Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Ago 201818:08

h Empresa

De Ericsson a Vodafone: el BEI propulsa las ‘telecos’ en España con más de 1.780 millones desde 2008

29 Jun 2018 — 05:00
A. Pijuán
Me interesa

Los créditos del Banco Europeo de Inversiones concedidos a los proyectos de telecomunicaciones en España copan el 1,74% de la financiación total en el país entre 2008 y 2018.

De Jazztel a Vodafone: el BEI propulsa las ‘telecos’ en España con más de 1.780 millones desde 2008

 

Unos 600 millones de euros para respaldar el programa de gasto de capital de Vodafone en España. Otros 400 millones para Orange para sus nuevas redes de banda ancha de fibra óptica y 4G. Y, para Ericsson, otros 250 millones para impulsar las actividades de investigación y desarrollo para el 5G. Estos son sólo algunos de los proyectos con los que las compañías de telecomunicaciones han tocado a la puerta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que en la última década ha concedido préstamos por encima de los 1.780 millones de euros.

 

Entre 2008 y 2018, la institución europea ha prestado un total de 1.782,9 millones de euros a proyectos relacionados con la industria de las telecomunicaciones en España, una cifra que asciende a más de 2.000 millones de euros teniendo en cuenta la solicitud de Ericsson, cuyo proyecto se enmarca en el área de industria.

 

En los últimos diez años, la inversión del BEI en este sector de la economía española ha representado el 1,74% del total de préstamos concedidos desde 2008, un importe que asciende a 102.244,27 millones de euros, según los propios datos aportados por el órgano financiero.

 

 

 

 

La mayor parte del porcentaje de los préstamos concedidos por el BEI (un 47%) se destinó a las líneas de crédito propias de instituciones como el ICO, Banco Sabadell o Ibercaja. El resto se repartió entre los proyectos de transporte (que recibieron el 20,9% del importe), de energía (12,4%), de servicios (3,11%) y de educación (2,87%).

 

En el sector de las telecomunicaciones, Orange, Jazztel y Telefónica copan la mayor parte de los créditos concedidos entre 2008 y 2018 por el BEI. La primera consiguió 400 millones de euros en 2015 para financiar el despliegue de sus nuevas redes de banda ancha de fibra óptica y de 4G, lo que elevó la inversión total concedida a la filial española de la teleco a 1.300 millones de euros, según indicó la operadora en ese momento.

 

Jazztel, por su parte, solicitó un préstamo en 2013 al organismo financiero de 150 millones para el despliegue de red de fibra, un proyecto que incluía las inversiones relacionadas con la red principal y los sistemas de TI.

 

 

 

 

Otro de los gigantes del sector de las telecomunicaciones que ha acudido a las arcas del BEI es Telefónica. La empresa española obtuvo un total de 450 millones de financiación en diferentes tandas (una en 2007 y otra en 2008) para dar impulso a la expansión de la nueva red de telefonía móvil de banda ancha en toda España y para la cobertura de zonas rurales.

 

En el mismo periodo, el BEI (que es uno de los accionistas principales del Fondo Europeo de Inversiones, que financia a pymes mediante instrumentos de financiación de riesgo), también ha respaldado proyectos de innovación, investigación y desarrollo en comunidades Aragón, Andalucía, Galicia o Asturias.

 

Ericsson y Vodafone son los últimos que han optado por este instrumento para financiar sus proyectos. El grupo sueco se ha hecho con 250 millones para avanzar en la carrera del 5G, aunque la mayor parte del crédito irá destinado a esta actividad en Suecia. Vodafone, por otro lado, está pendiente de que el Banco Europeo de Inversiones le dé el visto bueno a la solicitud de un préstamo de 600 millones para financiar su plan de inversiones a tres años en el mercado español.

 

La institución bancaria señala que se trata de “respaldar el programa de gasto de capital (Capex) en toda España para la actualización de su red de cable fijo y las inversiones de infraestructura fija, así como para la evolución de la red móvil, incluidas nuevas capacidades y virtualización”. Vodafone puso en marcha un plan a tres años en 2017 mediante el que tenía previsto un desembolso de 1.257 millones en el país.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...