Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Dic 201708:14

h Pro

Inditex: apostar en tecnología para no perder el ‘hilo’ digital

25 Oct 2017 — 04:54
Daniel López
Me interesa

La empresa gallega invirtió 1.432 millones de euros en su transformación tecnológica durante 2016 para modernizar sus instalaciones, apostar por la I+D y poner en marcha diversas iniciativas, como el pago a través del móvil.

Inditex: apostar en tecnología para no perder el ‘hilo’ digital

 

¿Qué hace una empresa como Inditex en un evento como el South Summit? Entre otros, demostrar que la vanguardia tecnológica no es sólo cosa de techies. Desde los chatbots, a los ultrasonidos, pasando por los robots en tienda o la implantación de la realidad virtual en su departamento de recursos humanos, el gigante gallego no se queda atrás en la digitalización de su negocio.

 

La compañía, fundada en 1985 por Amancio Ortega, que presidió el grupo hasta 2011, es una de las 35 empresas que componen el índice bursátil Ibex35. Inditex cerró el ejercicio 2016 con una facturación global de 23.311 millones de euros, un 12% más que en 2015. La empresa se mantuvo líder en su sector superando a rivales de la talla de la sueca H&M, que facturó 20.329 millones en 2016, y la estadounidense GAP, que redujo su cifra de negocio un 1,78% hasta 14.688 millones.

 

La empresa gallega invirtió 1.432 millones de euros en transformación tecnológica durante 2016. Según la información facilitada por Inditex a Kippel01, entre sus proyectos digitales estratégicos se encontraron: la ampliación y la modernización de las instalaciones logísticas y centros de diseño; la incorporación de nuevas tiendas o la renovación de las ya existentes; la investigación y el desarrollo (I+D) de tecnología sostenible aplicada a tienda, así como la puesta en marcha de su programa de recogida y reciclaje de prendas.

 

 

 

 

La inversión de Inditex en transformación digital ha sido constante durante el último lustro. La compañía ha invertido en plataformas operativas y modernización de procesos un total de 700 millones de euros en los últimos cinco años, mientras que ha destinado más de mil millones a la incorporación de tecnología de apoyo a los servicios de tienda y centros logísticos.

 

Según afirman desde el gigante de la industria textil, la venta por Internet ha sido el principal proceso de su transformación tecnológica. Inditex apostó por la venta online en un momento en el que pocas empresas españolas del sector de la moda se atrevían a comercializar sus productos en la Red. Empezó en 2007, con el lanzamiento de la plataforma online de Zara Home, en 2010 lanzó la plataforma de ecommerce de Zara y en 2011 lo hizo con el resto de cadenas.

 

Desde entonces hasta ahora, el grupo ha completado su experiencia de compra online con la omnicanalidad. Los clientes pueden recoger los pedidos digitales en tienda física en un periodo de entre dos y 48 horas, devolver estas compras en sus establecimientos o comprar por Internet desde las propias tiendas.

 

Actualmente, las marcas de Inditex tienen presencia online en un total de 46 mercados. Pero, además de la venta digital, la empresa ha dedicado recursos al despliegue de otras iniciativas que le permitan reducir los tiempos respecto a sus rivales en la inacabable carrera por el consumidor.

 

 

 

 

Del pago con móvil a la ecoeficiencia 

En septiembre de 2016, Inditex lanzó el pago a través de smartphone en todas las tiendas del grupo. Este servicio está disponible en las apps de las ocho marcas de la empresa, además de en la plataforma de la compañía, InWallet, que permite realizar el pago en cualquiera de sus tiendas. El coloso textil ha implementado el pago por móvil en un total de quince países.

 

Por otro lado, la tecnología de identificación por radiofrecuencia (Rfid) es otro de los pilares estratégicos de la empresa en su transformación tecnológica. Varias de las iniciativas de Inditex basculan sobre este proyecto, que permite identificar individualmente las prendas desde las plataformas logísticas hasta su venta. Su mayor ventaja es el aumento de velocidad y precisión a la hora de localizar los artículos, lo que agiliza el trabajo y la atención al cliente.

 

En 2016, la compañía llevó la iniciativa Rfid a todas las tiendas Zara y comenzó a desplegarla en otras cadenas como Massimo Dutti y Uterqüe. Para 2018, el grupo tiene previsto comenzar a hacer lo propio en Bershka y en 2019 culminar la implantación de esta tecnología en todas las marcas.

 

 

 

 

El punto de recogida online es otra de las apuestas más destacadas de Inditex en el marco de su digitalización. La compañía ha iniciado la fase piloto de este servicio en Zara, permitiendo recoger las compras realizadas online en las tiendas físicas a través del escaneo de un código QR o con la introducción de un código PIN incluído en el ticket electrónico.

 

Otro de los puntos donde Inditex ha hecho hincapié ha sido la ecoeficiencia. La compañía ha incorporado a sus tiendas tecnología que permite reducir el consumo de agua en una media del 40% y de energía en una media del 20%. A cierre del ejercicio 2016, seis de cada diez tiendas del grupo eran ecoeficientes y el objetivo es que todas lo sean en el año 2020.

 

Mentalidad ‘techie’

La transformación tecnológica nunca se culmina, siempre se abren nuevos frentes. Actualmente, Inditex aborda tres: los chatbots, los ultrasonidos y la geolocalización. Así lo confirmó la compañía en el marco del South Summit 2017 en Madrid.

 

 

 

 

Desde el área de innovación de la compañía siempre están identificando nuevas tecnologías para analizar si son viables y si pueden integrarlas, y decidir cuál es el mejor momento para hacerlo. Los equipos de Inditex están constantemente buscando la creación de sinergias entre otras start ups y corporates, y para ello se mueven entre los que consideran los principales hubs tecnológicos (San Francisco, Tel Aviv, Boston, Madrid y Barcelona).

 

Por tanto, Inditex no camina sola en su proceso de digitalización. Además de terceras empresas, diversas universidades, centros de investigación y organizaciones mundiales colaboran mano a mano con la empresa para nutrir su desarrollo productivo. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), por ejemplo, trabaja con la compañía gallega en la mejora del reciclaje de fibras textiles a partir de prendas usadas.

 

Otras instituciones como el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (Prbb), Eureka, la Universidad de Santiago de Compostela, la Universidade da Coruña y la escuela Técnica de Igualada colaboran con el coloso de la industria textil. 

Relacionados
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...