Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Oct 201817:26

h Pro

Grupo ACS: infraestructuras inteligentes y soluciones para necesidades futuras

07 Feb 2018 — 04:57
Daniel López
Me interesa

La compañía española trabaja en el desarrollo de infraestructuras inteligentes, basadas en tecnologías como el Internet de las Cosas o las tecnologías aplicadas al vehículo autónomo con el fin de no perder presencia en el ecosistema digital.

Grupo ACS: infraestructuras inteligentes y soluciones para necesidades futuras

 

La digitalización irrumpe en el sector de la construcción. Big data, uso de sensores, Internet de las Cosas, impresión 3D y realidad aumentada son algunas de las tecnologías que las constructoras más destacadas han comenzado a implementar en sus estrategias. Grupo ACS, que cotiza en el índice bursátil Ibex35, ha empezado a colocar los cimientos de su transformación digital en un sector que per se no destaca por ser el más puntero en tecnología.

 

Así lo reconoce la propia compañía en su informe anual de 2016, en el que señala que, con la excepción de las telecomunicaciones, “el sector de las infraestructuras se ha mantenido durante mucho tiempo aparte de la revolución tecnológica que está teniendo lugar en muchos otros ámbitos”. En ese aspecto, ACS lleva dos años desarrollando tecnologías con la aspiración de estar a la altura en el nuevo entorno.


Se trata de una estrategia en el que el principal objetivo pasa por rediseñar la manera en la que se planifican, diseñan, desarrollan y operan las infraestructuras. El grupo español comenzó a trabajar en 2016 en tecnologías como el Internet de las Cosas o técnicas aplicadas al vehículo autónomo. La empresa tiene claro que las infraestructuras del futuro tendrán que estar adaptadas a un nuevo tipo de transporte, por lo que estas están obligadas a evolucionar en consecuencia.

 

 

 

 

Por tanto, toca preparar la casa para cuando lleguen los invitados. ACS se encuentra en la tesitura de proponer facilidades para servicios que aún no están en marcha, y que ni siquiera se demandan por ahora. Estos cambios no solamente movilizarán nuevas inversiones en cuanto a construcción, sino también en cuanto a reconversión de aquellas infraestructuras ya levantadas y en funcionamiento, así como el mantenimiento que requerirán.

 

A ello se suma la experiencia que dispone el grupo en el área del desarrollo y la gestión de transportes colectivos. En ese aspecto, la compañía trabaja tanto para infraestructuras ferroviarias como para flotas de autobuses urbanos. La gestión que realiza ACS tanto del tráfico de ciudad como del de autopistas, sumada a la prestación de servicios de energía y comunicaciones, permiten a la empresa implicarse en planes de desarrollo de smart cities.

 

Esta clase de planes sólo son posibles con un buen despliegue de tecnología de datos. El análisis de los patrones de conducta de los clientes de las infraestructuras obtenidos mediante la explotación del big data se antoja un factor más que necesario para ACS para internarse y proponer soluciones en el ámbito de las infraestructuras inteligentes.

 

 

 

 

A ello se suma la capacidad de detección temprana de problemas en las carreteras o vías de circulación de transporte, donde la presencia de sensores y otros dispositivos de análisis puede reducir riesgos e incidencias. Se torna clave, por tanto, llevar a cabo un despliegue de estas características para poder estar a la altura del nuevo entorno digitalizado.

 

El grupo, que entre enero y septiembre de 2017 alcanzó un beneficio neto de 603 millones de euros (un 5,8% más respecto al mismo periodo del año anterior), destinó en 2016 un total de 39,4 millones de euros a investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Se desconoce si esta inversión fue mayor o menor en 2017, puesto que la compañía no ha facilitado ninguna información al respecto.

 

El objetivo de dicha inversión pasa por la mejora en la productividad, calidad, diseño de procesos o sistemas productivos más eficaces, generación de nuevas patentes y técnicas operativas. Esta clase de propuestas estratégicas son asumidas por la dirección de tecnologías de ACS, normalmente el Comité de Desarrollo Tecnológico.

 

 

 

 

El área de servicios industriales es uno de los espacios en los que ACS desarrolla una mayor labor de promoción de la I+D+i, cuya estrategia se dirige tanto hacia el exterior, orientada hacia sus grupos de interés, como al interior, orientada hacia la modernización y mejora de procesos.

 

A cierre de 2016, las compañías de servicios industriales del grupo contaban con 48 proyectos en curso. ACS dedicó un total de 16,7 millones de euros de inversión para el desarrollo de los mismos. De aquí nacen proyectos como el MSLoop, cofinanciado por la Comisión Europea, y que, entre otras posibilidades, permite ofrecer una solución de generación eléctrica 100% renovable.

 

Publicidad
Relacionados
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...