Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Jun 201821:19

h Pro

De la fábrica a la ‘app’: Seat, Kia y Renault suben su apuesta por el ‘carsharing’ a golpe de chequera

12 Mar 2018 — 04:54
A. Pijuán
Me interesa

Seat con Respiro, Kia con Wible o Renaut con Zity son algunos de los últimos proyectos que han arrancado en España bajo el paraguas del coche compartido, un nicho de mercado que momento representa sólo el 1% de los trayectos realizados.

De la fábrica a la ‘app’: Seat, Kia y Renault suben su apuesta por el ‘carsharing’ a golpe de chequera

 

Menos del 1% de los trayectos que se realizan en Europa corresponden a servicios de transporte compartido, pero las perspectivas de que ese porcentaje se incremente hasta más de un 30% han provocado que grupos como Seat, Kia, Renault, Daimler o Peugeot se coloquen de forma estratégica en el tablero de la movilidad compartida en España.

 

Los datos del informe Five trends transforming the automotive industry, elaborado por PwC, apuntan a una oportunidad de negocio clara. Este señala que, para 2030, los trayectos realizados por servicios de movilidad compartida alcanzarán el 35% en Europa, se situará en el 34% en Estados Unidos y crecerá hasta un 46% en China.

 

Las perspectivas de crecimiento del sector han resultado un aliciente más en la estrategia de Seat, que en el marco del Mobile World Congress lanzó Xmoba. Esta filial, controlada al 100% por el fabricante, se encargará de comercializar todos los servicios de movilidad de la empresa. Es en esta sociedad donde Seat ha integrado Respiro, la start up de carsharing que adquirió en febrero.

 

 

 

 

Se desconoce la inversión que llevó a cabo Seat al adquirir esta empresa, pero el fabricante aseguró que con ello se internaba en un “modelo de negocio ya probado”. Respiro, operativa en Madrid y Palencia, cuenta con una flota mixta de 200 automóviles entre eléctricos, híbridos, GNC (gas natural comprimido), GLP (gas licuado del petróleo) y de bajas emisiones.

 

Con este movimiento, Seat se sumó a la pugna que ya mantenían Daimler y Grupo PSA (anteriormente PSA Peugeot-Citroën) en Madrid. El primero es el único propietario de Car2Go desde que a principios de marzo comparar el 25% restante que controlaba Europcar. La compañía aterrizó en la capital a finales de 2015 y fue uno de los primeros servicios de carsharing que operó en el país.

 

Daimler (que engloba la marca Mercedes) creó Car2Go en 2008, en Texas. No fue hasta 2011 cuando decidió entrar en Europa, cuando ya había alcanzado un millón de usuarios en el mercado norteamericano. El grupo pagó setenta millones de euros para adquirir el 25% que restaba en manos de Europcar, lo que elevó la valoración de Car2Go en unos 280 millones de euros, según TechCrunch.

 

Las últimas cuentas disponibles del grupo en España reflejan unos ingresos de 5,5 millones de euros y unas pérdidas de 1,4 millones de euros, según consta en el Registro Mercantil. Desde entonces hasta ahora, Car2Go ha recurrido al alza de sus tarifas para poder paliar sus pérdidas y rentabilizar su negocio en el mercado español. El grupo cuenta con 196.000 usuarios en el país.

 

 

 

 

La política de subida de precios de Car2Go también la ha replicado Emov, el proyecto carsharing de Citroën y la empresa Eysa (Estacionamiento y Servicios), que controla el 51% del capital. La compañía empezó a operar en España en diciembre 2016, por lo que se desconoce su evolución en el país. Según los últimos datos del Registro Mercantil, esta ingresó 23.000 euros en el último mes del año y alcanzó unas pérdidas de más de medio millón de euros.

 

En la actualidad, Emov prepara ya su salto a Portugal, donde ha registrado la sociedad Eysa-Psa Portugal, dotada con un capital social de 600.000 euros. Su marca también está registrada en el registro europeo de marcas desde abril de 2017. La estrategia de Grupo PSA por acceder al mercado de la movilidad se ha materializado en el lanzamiento de su nueva aplicación Free2Move, que permite acceder a seis servicios de carsharing: cuatro en Francia y dos en España (Emov y la propia Car2Go).

 

La competición entre ambas empresas ha sido un cara a cara hasta principios de 2018, cuando Ferrovial y Renault decidieron subirse a la ola del coche compartido con Zity, un servicio de coches eléctricos participada en un 80% por Ferrovial y en un 20% por Renault. La nueva empresa inició operaciones en Madrid con una flota de 500 vehículos.

 

 

 

 

El inicio del año nuevo dio otra sorpresa al sector: la llegada de Wible. La plataforma, que es un proyecto conjunto entre Repsol y Kia, empezará a operar también en Madrid durante el segundo semestre de 2018. El fabricante nipón aportará algunos de sus modelos, los cuáles aún no ha revelado, mientras que Repsol propondrá soluciones de recarga de coches eléctricos, más allá de sus conocimientos en materia energética. La marca Wible, que apela a la expresión ‘widely accesible’ (ampliamente accesible), ya opera en Corea del Sur bajo el paraguas de Kia desde el año pasado. 

 

Las características geográficas y demográficas de España, así como la buena acogida que están recibiendo este tipo de servicios, son algunos de los factores que han llevado a ambos grupos a lanzar Zity. El consorcio prevé alcanzar la rentabilidad en 2019, pero reconoce que es un sector complicado. Sólo en la flota, la inversión asciende a unos catorce millones de euros. Su pistoletazo de salida está pendiente de la autorización de las autoridades de Competencia de la Comisión Europea.


Jean Cristophe Kugler, vicepresidente de Renault para la región europea, solicitó en el Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza) que se limite el número de operadores de carsharing que operan en Madrid, argumentando que si la competencia “crece a diez, nadie va a tener éxito”. El directivo considera que las administraciones deberían ser “muy serias” en este aspecto.

 

 

 

 

Estos no son los únicos players que están intentando encontrar su papel en el futuro del automóvil. El fabricante alemán Bosch ya ha anunciado en lanzamiento de Coup, una plataforma que ofrecerá servicios de moto compartida con la que la empresa ya opera en las calles de Berlín y París desde hace algo más de medio año.

 

Del mismo modo que sus competidores, Coup pondrá destino a Madrid el próximo verano, con lo que entrará a competir de forma directa con eCooltra. Esta última acaba de recibir el espaldarazo económico de Suma Capital, que ha inyectado cinco millones de euros para potenciar el despliegue de más de mil motos eléctricas que operarán principalmente en Madrid y Barcelona.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...