Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 Ago 201904:31

h Empresa

Cisco baja una marcha en España: desploma su beneficio un 88% e ingresa 21,9 millones menos en 2016

19 Sep 2017 — 05:00
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La empresa estadounidense ha decidido poner fin a la actividad comercial de la sociedad Cisco Systems Capital Spain, que continuará en funcionamiento hasta que finalicen los contratos vigentes con clientes.

Cisco baja una marcha en España: desploma su beneficio un 88% e ingresa 21,9 millones menos en 2016

 

Cisco pierde músculo en España. La filial española del gigante estadounidense, uno de los principales proveedores tecnológicos del mundo, contrajo su negocio en el mercado español: su beneficio neto se desplomó un 88%. Los ingresos de Cisco se contrajeron un 20,6% en el ejercicio 2016.

 

En total, Cisco España registró una cifra de negocios de 84,55 millones de euros en el ejercicio 2016, frente a los 106,55 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior. En cuanto a su beneficio, el grupo estadounidense pasó de ganar 1,87 millones de euros en España a sólo 219.964,3 euros en el último año fiscal.

 

La evolución a la baja del negocio de Cisco en España fue debida, en parte, a los resultados obtenidos por la división Cisco Systems Capital, sociedad dependiente de la filial española del grupo. Esta división, que arrojó unas pérdidas de 1,68 millones de euros en el último año fiscal, obtuvo unos resultados “significativamente por debajo de los objetivos establecidos”, según el informe de gestión de la compañía.

 

 

 

Ante esta situación, Cisco decidió poner fin a las actividades comerciales de Cisco Systems Capital, aunque la sociedad continuará “gestionando y manteniendo la cartera existente -señala el grupo-; esto significa que dicha sociedad continuará su funcionamiento hasta que finalicen los contratos en los años siguientes”, asegura el grupo.

 

Por divisiones, la prestación de servicios copó el 76,6% de los ingresos totales del grupo, mientras que la venta de equipos informáticos representó el 22,26%. El 1,11% restante de los ingresos provino por parte del alquiler de equipos, según los datos de las cuentas consolidadas depositadas en el Registro Mercantil.

 

El 100% de las ventas y arrendamientos de equipos informáticos se concentraron en España, mientras que la prestación de servicios para las empresas del mercado español tan solo representó un 1,41% del importe neto de la cifra de negocio de Cisco. De hecho, la filial española básicamente prestó servicios a las sociedades de Holanda y Reino Unido.

 

 

 

El resultado bruto de explotación (ebitda) de la empresa también se contrajo en un 49%, pasando de 5,13 millones de euros en el ejercicio 2015 a 2,61 millones de euros en el ejercicio anterior. En el mismo periodo, el patrimonio neto de Cisco descendió de 21,4 millones de euros a 16,93 millones de euros.

 

A 31 de julio de 2016, la plantilla de Cisco en España estaba compuesta por un total de 322 trabajadores, 24 empleados más que a cierre del ejercicio 2015. Como hechos posteriores al cierre del año fiscal, sin embargo, la compañía señala el pago de 6,35 millones en indemnizaciones por reestructuración de personal, un plan que afectó a un total de 19 trabajadores en el ejercicio presente.

 

Por otra parte, Cisco España informa en sus cuentas del inicio de una inspección fiscal sobre el Impuesto sobre Sociedades de la filial Cisco Systems Spain correspondiente a los ejercicios finalizados el 31 de julio de 2012 y 2013, así como el Impuesto sobre el Valor Añadido correspondiente al ejercicio finalizado el 31 de julio de 2012. El grupo consolidado, que incluye Cisco Systems Spain y Cisco Systems Capital Spain, tiene abiertos a inspección los últimos cuatro ejercicios fiscales.

 

 

 

La subsidiaria presentó en 2012 una solicitud de Acuerdo Previo de Valoración Bilateral de operaciones vinculadas ante las autoridades fiscales de Reino Unido y España, aún pendiente de resolución. Ante ello, el grupo prevé que el impacto de la decisión de Hacienda tendrá un impacto de 100.000 euros y un impacto negativo de 3,5 millones de euros en el patrimonio de la empresa. De momento, Cisco no ha provisionado ningún importe mientras se mantiene a la espera de la resolución.

 

Cisco desembarcó en España en agosto de 1997. Domiciliada en Madrid, el negocio español de la empresa lleva más de una década liderado por José Manuel Petisco, que se incorporó a la empresa en 1999. El grupo estadounidense, que concluyó el ejercicio 2017 (cerrado el 29 de julio) con unas ventas de 48.005 millones de dólares (40.201,8 millones de euros), acaba de perder a su presidente, John Chambers, que ha comunicado que no optará a la reelección y que abandonará su puesto en diciembre.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...