Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Sep 201811:03

h Pro

Iberdrola: mil millones de euros y diez ‘mandamientos’ para su transformación digital

09 May 2018 — 04:54
Daniel López
Me interesa

El grupo español se apoya en soluciones de big data, blockchain, digitalización de procesos, drones, cloud computing e inteligencia artificial, entre otras. Su inversión en transformación digital e innovación será de mil millones entre 2018 y 2022.

Iberdrola: mil millones de euros y diez ‘mandamientos’ para su transformación digital

 

Drones, blockchain, inteligencia artificial, Internet de las Cosas o realidad virtual no parecen tecnologías propias de la industria energética. No obstante, Iberdrola, dedicada a la producción, distribución y comercialización de energía, ha identificado diversos pilares tecnológicos sobre las que fundamentar su digitalización. La reconversión de la compañía se produce a través de su programa de innovación y transformación digital, que contará con una inversión de más de mil millones de euros entre 2018 y 2022.

 

Iberdrola quiere abrazar la automatización, realizar un mantenimiento preventivo, digitalizar los servicios para clientes e implementar nuevas soluciones. Todo ese cóctel busca ofrecer mejoras operativas, transformar los procesos y dar lugar a nuevos productos y servicios. Gracias a esta estrategia, el grupo espera sumar 600 millones de euros adicionales a su resultado bruto de explotación (ebitda) en 2022.

 

La cotizada del Ibex35, que ganó 2.804 millones de euros en 2017 (un 3,7% más), tiene definidos diez mandamientos para la transformación digital: big data, blockchain, digitalización de procesos, drones, informática en la nube, inteligencia artificial y robótica, Internet de las Cosas, movilidad, realidad virtual y aumentada y responsabilidad social. Los encargados de liderar la mayor parte de estos cambios son Amalio Rodríguez, responsable de tecnología, y Fernando Lucero, director de información.

 

 

 

 

Las aplicaciones de big data y la recopilación e interpretación de datos a través de analítica avanzada se utilizan para la gestión de la información procedente de los contadores inteligentes, una tecnología que también utiliza Endesa. Este análisis se aplica en el mantenimiento de los aerogeneradores, tal y como realiza Siemens Gamesa, así como para conocer mejor a los clientes a través de sus necesidades y estilos de vida.

 

Asimismo, Iberdrola trabaja en materia de blockchain y protocolos de Bitcoin para aplicarlos al desarrollo de transacciones financieras en tesorería, puntos de recarga de vehículo eléctrico y operaciones de compraventa mayorista de energía. La compañía forma parte de un consorcio multisectorial de empresas españolas llamado Red Lyra, basado en blockchain.

 

La plataforma, creada en junio del año pasado, tiene como objetivo desarrollar nuevos sistemas y servicios para que, por ejemplo, cualquier persona o empresa pueda identificarse digitalmente de forma segura, así como validar servicios básicos y explotar aplicaciones en un entorno transversal con garantías legales. La tecnología blockchain permite la creación de libros de registros digitales seguros, auditables y que no requieren de la participación de un intermediario o autoridad central.

 

 

 

 

Iberdrola también quiere digitalizar los procesos para ahorrar costes y agilizar su actividad. El grupo utiliza metodologías para mejorar los proyectos de back office, la relación con los empleados y accionistas, la reserva automática de viajes y la facturación electrónica. A ello se suma el cloud computing, que ha logrado que numerosas aplicaciones se hayan ubicado en la nube para facilitar el acceso a sus empleados desde cualquier dispositivo.

 

Por otra parte, la inspección del estado de las infraestructuras ha avanzado y mejorado gracias al uso de drones, que acceden fácilmente a los puntos de control (aerogeneradores, líneas de alta tensión, presas o torres). Las aeronaves se utilizan para la inspección visual y termográfica de las palas de los aerogeneradores, lo que posibilita la detección precoz de daños futuros de mayor envergadura o reparaciones más costosas.

 

Además, Iberdrola desarrolla técnicas de machine learning para el reconocimiento de voz y lenguaje escrito, robótica, motores de búsqueda, diagnóstico, detección del fraude y análisis de quejas. A través de tecnologías cognitivas se mejora el servicio al consumidor, por ejemplo, a través de las aplicaciones creadas para que estos gestionen sus contratos de electricidad, gas y servicios.

 

 

 

 

El grupo también ha hecho hincapié en desarrollar herramientas que agilicen los protocolos y los procesos tradicionales. Con el fin de aumentar la productividad, se ha apostado por gestión online del mantenimiento de activos y de los almacenes. Mediante técnicas basadas en realidad virtual y aumentada, los profesionales de la compañía utilizan modelos tridimensionales para simular las operativas y evaluar la seguridad laboral en turbinas eólicas.

 

Desde 2013, Iberdrola ha trabajado junto al Barcelona Supercomputing Center (BSC) en el proyecto Sedar, un software que permite estimar de antemano, antes de su construcción, la capacidad de producción de un parque eólico terrestre o marino durante toda su vida útil. Gracias a técnicas de supercomputación, el sistema calcula, por ejemplo, cuáles son las ubicaciones idóneas para instalar los aerogeneradores. A ello se suma una reducción de los costes de construcción y una minimización de los riesgos a la hora de invertir en un determinado proyecto.

 

En el ámbito de las energías renovables, Iberdrola colabora con diferentes entidades para reforzar su estrategia de responsabilidad corporativa. Por ejemplo, la compañía firmó un acuerdo con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) en junio del año pasado para la investigación de nuevas tecnologías que combatan el cambio climático y la formación de empleados. 

Publicidad
Relacionados
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...