Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

15 Dic 201920:13

h Empresa

2017, el año en que Pallete despidió a la vieja guardia de Telefónica

18 Dic 2017 — 04:57
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

En los últimos doce meses, el presidente de Telefónica ha nombrado a un nuevo consejero delegado para la empresa, ha remodelado el área de innovación y ha presentado en sociedad a Aura, la cuarta plataforma de Telefónica.

2017, el año en que Pallete despidió a la vieja guardia de Telefónica

 

Renovar el consejo: check. Simplificar de la estructura de la multinacional: check. Virar hacia las últimas tecnologías: doble check. El año en que José María Álvarez-Pallete ha consolidado su mandato al frente de Telefónica ha supuesto una ligera pero firme sacudida a los cimientos de la compañía española. Y la primera en notar los efectos de este cambio ha sido la vieja guardia de Telefónica.

 

Pallete fue ratificado por unanimidad como presidente de Telefónica el 8 de abril de 2016, momento en que César Alierta dio un paso al lado tras casi dieciséis años en la primera línea de la compañía.

 

En su primer designio, Pallete ya expresó su voluntad de remodelar el consejo de administración de la teleco, lo que se tradujo en el cese de algunos consejeros estrechamente vinculados a Alierta: Fernando de Almansa, Carlos Colomer, Santiago Fernández y Alfonso Ferrari. Todos ellos llevaban más de una década en Telefónica y habían entrado en el consejo de administración de la empresa a petición del ex presidente.

 

 

 

 

En su lugar, la cúpula de Telefónica dio la bienvenida al físico Juan Ignacio Cirac, a José Javier Echenique, vicepresidente de Banco Sabadell; Sabina Fluxà, vicepresidenta del Grupo Iberostar, y Peter Löscher, consejero de las alemanas OMV Aktiengesellschaft y Sulzer.

Pero el verdadero cambio en Telefónica no llegó hasta un año después, momento en que Alierta presentó su renuncia voluntaria. La salida del directivo histórico de Telefónica precedió a la decisión de Pablo Isla, presidente de Inditex, y Gonzalo Hinojosa, fundador de Cortefiel, que también anunciaron su salida del consejo.

 

En su lugar se incorporaron los consejeros independientes Carmen García de Andrés, presidenta de la Fundación Tomillo, y Francisco José Riberas, fundador del grupo Gestamp. De esta forma, la cúpula de Telefónica redujo el número de consejeros de 18 a 17, dejando a Pallete vía libre para moldear la teleco.

 

 

Savia nueva para Telefónica

Luis Blasco, Javier Placer y los consejeros delegados de Reino Unido, Alemania y Brasil: fuera. La mano de Pallete no sólo se notó en el consejo de administración de la compañía, sino que también remodeló una gran parte del equipo directivo de la teleco, empezando por el número dos al mando: el consejero delegado.

 

El presidente de Telefónica tardó casi un año en escoger a su predecesor y, finalmente, colocó al frente de la teleco a un experto en finanzas: Ángel Vilá. Hasta entonces, el directivo había ejercido como responsable de finanzas y desarrollo corporativo de la empresa. La designación de Vilá como consejero delegado fue un reflejo de la voluntad de Telefónica de continuar con la reducción de su deuda financiera para poder continuar avanzando en su estrategia digital.

 

 

 

 

En paralelo al ascenso de Vilá, uno de los más destacados de todo el año, la empresa también asistió a la salida de Luis Blasco, hasta entonces presidente de Movistar; Phil Jordan, que ejercía como global chief information officer, o Thorsten Dirks, director general de Telefónica Deutschland, que fue sustituido por Markus Haas.

 

Los jefes de las distintas filiales de Telefónica también fueron reemplazados: Mark Evans sucedió a Ronan Dunne en Reino Unido en agosto de 2016 y Eduardo Navarro de Carvalho reemplazó a Amos Genish al frente de Telefónica Brasil el pasado 1 de enero. A pocas semanas de cerrar el año, el grupo de telecomunicaciones nombró a José Luis Rodríguez Zarco como nuevo presidente de la operadora en Venezuela, en sustitución de Pedro Cortez, que fue designado consejero delegado de la filial en Perú.

 

 

Aura, la cuarta plataforma de Telefónica

La voluntad de Pallete de que Telefónica ponga rumbo hacia una estructura más digitalizada quedó patente cuando el directivo nombró a Chema Alonso como jefe de datos de la teleco. Pero el golpe definitivo del presidente se produjo con la presentación de Aura, la cuarta plataforma de Telefónica.

 

La plataforma de inteligencia cognitiva ha sido una de las apuestas fuertes de Telefónica en 2017, presentada en el marco de la celebración del Mobile World Congress. “Con Aura queremos transformar los datos en conocimiento y ponerlo en manos de nuestros clientes, que puedan decidir y actuar, y que puedan sacar el máximo partido de su relación con Telefónica”, aseguró Alonso en el momento del lanzamiento de Aura.

 

Aura representó también un acuerdo de paz con las tecnológicas como Google o Facebook. Con la plataforma, los clientes de la teleco pueden controlar si ceden sus datos o no a terceros. A modo de ejemplo, Unicef y Telefónica sellaron un acuerdo por el que la organización podía solicitar a los clientes de la empresa datos anónimos referentes a la movilidad o al uso del móvil para mejorar sus respuestas ante catástrofes naturales. Para el lanzamiento de la plataforma, Telefónica contó con el apoyo de Microsoft.

 

 

 

 

Y, mientras Pallete presentaba la nueva joya de la corona de Telefónica, el área de innovación de la compañía sufría una remodelación total. Por una parte, la división de comercial digital pasó a manos de Mariano de Beer, que desembarcó en Telefónica procedente de Microsoft a finales de 2016. Por otra, la disolución de Tuenti, cuya matriz fue liquidada en septiembre y, por otra, la renovación de la cúpula de Telefónica Open Future.

 

En marzo, el responsable global de Wayra, Mariano Amartino, decidió abandonar la empresa por discrepancias con Javier Placer, sobrino de Alierta y consejero delegado de Telefónica Open Future. Sólo tres meses después, este mismo decidió abandonar la compañía por voluntad propia.

 

A finales de noviembre, Telefónica decidió colocar a un externo al frente de esta división. La empresa fichó a Miguel Arias, director de operaciones de Carto, como nuevo director global de Telefónica Open Future. El directivo, en cuyas manos quedará la gestión de las aceleradoras Wayra y los espacios de coworking que gestiona el grupo, se incorporará a la empresa a principios de 2018.

 

 

Objetivo clave: reducir deuda

Otra de las líneas de actuación que han marcado el año de Telefónica ha sido su estrategia para reducir su endeudamiento. En el trimestre en que Pallete asumió la presidencia, la deuda de la teleco española se situaba en 52.568 millones de euros. Año y medio después, el endeudamiento de la empresa se ha reducido en un 10,16%, hasta concluir septiembre con 47.222 millones de euros. En lo que va de año, la reducción ha sido del 2,8%.

 

En los últimos doce meses, el grupo ha recurrido en varias ocasiones a la colocación de bonos para aliviar su deuda y el pasado septiembre anotó una generación de caja libre de 1.600 millones de euros. Por otra parte, la compañía prevé que la culminación de la venta del 40% de Telxius al fondo estadounidense KKR acelerará la reducción de la deuda neta en 1.275 millones de euros.


Entre enero y septiembre, Telefónica anotó una cifra de negocio de 38.846 millones de euros, un 1,4% más en términos reportados y un 2,9% más en términos orgánicos. En el mismo periodo, su beneficio se elevó un 9,6%, hasta 2.439 millones de euros. Como viene siendo habitual en los últimos meses, la filial brasileña fue la que registró un mayor incremento en sus ingresos, que se situaron en 9.128 millones de euros. En España, su mercado local, la facturación fue de 9.410 millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...