Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 May 201801:17

h Pro

Inditex lleva su ‘tienda del futuro’ a Tokio con su tercer ‘pop up’ de Zara sólo para pedidos online

16 May 2018 — 04:55
I. P. Gestal / M. Bertero
Me interesa

El establecimiento está equipado con un sistema que, a través de un código QR, permite disfrutar de opciones exclusivas en la aplicación de Zara cuando el cliente se encuentra en esta tienda en concreto.

Inditex lleva su ‘tienda del futuro’ a Asia con una tienda Zara sólo para pedidos online en Tokio

 

Inditex lleva a Japón su fórmula del futuro. El grupo, inmerso en una transformación digital y de su red de tiendas, ha puesto en marcha en Japón un pop up store de Zara dedicado únicamente a pedidos online. La cadena de Inditex estrenó este concepto a principios de año en Londres y, unos meses después, lo replicó en Milán.

 

El establecimiento se encuentra en el centro comercial Roppongi Hills de la capital nipona. El complejo, de posicionamiento medio-alto, se encuentra en un el barrio de Roppongi, popular en Tokio por su animada vida nocturna y muy frecuentado por turistas.

 

La tienda, que cuenta con una superficie de 800 metros cuadrado repartidos en dos plantas, abrió sus puertas el pasado 8 de mayo y permanecerá abierta hasta la reapertura en agosto del flagship de Zara en la misma zona, que está siendo ampliado y reformado ampliamente.

 

En el espacio efímero se expone una pequeña selección de prendas de mujer, hombre y niño que pueden ser adquiridas únicamente a través de la Red. El establecimiento está equipado con un sistema que, a través de un código QR, permite disfrutar de opciones exclusivas en la aplicación de Zara cuando el cliente se encuentra en esta tienda en concreto.

 

 

Gracias a esta tecnología, los clientes pueden pedir una talla o adquirir la prenda de su preferencia desde sus dispositivos personales o con la asistencia del personal de tienda. También se puede combinar el pedido online y el pago en caja.

 

Los pedidos realizados antes de la una de la tarde se pueden recoger en el mismo díaen el establecimiento a partir de las seis de la tarde. En el caso de las compras realizadas por la tarde, el horario de recogida es a partir del día siguiente.

 

Zara estrenó este concepto de tienda a principios del año en el centro comercial Westfield en Stratford (Londres), coincidiendo con las obras de renovación de su flagship store en el mismo complejo.

 

 

 

En abril, la cadena llevó este formato a Milán, donde abrió un establecimiento también efímero en el interior de su flagship en Corso Vittorio Emanuele, coincidiendo con la reforma integral del espacio.

 

Si, para la primera prueba, Zara escogió el país europeo donde el ecommerce tiene una mayor tasa de penetración, para el aterrizaje de este concepto en Asia ha apostado también por un mercado maduro y muy habituado a las compras online.

 

Japón es el tercer mayor mercado del comercio electrónico en el mundo y uno de los de mayor crecimiento (con permiso de China). La moda es la categoría más vendida a través de la Red y cuenta con sus propios o peradores locales especializados como Zozo Town, Mash Style Labs o Trinity Arts.

 

Aunque más tardío que otros retailers en su salto al canal online, Inditex ha acelerado su transformación digital y, desde 2012, la compañía está inmersa en un plan para reducir su dependencia del canal físico. Desde entonces, el grupo ha absorbido 1.046 puntos de venta, ha puesto en marcha 2.994 nuevos establecimientos, ha reformado 1.241 y ha ampliado otros 907. En total, el grupo ha transformado el 80% de su superficie comercial.

 

El plan se enmarca en la estrategia “completamente integrada” en la que su presidente, Pablo Isla, insiste en cada presentación de resultados y que ha supuesto también la implementación de nuevas tecnologías como robots para recoger en tienda pedidos online (que se está testando en A Coruña) o envíos rápidos utilizando los puntos de venta físico como almacén para el ecommerce.

 

El grupo gallego finalizó el ejercicio 2017 (cerrado el pasado 31 de enero) con unas ventas de 25.336 millones de euros, un 9% más que el año anterior. Las ventas por superficie comparable se elevaron un 5%, frente al 10% de 2016. 

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...