Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

21 Jun 201815:53

h Empresa

Bipi acelera en 2018: salto a Lisboa y París y nuevas oficinas en Madrid

11 Ene 2018 — 05:00
D. López
Me interesa

La compañía, propiedad de Llollo Mobility, prevé expandir su negocio a París y Lisboa durante el primer semestre de 2018. De momento, prepara su traslado de oficina en el centro de Madrid en el próximo mes.

Bipi acelera en 2018: salto a Lisboa y París y nuevas oficinas en Madrid

 

Bipi pisa el acelerador. La plataforma de movilidad, propiedad de Llollo Mobility, comienza el año con grandes proyectos. La empresa se ha marcado como objetivo subir una marcha con un cambio de oficinas en Madrid y realizar su primera incursión en el extranjero, con París y Lisboa en el punto de mira. Su desembarco en Europa está previsto “para la primera mitad del año”, tal y como ha asegurado Sergio Alonso, director de márketing de Bipi, a Kippel01.

 

Se trata de un movimiento que la compañía planeaba desde que cerró una ronda de 2,5 millones de euros liderada por Kibo Ventures el pasado septiembre. En aquel entonces, Hans Christ, consejero delegado de Bipi, aseguró que la empresa “no descartaba entrar en otros mercados en un futuro”. El desembarco en nuevos países supone “un cambio de lenguaje y de cultura, por lo que la implementación no es tan rápida”, según Alonso, como lo es en el caso de las ciudades españolas en las que operan.

 

Bipi ofrece servicio en Madrid, Barcelona, y Málaga, con la reciente incorporación de Palma de Mallorca, Valencia y Bilbao. En la capital está situada la sede de la compañía, que ultima un cambio de oficina de cara al próximo mes. La idea del grupo pasa por trasladarse desde el barrio de Arapiles al barrio de Almagro, cerca de la Plaza de Colón. La plantilla de la oficina se sitúa en torno a las cuarenta personas actualmente.

 

 

 

 

Entre sus próximos proyectos, el equipo trabaja en el lanzamiento de un modelo de suscripción “al estilo Netflix y Spotify” con el que pretende seducir “al usuario que no dispone de un coche en propiedad”. La idea de Bipi pasa por que el cliente pague una cuota que le permita acceder a un vehículo durante un número determinado de días al mes. “Se trata de una cuota sin permanencia con la que se puede acceder a un coche para el fin de semana o bien para diez días seguidos”, ha explicado Alonso.

 

El lanzamiento de este servicio está previsto para el primer trimestre de 2018 y estará especialmente focalizado en el público urbano y joven. Se trata de un modelo de negocio que algunos fabricantes de automóviles destacados han llevado a cabo en algunos mercados. Es el caso de Porsche, que en el último trimestre de 2017 comenzó a ofrecer en Estados Unidos un servicio de suscripción para clientes, en este caso no para jóvenes, de forma que estos tienen acceso al coche que necesitan desde 2.000 euros al mes.

 

Según Alonso, “si los jóvenes tienen que comprar un coche, pagar un párking y un seguro, es mucho más rentable alquilar de vez en cuando que tener esos gastos fijos”. El servicio de suscripción que propone Bipi pretende explotar precisamente esa opción. La empresa quiere conquistar al usuario con una cuota desde 199 euros al mes que incluya “un número de días de coche, seguro a todo riesgo, y que lo llevemos y lo recojamos”, ha indicado el directivo.

 

 

 

 

Desde la compañía tienen claro que existen cada vez más cambios en los hábitos de consumo. Alonso cuestiona si a una persona le compensa “estar pagando 600 euros de letra de un coche todos los meses”. Según el directivo, al usuario le “interesa pagar mucho menos y asegurarse de que tiene un coche disponible cada vez que lo necesita”.

 

Con este modelo de negocio, Bipi pretende cambiar dos factores: “cómo la gente alquila un vehículo y cómo la gente está obteniendo un coche”. En la actualidad, Bipi cuenta con una flota de 100 vehículos en cada ciudad en la que opera y trabaja con fabricantes como Tesla, Ssangyong, Infiniti o BMW, entre otros. La compañía se encuentra en negociaciones con otros fabricantes para continuar ampliando su flota, que crece en un 20% mes a mes.

 

Bipi es propiedad de Llollo Mobility, que inició sus operaciones en el mercado español en 2015 a través de su servicio de aparcamiento en aeropuertos y estaciones de tren Llollo. La matriz opera con una plantilla de más de 75 trabajadores y cuenta con clientes como Banco Santander, Carrefour, Altadis o HP, entre otros.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...