Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 Nov 201902:20

h Empresa

AT&T España factura un 7,5% menos y supera una inspección de Hacienda en 2017

20 Jul 2018 — 05:00
Kippel01
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

En mayo de 2017, las autoridades fiscales notificaron a la filial española de AT&T el inicio de una inspección fiscal del IVA de los ejercicios de 2013 a 2015. La inspección concluyó en septiembre, “sin hallazgos adversos”.

AT&T España factura un 7,5% menos y sortea una inspección de Hacienda en 2017

 

AT&T contrae ligeramente su negocio en el mercado español. La filial española del gigante estadounidense (nuevo dueño de Time Warner) vio menguar su negocio en España el pasado ejercicio, contrayendo sus ventas un 7,5%, hasta 21,41 millones de euros. La sociedad española opera, desde 2004, bajo el Acuerdo Comercial Global Intercompañía (Agita) de AT&T, por el que la totalidad del importe neto de la cifra de negocios corresponde a transacciones con el grupo AT&T.

 

Por ello, “las cantidades facturadas a terceros se contabilizan como si se tratase de empresas del grupo bajo los términos de Agita”. En virtud de este acuerdo, tal y como se desprende del informe de gestión de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, “la empresa ofrece la red, ventas y márketing y apoyo administrativo general a una empresa matriz intermedia”

 

“Como resultado, la compañía tiene un riesgo limitado en relación con su negocio local y recibe ingresos de otra empresa del grupo como se especifica en el acuerdo”, prosigue el documento. En 2017, los más de 21 millones de ingresos de AT&T le reportaron apenas 616.000 euros de beneficios, un 76% más en relación al año anterior, y el impuesto sobre beneficios fue de 6.000 euros.

 

 

 

 

El 23 de mayo de 2017, las autoridades fiscales notificaron a AT&T del inicio de una inspección fiscal del IVA de los ejercicios 2013 al 2015. La inspección, no obstante, concluyó el 28 de septiembre de 2017, “sin hallazgos adversos”. Por otro lado, la empresa estadounidense tiene pendientes de posible inspección de las autoridades fiscales el Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2016, así como el resto de impuestos para los ejercicios comprendidos entre 2014 y 2017.

 

“En todo caso, los administradores consideran que dichos pasivos, en caso de producirse, no afectarán significativamente a las cuentas anuales”. El resultado bruto de explotación (ebitda) del negocio español de AT&T era de 190.000 euros, una vez descontados servicios exteriores (14,61 millones de euros), gastos de personal (4,75 millones de euros) y amortización del inmovilizado (1,65 millones de euros).

 

Durante el año pasado, el número medio de empleados era de 43, repartidos entre Madrid (32 trabajadores), Barcelona (8 personas), Avilés y Lugo. Más de la mitad de la plantilla de AT&T España, que proporciona soluciones de gestión de datos, telecomunicaciones y comercio electrónico a clientes locales e internacionales, trabajaba en el área de operaciones, y el resto se dividía entre funciones de soporte y ventas.

 

 

 

 

En 2017, el negocio global de AT&T reportó unos ingresos de 160.546 millones de dólares (137.921 millones de euros), un 1,97% menos que el año anterior, pero multiplicó sus ganancias por 2,2, hasta 29.450 millones de dólares (25.299,7 millones de euros). Sólo en el primer trimestre de 2018, la empresa ingresó 38.930 millones de dólares (33.443,8 millones de euros), un 1,1% menos.

 

El grupo lleva años inmerso en el proceso de fusión de Time Warner. La adquisición de la compañía de medios fue anunciada en octubre de 2016, pero la oposición de la Administración estadounidense a la operación por perjudicar supuestamente la competencia provocó que sufriera un bloqueo de casi dos años, con un proceso judicial de por medio.

 

El mes pasado, un tribunal de Washington aprobó la unión de los dos grupos dado que el Gobierno de Estados Unidos no dio suficientes pruebas que indicaran que la operación perjudica la competencia en el mercado. El Departamento de Justicia de Estados Unidos, no obstante, ya ha anunciado que recurrirá la decisión judicial. Según este, la fusión puede generar un aumento del precio de los servicios que prestan ambos grupos.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...