Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

15 Nov 201819:28

h Empresa

2017, el año en que las tecnológicas chinas se subieron al ‘ring’ de EEUU

22 Dic 2017 — 05:00
Daniel López
Me interesa

La china Tencent consiguió arrebatarle este año a Facebook el quinto puesto del ránking de las empresas más valoradas del mundo. Fue el mejor golpe de China, que aspira a acabar con la hegemonía estadounidense.

2017, el año en que las tecnológicas chinas se subieron al ‘ring’ de EEUU

 

Los pesos pesados de la tecnología china se erigieron en 2017 como los grandes aspirantes para disputarle el oro a Estados Unidos. Tencent, Alibaba, China Mobile, Baidu y Huawei, todas ellas tecnológicas, lideraron este año los primeros puestos de las compañías con mayor capitalización de China. Fue en noviembre cuando el país asiático le asestó su mejor golpe al norteamericano: Tencent se colaba en el top 5 de las empresas más valiosas del mundo.

 

El gigante de los videojuegos y las redes sociales superó a Facebook tras haber catapultado su valor de mercado un 127% en 2017, un incremento de 292.000 millones de dólares (248.912 millones de euros). Tencent alcanzó una capitalización de 523.000 millones de dólares (445.928 millones de euros) el pasado 20 de noviembre, sobre los 522.000 millones de dólares (445.075 millones de euros) de Facebook.

 

Fue la entrada triunfal de la compañía de Shenzen en el club del medio billón de dólares, junto a Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon y Facebook. Tencent se convirtió en la primera empresa de su país en estar valorada en más de 500.000 millones de dólares; lo hizo tras golpear el mercado estadounidense con la adquisición del 12% de Snap, la matriz de la red social Snapchat, el pasado noviembre.

 

 

 

 

La compañía de Ma Huateng compró 145,8 millones de acciones de la tecnológica, que le servirían para consolidar la plataforma en la región asiática y poner contra las cuerdas a Instagram, propiedad de Facebook. La red social estadounidense tiene dificultades para operar en Asia, especialmente en aquellas plazas donde la hostilidad legal juega en contra de las empresas extranjeras, como en el caso de China.

 

El país que gobierna Xi Jinping cercenó la libertad en Internet el pasado agosto tras anunciar un conjunto de regulaciones con el que pretendía eliminar los mensajes de usuarios anónimos en foros de la Red y otras plataformas. Grupos como Tencent, Alibaba o Baidu han cedido ante la presión del Estado chino sobre la limitación de los contenidos online, una medida que se aprobó el pasado 1 de junio en base a una nueva ley de ciberseguridad que ha provocado el cierre de plataformas de vídeos móviles y cuentas.

 

Sacudidas por el hastío legal en China, las grandes tecnológicas locales decidieron que 2017 sería el año de conquistar nuevos mercados. Fue el caso Xiaomi, el fabricante de smartphones, que decidió que la puerta hacia su negocio europeo se instalaba en España. La compañía se fijó el objetivo de abrir 2.000 tiendas en los próximos años en toda Europa; las dos primeras en Madrid el pasado noviembre, en los centros comerciales de La Vaguada y Xanadú.

 

 

 

 

Otro fabricante chino de smartphones que decidió en 2017 contratar un vuelo hacia España fue Oppo, que prevé aterrizar en el mercado español en la primavera de 2018. Los responsables de la compañía establecieron contacto con distribuidores locales en el último mes del año para comenzar a trazar su estrategia de entrada en el país. Europa se ha convertido en un mercado goloso: China Mobile, la mayor teleco de China, pretende dar el salto al mercado británico en forma de operador móvil virtual (OMV) en 2018.

 

Debieron de fijarse las tecnológicas chinas en lo bien que le estaba sentando el cambio de aires a otras empresas de su país, como Huawei. La empresa de Ren Zhengfei superó este verano a Apple en ventas mundiales de teléfonos y alcanzando el segundo puesto en el ránking global, según un estudio de Counterpoint Research. Fue la primera vez en la historia que Huawei le arrebata su puesto a Apple, a quien solo la surcoreana Samsung era capaz de mirar por encima del hombro.

 

No toda esta batalla corporativa entre Estados Unidos y China se focalizó en los grandes grupos. Las start ups chinas también ganaron mayor peso este año, algunas alcanzando valores astronómicos a los que anteriormente sólo aspiraban los proyectos más brillantes de Silicon Valley. 2017 también fue el año en el que aumentó el avistamiento de unicornios en China.

 

 

La pugna por liderar el club de los ‘unicornios’

Estados Unidos ostenta el mayor número de unicornios, dícese de aquellas compañías que consiguen un valor superior a los mil millones de dólares en su etapa inicial. Es el club al que todas las empresas emergentes quieren pertenecer y China se ha convertido en el aspirante a fundar un grupo lo suficientemente sólido como para afrontar una pugna contra el país que gobierna Donald Trump.

 

 

 

 

Y es que fuera de Estados Unidos, China es el país con el mayor número de compañías unicornio, con un total de 55. Las tres empresas más valiosas de esta lista son el Uber chino Didi Chuxing, con un valor de 50.000 millones de dólares, Xiami (46.000 millones de dólares) y la plataforma de préstamos online Lu (18.500 millones de dólares).

 

Las compañías no estadounidenses más valiosas que consiguieron alcanzar este año el estatus de unicornio fueron la plataforma china Toutiao, dedicada a los contenidos informativos a través de inteligencia artificial, y valorada en 11.000 millones de dólares; la empresa china de alquiler de bicicletas Mobike (3.000 millones de dólares); y la start up, también china, NIO, dedicada al diseño y desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos de alta gama (2.900 millones de dólares). 

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...