió a cambiar de manos. La firma británica Permira (antiguo principal accionista de Telepizza) se hizo con el control de la plataforma de viajes online en una operación valorada entre 250 y 300 millones de euros. La operación también se estructuró mediante leveraged buyout.

 

 

 

 

En ese momento empezaron las compras. En 2011, Axa Private Equity y Permira sellaron la compra de Opodo (hasta entonces propiedad de Amadeus), por 500 millones de euros. En el momento de la operación ya se hablaba de la posible fusión entre la filial de Amadeus, Edreams y Go Voyages (que pasó a manos de Axa Private Equity en 2010).

 

En junio de 2011 se aprobó la fusión de los tres grupos, lo que dio como resultado el grupo Odigeo y, tres años después, dio el salto a bolsa con una valoración de 1.075 millones de euros y un precio por acción de 10,25 euros. Sólo tres meses después, el 11 de julio de 2014, las acciones de eDreams cotizaban a 3,84 euros.

 

Ese mismo año, la empresa registró su jornada negra en bolsa al asistir a la caída de sus títulos hasta 1,02 euros. Pocos meses después, a inicios de 2015, Javier Pérez-Tenessa abandonaba la gestión del grupo y le daba el relevo a Dana Dunne, actual consejero delegado de Edreams. La salida del cofundador aupó a la compañía en el parqué, que anotó una subida del 5,78%. Pocos meses después le siguió Hare, que presentó su dimisión como consejero independiente del consejo de administración de la agencia online de viajes.

 

 

 

 

Desde entonces hasta ahora, Edreams se ha convertido en un gigante que facturó 486,6 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 10,5 millones en el ejercicio 2017. En los primeros nueve meses del ejercicio 2018, el beneficio neto ajustado de la empresa creció un 37%, hasta 26,7 millones de euros, mientras que sus ingresos se situaron en 368,3 millones de euros.  

 

A principios de 2018, Edreams sorprendió al mercado al anunciar que estaba valorando “varias opciones estratégicas para la empresaentre las que se incluía la salida de sus accionistas principales (Permira y Ardian). En marzo, el grupo comunicó que continuaría con la ejecución de su plan de negocio con los fondos al no haber materializado ninguna de las propuestas recibidas. “Los potenciales inversores han asignado un perfil de riesgo a dicha transformación que no coincide con la opinión del consejo de administración”, concluyeron los directivos de Edreams.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...