Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

09 Dic 201906:28

h Tecnología

¿Adiós a la consola? El ‘cloud gaming’ irrumpe para poner en jaque al ‘hardware’

19 Oct 2018 — 04:57
Daniel López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Los juegos ejecutados en servidores y no en una máquina apuntan a condicionar el futuro del sector. Sony, Microsoft, Nvidia y Valve, entre otros, trabajan en esta tecnología, ya probada, pero con mucho camino por recorrer.

¿Adiós a la consola? El ‘cloud gaming’ irrumpe para poner en jaque al ‘hardware’

 

Jugar a videojuegos no es barato. Títulos aparte, una PlayStation 4 o una Xbox One son unos 300 euros (400 euros en el caso de PS4 Pro y más si es una Xbox One X). El precio de un PC es algo más variable, pero jugar a un alto rendimiento implica gastarse más de lo que cuesta una consola, especialmente por el encarecimiento de las tarjetas gráficas. ¿Y si no hubiera que pagar más por el hardware y sólo hubiera que preocuparse por adquirir los juegos? Ese es el lema del cloud gaming.

 

También apodado como gaming-as-a-service (GaaS), se trata de una nueva forma de jugar a videojuegos que se basa en el poder de los servidores. Tradicionalmente, los títulos los mueven las consolas y los PC, algo que queda totalmente atrás cuando nos referimos al cloud gaming, donde los servidores de una compañía ejecutan los juegos. Se podría decir que el usuario está jugando a un vídeo en streaming más que a un videojuego, como si de un Netflix interactivo se tratase.

 

Es una idea inconcebible hace una década, donde disponer de los servidores con el poder suficiente como para llevar a cabo esta clase de acciones habría sido demasiado caro, por no decir surrealista. El streaming en alta resolución habría consumido bastante ancho de banda y el delay, es decir, el retraso entre el input y el vídeo recibido no habría generado en ningún caso una experiencia de juego satisfactoria.

 

 

 

 

El mundo digital es más real que nunca, y apenas está en su etapa inicial. El gaming-as-a-service es una tecnología emergente, ya probada, pero con mucho camino por recorrer. El tamaño del mercado global del cloud gaming superará los 2.600 millones de dólares (2.253 millones de euros) en 2022, lo que se traduce en un 36% más respecto a lo que representó en 2017, de acuerdo con el informe Global Cloud Gaming Market 2018-2022 elaborado por Technavio.

 

En ese sentido, una serie de actores han irrumpido en este ámbito con el objetivo de llevarse su porción del pastel antes de que el servicio se vuelva tendencia. Y no es descabellado, pues hasta los grandes fabricantes de hardware, como Sony y Microsoft, trabajan en propuestas de este tipo. Incluso AMD, que implanta los semiconductores en las consolas de ambas empresas, reconoció este año compartir la visión de futuro con sus socios con respecto al cloud gaming.

 

PlayStation Now es un ejemplo evidente. Se trata del servicio de juego en la nube de Sony, y permite a los usuarios acceder a una selección de títulos de PlayStation 2, PlayStation 3 y PlayStation 4 vía suscripción de pago. Los juegos pueden ser ejecutados desde una PS4 y un PC. ¿Y desde un smartphone? En eso es en lo que trabaja su rival, Xbox, que está desarrollando un servicio de cloud gaming que pueda ser utilizado desde cualquier dispositivo.

 

 

 

 

La división de videojuegos de Microsoft ya ha presentado xCloud, el proyecto con el que se adentrará en el sector del juego en la nube. La compañía afirma que ha sido capaz de reducir la latencia, uno de los factores más importantes que aún lastra el rendimiento del GaaS y que lo aleja de la excelencia que sí ofrece un hardware dedicado.

 

Google también está inmerso en un proyecto que podría suponer su entrada en el mundo de los videojuegos. Project Stream es su última iniciativa en este campo y ya ha demostrado que es capaz de ejecutar un juego de la exigencia técnica de Assassin’s Creed: Odyssey desde Chrome. En ese aspecto, el procesamiento del título en cuestión corre a cargo de la nube de Google.

 

Gamefly, LiquidSky, Nvidia, Playkey, Ubitus, Utomik, Valve y Zynga son algunas compañías que ofrecen o trabajan servicios relacionados con el GaaS. En España, se encuentra Playgiga, una start up que arrancó el año pasado en el extranjero y que este mes ha aterrizado en el país para ofrecer Wade Box, su plataforma de videojuegos por streaming a precio de suscripción.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...