Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

06 Dic 201905:00

h Avatares

Las ‘start ups’ cautivan al capital inversor y captan 16.200 millones de euros en 2016

23 Ene 2017 — 05:00
Amelia Pijuán
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Fintech, sanidad y música fueron los tres sectores más atractivos para los inversores de Europa, Israel y Turquía.

Las ‘start ups’ cautivan al capital inversor y captan 16.200 millones de euros en 2016

 

Ronda puente, business angels, break even, grow capital… Son sólo algunos de los términos que forman parte del día a día del ecosistema emprendedor, un sector que sólo en Europa, Israel y Turquía despertó el interés de los inversores y captó alrededor de 16.200 millones de euros a lo largo de 2016.

 

Durante ese mismo periodo, el número de acuerdos corporativos entre start ups, inversores y entidades ganó importancia y se elevó un 35%, cerrando el año con un total de 3.420 contratos cerrados, según los datos que se desprenden del informe European Tech Funding Report 2016, elaborado por Tech.eu. De este cómputo global, las start ups del sector fintech, sanitario y de la industria musical se alzaron como los sectores más atractivos para el capital inversor.

 

Fueron las empresas fintech quienes llevaron la batuta de las inversiones en 2016. La sinergia entre los servicios financieros y la tecnología, que en el último año ha despertado el interés de corporaciones como Bankia, consiguió captar 2.000 millones de euros por parte de inversores externos durante el año pasado. El número de operaciones en este sector ascendió a 409 y entre ellas destacaron la ronda de Payoneer, que captó 164 millones de euros; la alemana Giesecke&Devrient, que cerró una ronda por ochenta millones de euros, o la sueca Klarna, que obtuvo 29 millones.

 

 

Otro de los sectores que en los últimos años ha optado por una intensa adaptación de las innovaciones tecnológicas ha sido el sanitario. No en vano, este es un negocio que en 2020 podría alcanzar una facturación global de 212.000 millones de dólares, según datos de la consultora Mordor Intelligence.

 

En este ámbito, algunas de las operaciones más relevantes en Europa las protagonizaron las start ups Genomics Medicine Ireland o eGym, que captaron alrededor de 45 millones de dólares (42 millones de euros) en 2016, según un informe de Startup Health. La mayor operación de este sector, sin embargo, la protagonizó la checa Mindmaze, que consiguió cerrar una ronda de financiación por valor de cien millones de dólares (94 millones de euros).

 

En el campo de la música, el sector vibró ante el cierre de la operación de Spotify, la ronda de financiación europea más potente del año. En marzo de 2016, la compañía recaudó 909 millones de euros en deuda convertible, en una ronda liderada por los fondos TPG Capital y Dragoneer Investment Group y por varios clientes de Goldman Sachs.

 

 

Si bien el sector de la moda no destacó por su número de operaciones cerradas, sí que afianzó su posición como la cuarta industria con un mayor volumen de inversión el año pasado, un sector al que los inversores destinaron un total de 1.200 millones de euros. De hecho, la ronda de financiación de Global Fashion Group, la división de moda de la alemana Rocket Internet (que agrupa plataformas como Dafiti, Lamoda o Zalora) protagonizó unas de las mayores inversiones en el sector, según el informe de Tech.eu.

 

El pasado abril, Global Fashion Group consiguió captar 330 millones de euros por parte de su matriz y por el grupo suizo inversor Kinnevik, que ya contaba con algunas participaciones en la plataforma. Un año antes, la compañía ya había cerrado una ronda de financiación de 150 millones de euros.

 

Y de Alemania a Reino Unido apareció Farfetch. La compañía británica cerró una ronda de 110 millones de euros liderada por Eurazeo, fondo de inversión que cuenta en su cartera con marcas como Desigual, Vestiaire Collective o Moncler. Reino Unido fue el país que concentró el mayor volumen de inversiones en start up, que captaron un total de 3.210 millones de euros y entre las que destacaron las operaciones de la empresa de entrega a domicilio Deliveroo o el comparador de viajes Skyscanner.

 

 

Pese al Brexit y a la inminencia de la desconexión del país con Europa, el mercado británico continúa aglutinando uno de los ecosistemas emprendedores más valorados de Europa. De hecho, para no perder este estatus, el país anunció el pasado 1 de diciembre que invertiría 400 millones de libras (462 millones de euros) a través del British Business Bank. La medida pretende paliar la fuga de empresas del país una vez confirmada la desconexión con Europa en primavera de 2019.

 

Otro de los países que concentró el mayor número de inversiones en sus start ups fue Israel. El ecosistema emprendedor del país está formado por unas 5.500 empresas (muchas de ellas hijas de los ingenieros militares de la división tecnológica Unit 8200, según Bloomberg) y próximamente dará la bienvenida a la incubadora de Oracle. En total, las empresas israelís captaron 2.774 millones de euros en 2016.

 

 

España, por su parte, ocupó la séptima posición en relación al volumen de inversiones. En concreto, las start ups españolas recibieron 609 millones de euros de inversión y cerraron 185 pactos corporativos en 2016, año en el que el grupo ilicitano de gafas low cost Hawkers logró cerrar una de las mayores rondas de financiación en el país y captó cincuenta millones de euros.

 

Teniendo en cuenta el número de acuerdos formalizados, el país subió una posición en la clasificación, con 185 contratos. Algunos de los protagonistas de estos acuerdos fueron la aplicación de alquiler de vehículos con chófer Cabify, que captó 109 millones de euros, y Letgo, que el pasado mayo absorbió Wallapop a través de su filial Naspers y obtuvo 91 millones de euros.

 

La semana pasado, Letgo volvió a saltar a los medios de comunicación al anunciar el cierre de una ronda de financiación de 175 millones de dólares (164,4 millones de euros) liderada por Naspers, el inversor de referencia, para dar el salto definitivo a Estados Unidos.

 

Francia, por su parte, fue uno de los países más activos en cuanto a acuerdos corporativos el año pasado. En 2016 se formalizaron 590 pactos de inversión en el mercado francés, 269 más que el año anterior. Del global de estas rondas de financiación, cuatro de ellas sobrepasaron la barrera de los cien millones: la de Africa Internet Group (propiedad de Rocket Internet), OVH, Devialet y Deezer.

 

Según las estimaciones del informe, el mercado francés seguirá atrayendo la mirada de los inversores en 2017, un país en el que se prevé que se cierren un mayor número de rondas de financiación en compañías más consolidadas.

 

Me interesa
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...