Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

21 Abr 202419:14

h Empresa

De Xiaomi a Uber: las tecnológicas cogen ‘carrerilla’ para ejecutar su salto a bolsa

02 Jul 2018 — 04:53
Daniel López
Compartir
Me interesa

Los pesos pesados de la industria calientan motores para convertirse en compañías cotizadas. Xiaomi será la primera en estrenarse: lo hará en Hong Kong el próximo 9 de julio con una recaudación de 4.720 millones de dólares (4.058 millones de euros).

De Xiaomi a Uber: las tecnológicas cogen ‘carrerilla’ para ejecutar su salto a bolsa

 

La bolsa ha sido muy activa para las tecnológicas en la primera mitad de año en lo que a debuts bursátiles se refiere. El apetito inversor ha impulsado saltos al parqué tan destacados como el de Spotify, que comenzó a cotizar en Wall Street el pasado abril, o Dropbox, que hizo lo propio el mes anterior. De cara a los próximos meses, existen diversos actores que planean ganar músculo con su condición de cotizadas, como Uber, Airbnb o Foxconn.

 

Las tecnológicas han aumentado su presencia un 8,4% dentro del índice S&P 500 en 2018 y han disparado sus acciones un 35,7% en el último año, según Bespoke Investment Group. El siguiente en sumarse a esta oleada será Xiaomi, el fabricante chino de dispositivos inteligentes, que efectuará su salto el próximo 9 de julio a la Bolsa de Hong Kong. La empresa ha fijado en 17 dólares hongkoneses (1,86 euros) el precio de sus títulos, lo que significa que finalmente ha situado el valor de sus acciones en el mínimo previsto por el grupo.

 

El objetivo de Xiaomi, que finalmente no ejecutará un salto dual a bolsa, es vender 2.180 millones de acciones, con lo que levantará 4.720 millones de dólares (4.058 millones de euros) en su oferta pública de venta (opv). Con semejante recaudación, la tecnológica asiática potenciará su ecosistema, su investigación y desarrollo (I+D) y su expansión internacional. En España, la empresa planea desembarcar en Valencia y Girona en su camino por abrir una decena de tiendas en el país este año.

 

 

 

 

Airbnb es otro peso pesado del sector digital que también tiene previsto convertirse en compañía cotizada, aunque no este año. Brian Chesky, cofundador y consejero delegado del grupo de alquileres turísticos, afirmó a principios de año que su equipo está trabajando en la salida a bolsa de Airbnb, pero que no ocurrirá hasta 2019 por lo menos.

 

Los planes bursátiles de la empresa estadounidense se vieron retrasados tras la marcha en febrero de Laurence Tosi, hasta entonces director financiero de Airbnb, debido a una falta de entendimiento con el máximo responsable de la compañía. No era una pérdida cualquiera: hasta Apple intentó fallidamente ficharle para que cogiera las riendas de su departamento financiero.

 

Con un valor aproximado de 31.000 millones de dólares (26.595 millones de euros), según la última ronda de financiación completada por la empresa, Airbnb superaría la capitalización bursátil de cadenas de hoteles como Hilton o Hyatt, aerolíneas como United o American Airlines o agencias de viajes online como Expedia. El grupo podría revalorizarse hasta superar los 50.000 millones de dólares (42.901 millones de euros) si saliera a bolsa, según Sharespost Financial.

 

 

 

 

Uber también tiene previsto saltar al parqué el próximo año. Cuando Dara Khosrowshahi asumió el verano pasado el cargo de consejero delegado tras la dimisión de Travis Kalanick, expresó su intención de que la empresa saliera a bolsa en un plazo de entre 18 y 36 meses. La posición del directivo chocaba con la de su antecesor, quien se había mostrado partidario a retrasar la potencial salida a bolsa de la compañía.

 

Meses después, Khosrowshahi ha dejado claro que su posición es firme al respecto y que Uber será una empresa cotizada más pronto que tarde. El máximo responsable del grupo aseguró a Cnbc en mayo que la salida a bolsa de Uber tendrá lugar en el segundo semestre de 2019. En ese sentido, el directivo se muestra confiado acerca del modus operandi de la compañía desde que él está al mando. “Ahora estamos yendo del crecimiento a toda costa al crecimiento responsable”, aseguró el pasado enero en un acto en Múnich.

 

Didi Chuxing, el rival chino de Uber, también prepara su salida a bolsa. La empresa de transporte privado, que acaba de entrar en México y Australia, está negociando con la banca para estudiar su estreno bursátil para la segunda mitad de este año, según avanzó en abril The Wall Street Journal. La valoración de este gigante asiático podría situarse entre 70.000 y 80.000 millones de dólares (entre 60.061 y 68.641 millones de euros).

 

 

 

 

Los planes de Didi se habrían acelerado dada la intención de su competidor chino Meituan Dianping, especializado en el reparto de comida a domicilio, de salir a bolsa el próximo octubre. La empresa busca elevar su valoración hasta los 60.000 millones de dólares (51.583 millones de euros), aunque los analistas creen que ello podría dificultarse, ya que la compañía aún acumula pérdidas a la espera de tomar la senda de la rentabilidad.

 

En todo caso, Meituan Dianping pretende llevar a cabo una recaudación superior a 4.000 millones de dólares (3.432 millones de euros) en su estreno bursátil, según las fuentes consultadas por Reuters. La empresa, que cuenta con el respaldo del coloso chino Tencent, dio muestras de su poderío con la adquisición de las bicicletas compartidas de Mobike el pasado abril a cambio de 2.700 millones de dólares (2.196 millones de euros).

 

Otro gigante asiático que coge carrerilla para su salto al parqué es Foxconn, uno de los mayores fabricantes de componentes electrónicos del mundo, que trabaja para marcas como Apple, HP, Nokia y Dell. El grupo taiwanés ultima el lanzamiento de una opv en la Bolsa de Shanghái, con la que prevé recaudar 27.100 millones de yuanes (3.621 millones de euros).

La salida a bolsa supondrá ampliar en un 10% el capital de Foxconn, que alcanzará una valoración de 271.300 millones de yuanes (36.247 millones de euros). La compañía aseguró en mayo que el capital recaudado se destinará a financiar nuevos proyectos relacionados con el 5G, el Internet de las Cosas y la inteligencia artificial, entre otros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...