Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 May 201916:23

h Avatares

Andrés Saborido (Wayra): “Hoy sabemos qué queremos y salimos a buscar a las empresas que hay en el mercado”

21 Sep 2018 — 04:57
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El responsable de Wayra en España desgrana algunas de las claves de la nueva estrategia de la antigua aceleradora de Telefónica. Escalabilidad de los proyectos e internacionalización se han convertido en dos de las palabras clave de la nueva Wayra.

Andrés Saborido (Wayra): “Hoy sabemos qué queremos y salimos a buscar a las empresas que hay en el mercado”

 

Andrés Saborido dirige Wayra en España desde 2014, año en el que cruzó el charco desde Latinoamérica para tomar las riendas de la aceleradora en el país. Pero poco queda del proyecto que nació en 2011 para impulsar a las start ups en fases iniciales. “El ecosistema ha crecido y hoy el acceso al capital no es uno de los principales problemas para un emprendedor -indica el directivo-; su principal prioridad, por lo menos la de los que se acercan a nosotros, es escalar comercialmente e internacionalizarse”. Y, según Saborido, “estos son los valores que puede aportar la nueva Wayra”.

 

Pregunta: En 2011, Wayra definía su misión como “ayudar a los emprendedores a acelerar sus proyectos”. ¿Cuál es su objetivo ahora? 

Respuesta: La visión de Wayra hoy es ser el hub tecnológico más conectado de todo el mundo, la diferencia con 2011 tiene que ver con la madurez del ecosistema. Durante estos últimos siete años hemos ido aprendiendo y madurando al mismo tiempo que lo han hecho los emprendedores, corporaciones e inversores. Cuando arrancamos en 2011 había muy pocas posibilidades de financiación para los emprendedores que arrancaban con su negocio. Nuestra propuesta de valor apuntaba a cubrir esta necesidad. Pero el ecosistema ha crecido y hoy el acceso al capital no es uno de los principales problemas para un emprendedor. Su principal prioridad, por lo menos la de los que se acercan a nosotros, es escalar comercialmente e internacionalizarse. Estos son los valores que puede aportar la nueva Wayra.

 

P.: Han pasado ya siete años desde la fundación de Wayra, ¿cuál ha sido el detonador de este cambio?

R.: Durante los tres primeros años, la necesidad de capital semilla estaba muy presente en la mayoría de los emprendedores en España. Nuestra intención era que la start up española tuviera acceso a este recurso en su mercado local, permitiendo la creación de negocios que quizás no se hubieran creado. En 2014, empezamos a trabajar más cerca de los negocios de Telefónica porque empezábamos a sentir esta necesidad en el mercado, pero también porque la finalidad de Wayra era acercar la innovación al core de Telefónica. Más allá de trabajar como un venture capital o una aceleradora, creíamos que nuestro destino debía ser este: escalar empresas pero también llevar la innovación a la teleco. A partir de ese momento empezamos a ver casos que hoy ya han crecido bastante.

 

P.: ¿Como por ejemplo?

R.: En 2014 invertimos en Visual, que ofrece una solución para digitalizar la gestión en el agro. Hoy es una de las start ups que está totalmente integrada en el catálogo comercial de Telefónica y que el grupo pone en manos de los clientes que tienen explotaciones agropecuarias, bodegas, ganadería… Por tanto, identifico un cambio en 2014 que fue creciendo y que en este último año hemos terminado de madurar. Si bien a partir de entonces empezamos a trabajar con empresas más maduras, capaces de afrontar los ciclos de venta de la gran empresa, hoy hemos tomado la decisión de que este es nuestro nuevo modelo, este es el valor que hoy podemos aportar.

 

 

 

 

P.: Entonces, ¿las start ups que entren en Wayra deben entender que finalmente acabarán en el portfolio de Telefónica?

R.: En ningún momento estamos pensando en la exclusividad cuando queremos trabajar con una compañía. Esta filosofía la mantenemos desde el primer día. Somos inversores, accionistas minoritarios, y queremos que el poder lo tenga el equipo fundador. Apostamos por equipos que tengan una misión, y no queremos cambiarla. Sí que buscamos empresas que puedan trabajar con Telefónica y queremos correr rápido en esta carrera porque queremos ser los primeros en adoptar y probar las nuevas tecnologías, diferenciándonos del mercado. Pero en ningún caso es una relación de exclusividad.

 

P.: Es una nueva estrategia que viene a respaldar la idea de que Telefónica termine siendo una plataforma digital…

R.: Estamos viendo Wayra como una interfaz o API que conecta emprendedores no sólo con Telefónica, sino también con clientes. Una de las ideas que hemos terminado de madurar es que el mercado cada vez demanda más soluciones especializadas. Nosotros nacimos en 2011 como una aceleradora genérica, y hoy nos estamos especializando en las tecnologías que más conocemos, que son proyectos estratégicos para Telefónica y que, a la vez, es donde más podemos ayudar a escalar a los emprendedores, como datos, inteligencia artificial, IoT, ciberseguridad… Y, en menor medida, temas financieros o contenidos.

 

 

P.: La rentabilidad de la antigua Wayra ha sido objeto de numerosas críticas. Con este nuevo modelo, ¿busca la rentabilidad a través de los ingresos obtenidos con estos nuevos socios tecnológicos o continuará siendo importante la revalorizacion de la participación?

P.: Nosotros tenemos dos grandes prioridades, una tiene que ver con el desarrollo de negocio para Telefónica. Los ingresos generados por Telefónica por la venta de productos de start ups es un KPI muy importante, lo venimos midiendo todos los días. Algunos productos adicionales a, por ejemplo, las líneas móviles, generan ingresos adicionales que se comparten con el emprendedor. Esta es una vía muy clara de generar ingresos para el grupo. Para nosotros es una de las principales palancas. No todas las compañías generan los mismos ingresos para el grupo mediante la venta de sus productos, pero las cifras son muy superiores a la inversión realizada. Pero también es muy importante medir la rentabilidad, como cualquier fondo. Y la forma de capitalizarlo es a través de los exits: en España hemos conseguido ocho exits relevantes en los últimos tres años, cincuenta a escala global.

 

 

 

 

P.: ¿La participación adquirida por Wayra de las empresas en las que invierta continuará siendo de entre el 7% y el 10%?

R.: No, con el nuevo modelo buscamos acudir a rondas de financiación. En las rondas de financiación la valoración está decidida por los lead investors y nuestro porcentaje se ajusta al valor de la operación. En los inicios de Wayra invertíamos los primeros en algunas ocasiones, pero con el tiempo vimos que tenía más sentido entrar cuando la compañía estaba más madura. Hoy es casi un mantra, nunca invertimos solos.

 

 

P.: ¿Wayra llevará a cabo estrategias distintas en cada país en función del potencial de las compañías?

R.: En ciertos hubs tendemos a invertir más en un sector que en otro, pero no es tanto una decisión nuestra sino que es en función del mercado y las personas. Los verticales que antes mencionaba tienen que ver con la estrategia de Telefónica y eso es común a todos los mercados en los que opera la teleco.

 

 

P.: ¿Identificán algún vertical más potente en España?

R.: Si lo comparo con otros país en los que opera Wayra, tenemos una mayor participación en ciberseguridad.

 

 

P.: Usted se puso al frente de Wayra España en 2014, ¿qué diferencias observa entre el mercado español y el Latinoamericano?

R.: Una de las primeras cosas que observé es que el emprendedor español es muy persistente. Necesita serlo para sobreponerse a los distintos obstáculos con los que se encuentran. En Latinoamérica, el emprendedor tiene la ‘gimnasia’ para sobreponerse a las crisis. Está siempre pensando en qué se va a romper mañana y cómo anticiparse a ello.

 

 

 

 

 

P.: ¿Alguna otra diferencia?

R.: En Latinoamérica hay menos liquidez, y si bien está cambiando, el emprendedor es mucho más cuidadoso de cada uno de los centavos. Otro hecho que me llamó mucho la atención es que aquí los emprendedores están muy formados. Aquí siempre queda la discusión de cuál es el rol que están jugando las universidades, si funcionan las spin off, si impulsan o no… Viniendo de Latinoamérica, veo un panorama alentador.

 

 

P.: ¿Cómo atraerán a los emprendedores a la nueva Wayra?

R.: Mediante nuestra propuesta de valor y referentes. En cuanto a nuestra estrategia de comunicación con este nuevo modelo, será menos masiva. Cuando nacimos abríamos convocatorias, la gente se apuntaba, recibíamos muchísimos proyectos y evaluábamos. Hoy es casi al revés, sabemos qué queremos en ciberseguridad, por ejemplo, y salimos a buscar a las empresas que hay en el mercado. Cada vez más llegamos a ellas a través de otros inversores.

 

 

P.: ¿La conversación entre las corporate y las start ups está siendo cada vez más de tú a tú?

R.: Cada vez hay más madurez en relación a lo que buscan las start upsy las corporaciones. Creo que está pasando lo que ocurrió hace algunos años con la inversión; en 2011 había un desequilibrio de fuerzas, poco capital y muchos proyectos. En la medida en la que hubo más liquidez, la conversación terminó siendo de igual a igual. Creo que está ocurriendo lo mismo con las grandes empresas y las start ups. Muchas empresas saben que, o son protagonistas de la disrupción, o la sufren. Queda mucho camino porque la cultura, los tiempos y los incentivos son distintos, pero la relación entre unos y otros se ha profesionalizado muchísimo. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...