Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Jun 202105:02

h Empresa

Antevenio, diversificar en producto y mercado para sobrevivir a la crisis de las ‘puntocom’

12 Mar 2018 — 04:57
Amelia Pijuán
Compartir
Me interesa

“Había muchísimo dinero para invertir, mucha gente vio la panacea en el mundo digital y empezó a inflar el sector de una forma increíble”, recuerda Fernando Gárate, cofundador y director general corporativo de Antevenio.

Antevenio, diversificar en producto y mercado para sobrevivir a la crisis de las ‘puntocom’

 

 

Marzo de 2000. El índice Nasdaq sobrepasa los 5.000 puntos, tocando su máximo histórico desde 1971 y convirtiéndose en el reflejo de la euforia por las compañías tecnológicas que sobrevolaba el mercado desde 1997. En los años noventa, la aparición de compañías tecnológicas basadas en la economía del conocimiento (la llamada Nueva Economía) despertó el interés del capital, que durante tres años financió empresas que pese a presentar un modelo de negocio innovador, no eran capaces de traducirlos en beneficios. 

 

Y la burbuja estalló. En España, Terra fue una de las grandes damnificadas del estallido de la burbuja puntocom, poniendo punto y final a su actividad en 2005. Pero, ¿qué paso con el resto de empresas españolas que empezaban a dar sus primeros pasos en el negocio de Internet? ¿Dónde están ahora los supervivientes de la burbuja de las puntocom?

 

 

“Fueron unos años frenéticos, un sprint para ver quién conseguía más cuota de mercado, quién abría más oficinas y quién llegaba a más países”. Así describe Fernando Gárate, cofundador y director general corporativo de Antevenio, los años de euforia que vivieron las empresas cuyo modelo de negocio se basaba en Internet durante 1997 y los 2000. “El sector estaba enfocado en el crecimiento: crecer en mercados, en estructura, en cobertura… el resultado de estas empresas no importaba tanto”, explica.

 

Gárate lleva más de veinte años remando en Antevenio junto a Joshua Novick, que el próximo 1 de julio abandonará la dirección de la empresa para convertirse en consejero de ISP. La compañía nació en Madrid en 1997, en un momento en el que la tarifa plana y el ADSL aún eran absolutos desconocidos en España.

 

El grupo, que inicialmente fue bautizado como I-Network, inició su actividad en el campo de la publicidad online y rápidamente emprendió su estrategia de expansión internacional para abanderar el mercado hispano de publicidad. Al echar la vista atrás, Gárate recuerda que había muchísimo dinero para invertir. “Mucha gente vio la panacea en el mundo digital y empezó a inflar el sector de una forma increíble”, señala el directivo.

 

 

 

 

Las ondas expansivas del estallido de la burbuja de las puntocom alcanzaron a las empresas españolas en 2001. “Cuando nos afectó teníamos oficinas en Madrid, Barcelona, Lisboa, Nueva York, Miami, México, Colombia, Chile y Argentina”, explica Gárate. En aquel entonces, el objetivo de Antevenio era liderar el mercado hispano de publicidad, por lo que su estrategia se basaba en crear infraestructura en todos los países para poder crecer en este negocio.

 

¿Qué ocurrió a partir de ese momento? “Los clientes y el dinero que había en el mercado empezaron a desaparecer: no había inversores ni empresas que invirtieran en publicidad”, señala el directivo, quien apunta que el mercado de la publicidad online perdió mucha cuota. La demanda del mercado también cambió de tono. De exigir crecimiento y cobertura, volvió a reclamar modelos de negocio sostenibles, empresas rentables y con valores de la economía tradicional.

 

“Llegado el momento tuvimos que replegarnos, cerramos oficinas y despedimos a gente, fue una etapa bastante desagradable -explica Gárate-; de las doscientas personas que conformaban nuestra plantilla pasamos a una treintena en Madrid”. Para el cofundador de Antevenio fue una “cuestión de supervivencia” porque, internamente, la financiación obtenida también se iba acabando. Por tanto, o reducían costes o “habría que cerrar”.

 

 

 

 

Antevenio tuvo que pulsar el botón de reset y empezar de cero en el mercado español. Tal y como asegura Gárate, “hubo un momento en que teníamos caja para dos o tres meses, no teníamos más perspectivas que esto”. Pocos de sus competidores en el sector del márketing digital consiguieron sobrevivir a la sequía de inversión y clientes, pero la empresa consiguió reconducir la situación en 2003.

 

“Conseguimos una ampliación de capital con los socios de un millón de dólares en 2003 y con ese millón empezamos a reconducir el negocio. Cuatro años después ya éramos rentables y decidimos dar el salto a Bolsa”, cuenta Gárate. Financiación aparte, el cofundador de Antevenio identifica la diversificación en su cartera de productos como uno de los factores clave que permitió a la compañía dejar atrás la resaca de la crisis de las empresas puntocom.  

 

Antevenio decidió dar el salto al mercado Euronext Growth de París en 2007, momento en el que se planteaba volver a emprender su estrategia de crecimiento en el extranjero. “Valoramos distintas opciones porque el Mercado Alternativo Bursátil aún no existía, al final nos decantamos por París porque había mucho movimiento en el mercado”, apunta el directivo.

 

 

 

 

 

La empresa española consiguió diez millones de euros con la operación, gasolina suficiente para lanzarse a la compra de otras empresas y asegurar su regreso a los mercados en los que operaba antes del estallido de la burbuja. La italiana Webnation, las españolas Netfilia o Shopall o la francesa Clash Media fueron algunas de las empresas que pasaron a engordar la cartera de Antevenio.

 

Su estrategia de compras le permitió crecer en Europa y Latinoamérica, donde opera con siete oficinas repartidas en Madrid, Barcelona, Milán, París, México DF, Bogotá y Buenos Aires. Con una plantilla de alrededor de doscientas personas, Antevenio formalizó su entrada en el mercado estadounidense en 2017 con la adquisición de React2Me.

 

“Desde Estados Unidos operamos con nuestra oficina en Nueva York, lo que ya nos permite acceder a buena parte del mercado -explica Gárate-; nuestra estrategia en el mercado estadounidense pasa por mantener y desarrollar el negocio que hemos adquirido y desarrollarlo”.

 

Los últimos datos disponibles relativos al ejercicio 2017 apuntan a una facturación de 28,6 millones de euros, un 13% más en relación al año anterior. Estas reflejan un fuerte incremento en la división de tecnología y servicios asociados, que pasó de facturar 4,6 millones de euros en 2016 a ingresar 8,3 millones de euros en pasado ejercicio. Aún no hay datos disponibles sobre su resultado dado que la presentación oficial de las cuentas será el 12 de abril.  

 


¿Se avecina otra burbuja?

Poco menos de veinte años han pasado desde que la burbuja de las puntocom llegara a su fin, pero la sombra de una nueva burbuja ha resonado con fuerza en los últimos años, propiciada por valoraciones millonarias de empresas con pérdidas también millonarias. Para Gárate, “los síntomas que hay hoy en día apuntan a una nueva burbuja”.

 

“Hay mucho dinero en el sector y mucho capital para invertir, para mí es un síntoma de que podría haber una nueva burbuja”, apunta el directivo, que sostiene que la gente tiende a inflar los números cuando corren buenos tiempos. “El caldo de cultivo existe, pero no sé si será inmediato o a largo plazo”, concluye.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...