Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Dic 201708:14

Blog
Millennial resentido

Soy muy ‘millennial’ y estoy muy resentido

Soy muy ‘millennial’ y estoy muy resentido

 

La palabra millennial se ha puesto de moda y, como pasa en estos casos, se utiliza inadecuadamente. La mayoría piensan que millennial es simplemente la gente joven, adolescentes que están todo el día con el móvil.

 

Bueno, pues para el que no lo sepa, millennial es el nombre que nos han dado a la generación de los nacidos entre el 1980 o 1981 y 1996, que básicamente nos hicimos adultos con el cambio de milenio. Ahora tengo 35 años, trabajo, coche, algo parecido a una hipoteca e incluso canas, sí, pelos blancos signo de madurez.

 

A veces hablan de nosotros como si fuéramos el futuro de la humanidad, pero somos el presente. Los siguientes son los Z y, después de estos, ya no tienen ni nombre.

 

Bien, soy muy millennial, tanto como uno de los primeros. Tanto como alguien que no existía en el España 82 de Naranjito pero sí recuerda los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 con Cobi, alguien que pensaba que el año 2000 era el futuro lejano.

 

Y, segundo, estoy resentido, muy resentido. Hay cosas del mundo que no me gustan, sí, ¿qué pasa? No me gustan el gobierno, ni la oposición, ni los podemitas enteraos con discurso para todo y sin soluciones para nada.

 

Estoy resentido porque el futuro prometía ser una cosa mejor. Porque formo parte de una generación que no ha tenido que luchar. Porque somos gente que vivimos peor que nuestros padres. Porque somos peores que ellos.

 

Estoy resentido porque el progreso resultó ser una verdad a medias. Porque tener acceso a la información universal no ha hecho que seamos más inteligentes como especie, ni más cultos. Estoy cabreado porque en Internet, hay más postverdad que nunca, porque hay superstición y estupidización.

 

Estoy resentido porque no compro online, no me gusta. Y porque parece que si prefieres ir a El Corte Inglés que comprar en Amazon eres gilipollas.

 

Estoy resentido porque quiero que esto del ecommerce explote: que salgan las verdades, como en la revolución industrial, de que para que esto funcione tiene que haber gente que trabaje por cuatro duros. Porque quiero que pensemos en qué va a significar todo esto del same day delivery para el tráfico a nivel ecológico. Porque no podemos volver a no pagar lo que cuestan las cosas: hay que internalizar costes y no pensar que todo esto es cojonudo. ¡Coño, que tenemos cerebro!

 

Estoy resentido con la gente que se hace pajas pensando en cómo mola el big data cuando en realidad es como era Bin Laden, ¿os acordáis? Todo el mundo sabía que existía y nadie sabía dónde estaba. El big data es una puta mierda que, si algún día se hace realidad, sólo nos hará la vida peor a la mayoría de nosotros.

 

Estoy resentido porque apenas se editan libros de ciencia ficción en español y porque los culturetas siempre han despreciado este género. Estoy resentido porque Asimov, Heinlein, Dick, Clark o Scalzi no están entre los autores más leídos. Porque como especie no nos hemos enterado de que son los ingenieros, y no los poetas ni los políticos, los que hacen la historia de la humanidad.

 

Estoy cabreado con todo el mundo porque las redes sociales me hacen perder el tiempo, porque el servicio técnico de Jazztel, de Vodafone y de Movistar me hacen perder el tiempo y porque en el Ave no hay wifi. Y estoy decepcionado porque el ser humano no haya erradicado de su vida los putos cables y cargadores: un retraso de la humanidad.

 

Soy millennial y estoy resentido porque estamos en una época de lo guay, de lo cool y de las start ups disruptivas, del puturrú de fúa en lugar del bocata de calamares. Estoy resentido porque llevo un PC y llevo corbata pero molo más que todos los tontopollas que no se han enterado de que Apple es vulgar.

 

Estoy resentido porque las mejores películas de la historia son Un día de furia y Amor a quemarropa, y porque nadie lo sabe. Y porque la primera de Robocop, de los videoclubs de los años noventa, es puto Nostradamus y no lo sabéis: Google y Securitas Direct.

 

Estoy resentido porque estoy, como Robe, lleno de contradicciones. Estoy resentido porque estoy en contra de la violencia pero me gustaría arrancar cabezas.

 

Estoy resentido porque cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.

 

Aquí estoy. ¡A los buenos días!

Soy millennial y estoy resentido. De vez en cuando expulso mi bilis en Kippel01, donde no me cansaré de defender al indefenso, desenmascarar al impostor y, sobre todo, seguir en la búsqueda incansable de la verdad resentida.
...