Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 Ago 201900:04

h Empresa

2017, el año en que el ‘venture capital’ se enamoró de las ‘start ups’ españolas

29 Dic 2017 — 05:00
Daniel López
Compartir
Me interesa

Cabify levantó en mayo 99,9 millones de dólares del grupo japonés Rakuten, un inversor que también entró en el capital de Glovo tras una operación de más de 25 millones de euros. 

2017, el año en que el ‘venture capital’ se enamoró de las ‘start ups’ españolas

 

En los últimos doce meses, las firmas de venture capital han inyectado, como mínimo, 210 millones de euros en start ups del país. Los negocios más disruptivos del mercado digital llamaron la atención de los grandes fondos de inversión durante 2017, un periodo en el que empresas como Cabify, Glovo y Typeform consiguieron seducir a piezas clave del sector, como Rakuten, Seaya Ventures o General Atlantic.

 

Cabify lideró el ránking de inversiones en España tras cerrar en mayo una ronda de financiación de 99,9 millones de dólares (84,2 millones de euros) por parte del grupo japonés Rakuten, que ya había inyectado otros 120 millones de dólares (101,1 millones de euros) en el grupo en abril de 2016. La empresa no dejó de atraer capital durante dicho año y en diciembre levantó alrededor de cinco millones de dólares (4,2 millones de euros) en una ampliación de capital en la que participaron TheVentureCity, la firma Endeavor y AngelClub, el fondo que lideran Eneko Knörr y Enrique Dubois, tal y como informó Kippel01.

 

Estas operaciones corresponden sólo a una parte de los planes de Cabify que, como mínimo, está buscando otros 300 millones de dólares (252,9 millones de euros) para potenciar su negocio en Latinoamérica. El pasado abril, fuentes conocedoras de la operación aseguraron a Kippel01 que la empresa estaba buscando alrededor de 500 millones de euros de financiación.

 

 

 

 

Otra empresa que también dio entrada en su capital a Rakuten fue Glovo. El pasado septiembre, la start up española cerró una ronda de financiación de más de 25 millones de euros en la que sumó al gigante nipón como socio inversor. A la ronda de financiación también acudieron algunos de los socios actuales de Glovo, entre los que se encuentran Seaya Ventures, Antai, Bonsai y Entree, así como otros business angels.


También relacionada con el sector de la entrega de comida a domicilio destacó Deliveroo. La compañía cerró una ronda de financiación de 385 millones de dólares (324,6 millones de euros), elevando su valoración a alrededor de 2.000 millones de dólares (1.686 millones de euros), según la compañía. La ronda, realizada en septiembre, estuvo liderada por T. Rowe Price y por Fidelity, así como por inversores ya presentes en el capital de la empresa, como DST Global, General Catalyst, Index Ventures y Accel Partners. No suficiente con ello, Deliveroo volvió a levantar capital en noviembre y captó otros 98 millones de dólares (83,2 millones de euros) en una segunda parte de la ronda liderada nuevamente por T. Rowe Price Associates y Fidelity Management&Research Company.

 

Otra compañía que recibió un fuerte impulso financiero en 2017 fue CornerJob, que captó el pasado mayo 19 millones de dólares (16 millones de euros) destinados a la mejora de su tecnología. A dicha ronda de financiación acudieron Northzone, E.ventures, Samaipata Ventures, Caixa Capital Risc, Sabadell Venture Capital y medios de comunicación de Europa y Latinoamérica (Mediaset Italia, Mediaset España, Groupe TF1, 5M Ventures, Media Digital Ventures, Augesco Ventures y TV Azteca).

 

 

 

 

Mientras, en la industria del transporte destacó OnTruck, una plataforma online de gestión logística fundada por Iñigo Juantegui, cofundador de La Nevera Roja. La empresa captó diez millones de dólares (8,4 millones de euros) el pasado mayo a través de una ronda de financiación liderada por Atomico y a la que también acudieron inversores como el fondo francés Idinvest; los fundadores de Ticketbis, Jon Uriarte y Ander Michelena, y Hugo Arévalo, presidente y cofundador de Hawkers. También participaron en la operación los socios del grupo, entre los que se encuentran Point Nine Capital, La familia y Samaipata Ventures.

 

Otra empresa española que sedujo a las grandes firmas de capital en 2017 fue Verse. La compañía, fundada a finales de 2015 por Borja Rossell, Álex Lopera y Dario Nieuwenhuis, cerró el pasado mayo una ronda de financiación de 20,5 millones de dólares (18,7 millones de euros) liderada por uno de sus inversores iniciales, Spark Capital. A la operación también acudieron las firmas de capital riesgo estadounidenses E.ventures y Greycoft Partners.

 

Asimismo, Fintonic, también especializada en el negocio financiero, tomó impulso en su negocio en el extranjero gracias a una ronda de financiación realizada en junio. La empresa española captó 25 millones de euros en una operación a la que acudieron el banco ING, el grupo asegurador PSN, los fondos Inception Capital, Onza Capital y Atresmedia, entre otros. En los meses anteriores, el grupo había dado entrada a directivos como Pedro Luis Uriarte Santamaría, ex consejero delegado y vicepresidente de BBVA, o Carina Szpilka, actual presidenta de la patronal Adigital y ex directora general de ING Direct.

 

 

 

 

Por su parte, Typeform, especializada en el desarrollo de formularios online, cerró el pasado septiembre una ronda de financiación de 35 millones de dólares (29,1 millones de euros). General Atlantic, inversor de Snapchat y Airbnb, lideró la operación, en la que también participaron socios como Index Ventures, Point Nine y Connect Venture. Con esta inyección, Typeform se propuso impulsar el desarrollo de su tecnología y abrió puertas a las alianzas con otras empresas, como MailChimp, para integrar sus servicios.

 

A lo largo de 2017, diversas compañías aprovecharon el espaldarazo financiero de los venture capital para expandir sus negocios en nuevos mercados. Fue el caso de la plataforma de movilidad Bipi, propiedad de Llollo Mobility, que captó 2,5 millones de euros de financiación en una ronda liderada por Kibo Ventures, socio inversor de Jobandtalent, Carto y Promofarma. Con esta inyección, Bipi se marcó como objetivo pisar el acelerador en su estrategia de expansión para crecer en España y realizar su primera incursión en el extranjero.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...