Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

11 Dic 201818:46

h Tecnología

La IA se ‘instala’ en la oficina: el 70% de las empresas la habrán integrado para 2030

21 Sep 2018 — 04:54
Daniel López
Compartir
Me interesa

El lenguaje natural, la asistencia virtual, la automatización de procesos y el machine learning son algunas de las herramientas que la gran mayoría de corporaciones adoptarán a lo largo de la próxima década.

La IA se ‘instala’ en la oficina: el 70% de las empresas la habrán integrado para 2030

 

Lenguaje natural, asistencia virtual, automatización de procesos o machine learning son algunas de las herramientas que componen la inteligencia artificial (IA). Su potencial es elevado en el entorno empresarial y la gran mayoría de corporaciones se preparan para adoptar esta tecnología durante la próxima década, hasta el punto de que el 70% de las compañías la habrán integrado para 2030.

 

Así lo destaca la consultora McKinsey en su último estudio Modeling the impact of AI on the world economy, que indica que la IA tiene el potencial de generar una actividad económica global de alrededor de 13.000 billones de dólares (11.131 billones de euros) para 2030.

 

La automatización laboral, la innovación y la nueva competencia serán clave para el crecimiento de la productividad impulsando por la inteligencia artificial. Otros factores, como el ritmo de adopción de esta, la conectividad global y la estructura de los mercados laborales, contribuirán a la magnitud del impacto de dicha tecnología.

 

 

 

 

En ese aspecto, el estudio de McKinsey remarca que la IA podría ampliar las brechas entre países, profundizando la grieta digital actual. Las economías que lideren esta área podrían captar entre un 20% y un 25% adicional de beneficios económicos en comparación con el presente. Mientras tanto, los territorios en vías de desarrollo lograrían entre un 5% y un 15%.

 

El informe argumenta que el envejecimiento de la población y las tasas salariales altas de las economías avanzadas restan incentivos a las mismas para sustituir el trabajo humano por máquinas. Por el contrario, los países en vías de desarrollo obtendrían un beneficio económico relativamente más bajo.

 

En todo caso, McKinsey advierte a los más rezagados: los adoptantes tardíos de la IA tendrán dificultades para generar impacto, desarrollar nuevas capacidades y atraer talento. Aquellos que sí implementen esta tecnología podrían tener un crecimiento adicional de flujo de efectivo neto de alrededor del 6% durante la próxima década, apunta la consultora.

 

 

 

 

Los no adoptantes, por su parte, podrían experimentar una disminución de alrededor del 20% en su flujo de efectivo desde los niveles actuales, asumiendo el mismo tipo de costes e ingresos que en la actualidad. Es más, la existencia de una dinámica competitiva entre las compañías a la hora de adoptar la IA podría provocar un debate sobre la distribución desigual de los beneficios que aporta esta tecnología.

 

Por supuesto, los trabajadores asumirán las consecuencias de todo este seísmo provocado por la inteligencia artificial. La demanda de empleos podría pasar de tareas repetitivas a aquellas que requieren de mayores habilidades en el ámbito digital. Por tanto, los puestos de trabajo centrados en actividades reiterativas disminuirán hasta un 30% para 2030, apunta McKinsey.

 

Llegados a este escenario, los responsables políticos deberán mostrar un “liderazgo audaz” para superar la incomodidad entre los ciudadanos sobre la amenaza para sus trabajados a medida que la automatización se afiance, recoge el estudio. La rotación laboral podría ser más frecuente y será necesario que los candidatos actualicen continuamente sus habilidades para satisfacer las necesidades de un mercado dinámico y cambiante.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...