Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Sep 201915:49

h Avatares

Ricard Garriga (Menorca Millennials): “El ansia del inversor por tener más porcentaje puede acabar matando a una compañía”

08 Nov 2017 — 04:57
Daniel López
Compartir
Me interesa

El cofundador de Menorca Millennials considera que los inversores deben tener “buen olfato” a la hora de dedicarse a un sector tan “complejo”. 

Ricard Garriga (M. Millennials): “El ansia del inversor por tener más porcentaje ha acabado matando a la compañía”

 

Dicen que la magia está en los detalles. A la hora de invertir en un proyecto ocurre lo mismo, aunque en este caso los detalles se vuelven una necesidad. Para Ricard Garriga, cofundador de Menorca Millennials, los inversores “deben entender los detalles y ser capaces de ponerse en la piel de los emprendedores”. Así lo explicó el directivo en la jornada Empenta organizada por Esadecreapolis, en la que profundizó en temas de financiación, capital de riesgo y emprendimiento.

 

Garriga dejó claro que la intención principal de los inversores pasa por generar un retorno de la inversión. Sin embargo, el ingeniero en telecomunicaciones señaló que ser demasiado ambicioso es un riesgo. “El ansia del inversor por tener un mayor porcentaje del capital de una compañía la ha acabado matando”, dijo.

 

El directivo, que cuenta con doce años de experiencia en el ecosistema emprendedor internacional, aseguró que diversas firmas de venture capital se aprovechan de que “algunos emprendedores no saben (sobre inversión) y le pueden sacar una mayor participación” de su empresa.

 

 

 

 

No obstante, este tipo de jugadas se encuentran con un contratiempo a medio plazo y es que, según Garriga, “cuando se abre una segunda ronda, el emprendedor ve que tiene que trabajar a varios años vista por un retorno de su participación cada vez más reducido”. Esto se debe a que la entrada de nuevos inversores provoca una acotación de las participaciones de los socios que están dentro del capital.

 

“A medida que entran nuevos inversores se va diluyendo la participación y el porcentaje de cada socio cae -explicó el directivo-; por lo que los emprendedores han de estar motivados por conseguir un trozo importante del pastel y saber el dinero que necesitan en cada una de las fases”. En este aspecto, el ex colaborador del hub empresarial 22@ Barcelona insta a los inversores a “luchar por la equidad porque, si se tiene mucha participación, en la siguiente ronda de financiación no habrá quien entre”.

 

Y es que en el terreno del venture capital y los business angels, Garriga reconoció que “levantar dinero es muy complicado y, una vez realizado, comienza toda una aventura”. En esta línea, el directivo cree que es necesario apostar por una simplificación de los procesos de inversión de capital y por nuevas tecnologías, como el blockchain.

 

 

Criptomonedas para levantar empresas

Garriga explicó que el blockchain supone una oportunidad para realizar nuevas inversiones y evitar intermediarios. “Que un notario, por decir doy fe, cobre 750 euros es algo que te puedes ahorrar”, dijo el directivo haciendo referencia a las transferencias con criptomonedas. De este modo, si “los emprendedores buscan 100.000 euros y les cuesta un año conseguirlos picando puertas, gracias al sistema blockchain consiguen ampliar capital mediante procesos por Internet”, aseguró.

 

Garriga puso como ejemplo a Aragon, la start up española en la que Luis Cuende y Jorge Izquierdo apostaron por la simplificación de la burocracia a través de la Red. Basándose en la propia concepción de su proyecto, los jóvenes emprendedores decidieron en 2016 desarrollarlo apoyándose en el sistema de moneda virtual ethereum y realizar una ICO (Inicial Coin Offering), es decir, una ronda de financiación virtual.

 

Garriga participó en la ICO. “Apareció un contador y un mensaje que avisaba de que en unos segundos me darían la cuenta bancaria en la que realizar la transferencia –explicó-; al cabo de diez segundos llevaban siete millones de dólares y el sistema colapsó”. En quince minutos, Aragon había obtenido 25 millones de dólares.

 

 

 

 

En todo caso, las normas de juego del venture capital no dejan de ser “complejas”, según Garriga, lo que obliga a los inversores a “tener mucho olfato”. De acuerdo con el directivo, “obtener el doble de lo invertido de aquí diez años no es un buen modelo de negocio”.

 

Garriga cofundó con Marcos Martín la start up Menorca Millennials, una desaceleradora dedicada a conectar a inversores y emprendedores en la isla de Menorca. La empresa inició un proceso de expansión fuera de España el pasado mayo, tal y como adelantó Kippel01, para llevar este concepto de networking a nuevos lugares.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...