Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

17 Oct 201807:19

Blog
Kippel01

El futuro a 859 euros

El futuro a 859 euros

El iPhone Xr nos permitirá llevar el futuro del smartphone a más personas”, aseguró el pasado miércoles Tim Cook, máximo directivo de Apple, durante la presentación de la nueva generación de su terminal estrella. Tal y como ocurrió con el iPhone SE, la sombra del low cost se ceñía otra vez sobre la empresa de la manzana mordida, que volvía a ser objeto de numerosas especulaciones sobre si daría su brazo a torcer y sacrificaría sus elevados márgenes para acelerar las ventas del iPhone.

 

Pero no ha sido así. Apple ha presentado un terminal capaz de realizar cinco billones de operaciones por segundo y a un precio de partida de 859 euros. Una vez superada la barrera psicológica de los mil euros por el iPhone X (que apenas tiene un año de vida), el grupo ha optado por no ceder ante la presión de sus rivales asiáticos, que presentan terminales más asequibles pero con unas prestaciones cada vez más elevadas.

 

El hecho de que en el último trimestre sólo vendiera un 1% más de móviles que en el mismo periodo del año anterior tampoco ha echado atrás a la empresa estadounidense, consciente de que el fenómeno fanboy juega a su favor, de que su producto estrella apenas cuenta con una década de vida y que el relato construido en torno a la marca es sólido.

 

Apple vende calidad. Diseño. Marca. Status. Y el lujo no es barato. Pero el consumidor busca prestaciones, y la velocidad a la que se suceden las innovaciones en los smartphones es cada vez menor. En un contexto en el que obliga a su cliente a pagar entre 860 y 1.600 euros por un móvil que se renueva año tras año, ¿acierta Apple tratando de mantener el liderazgo (también) a la hora de fijar los precios de referencia en la industria de la tecnología? ¿Acierta evitando dar su brazo a torcer?

 

Dada la juventud del iPhone, es probable que la respuesta a estas preguntas continúe siendo una incógnita durante los próximos años. Pero el tiempo no perdona, y el negocio digital es el que más sabe de ello. Apple podrá continuar vendiendo la vanguardia, pero el futuro, señor Cook, difícilmente llegará a manos de todos, especialmente si cada vez tienen más opciones a su disposición.

...