Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

19 Nov 201914:22

h Empresa

El dueño de ‘Call of Duty’, a contracorriente en España: reduce un 40% sus ventas en siete años pese a la recuperación del sector

23 Nov 2017 — 05:00
Daniel López
Compartir
Me interesa
La filial española de Activision Blizzard pasó de facturar casi cincuenta millones en España en 2010 a ingresar treinta millones en 2016. En paralelo, la compañía creció a escala internacional y la industria local de videojuegos se recuperó de la crisis económica.

El dueño de ‘Call of Duty’, a contracorriente en España: reduce un 40% sus ventas en seis años pese a la recuperación del sector

 

El negocio de Activision Blizzard en España se resiente. El dueño de la saga Call of Duty, el fenómeno Overwatch y Candy Crush nada a contracorriente en un sector que, año a año, da señales de recuperase del azote de la crisis económica. La subsidiaria española ha reducido sus ventas en un 40% y ha incurrido en pérdidas de más de un millón de euros entre los ejercicios 2010 y 2016. 

 

Si en 2010 facturó casi cincuenta millones de euros, seis años después sus ingresos se situaban en treinta millones de euros, un 39,8% menos. El pasado año, el negocio de la filial decreció un 23% respecto a 2015, cuando el volumen de ventas de la compañía alcanzó los 39,1 millones de euros en el mercado español.

 

Pese a ello, la cuota de mercado de la compañía en España se reforzó, concentrando el 95,38% de las ventas en territorio nacional, mientras que el 4,62% restante fue destinado a mercados internacionales. El año anterior, la filial vendió el 88,18% en España y el 11,82% restante en todo el mundo. Por segmentos, en 2016 el 96,29%  de su cifra de negocio pertenecía a videojuegos y el otro 3,71% a licencias y tarjetas.

 

 

 

 

En el mismo periodo, Activision Blizzard España incurrió en pérdidas de 1,01 millones euros en 2016, un 52% menos respecto al año anterior. Se trata de una caída pronunciada, aunque menor que la del año anterior, cuando registró un déficit de más de 2,1 millones de euros. La compañía venía de reducir sus beneficios cada año, exceptuando 2012, su año más brillante del último lustro, cuando ganó 11,96 millones de euros.

 

Esta misma tendencia se replicó en su facturación del ejercicio 2012, cuando el estudio alcanzó los 53,7 millones de euros. Aquel año la empresa lanzó al mercado Call of Duty: Black Ops II, el título más vendido de la historia de su franquicia estrella, con casi treinta millones de copias comercializadas.

 

La subsidiaria española obtuvo un resultado de explotación (ebitda) de 884.027 euros en el ejercicio 2016, un 18% menos respecto a 2015. La filial sufrió una reducción de un 33% de su ebitda entre 2010, cuando alcanzó 1,32 millones de euros, y 2016. Sin embargo, la empresa incrementó su patrimonio neto un 18,6% durante los últimos años, pasando de 3,9 millones de euros en 2010 a 4,7 millones de euros en 2016.

 

 

La empresa hizo una lectura positiva de su último año fiscal y señaló los eSports como un “área de especial crecimiento”, según consta en el informe de gestión de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Activision Blizzard España considera que “los deportes electrónicos se han asentado y la involucración de las grandes telecos en este negocio no hace más que confirmarlo”.

 

En este aspecto, desde la compañía consideran estar “ante una de las más exitosas áreas de negocio, que nos llevará a hablar en los próximos años de las múltiples posibilidades que ofrece el sector de los videojuegos, más allá del software y el hardware”.

 

La subsidiaria española destacó también a su buque insignia, Call of Duty, como “la franquicia para consola número uno”. La empresa se apoyó en 2016 en el éxito de videojuegos como Call of Duty: Infinite Warfare, Overwatch y el título para smartphones Candy Crush, entre otros.

 

 

 

 

La situación de Activision Blizzard España en los últimos años ha ido en dirección contraria a la de la compañía a escala mundial. Según sus cuentas, la empresa obtuvo un beneficio neto de 966 millones de dólares (819 millones de euros) en 2016, un 8,2% más respecto al año anterior. Esta fue la confirmación de que la empresa había salido del bache por el que pasó en 2014, cuando cayó por debajo de los mil millones de dólares tras tres años de bajadas.

 

En cuanto a su facturación, el grupo estadounidense mantuvo una tendencia muy similar durante los últimos cinco años. La compañía ingresó 660,8 millones de dólares (560,1 millones de euros) en 2016, un 41,7% más respecto al año anterior. Este incremento de su volumen de negocio confirmó la recuperación de la compañía después de la caída del 3,8% registrada entre 2013 y 2014, cuando facturó 440,8 millones de dólares (373,6 millones de euros).

 

Curiosamente, la recuperación del negocio internacional de Activision Blizzard coincide con la recuperación del sector de los videojuegos en España, algo que no sucede con la filial española de la empresa de Santa Mónica. La industria registró una caída del consumo en 2011, hasta 980 millones de euros, un 21,3% menos respecto a los 1.153 millones de euros de 2010, según la Asociación Española de Videojuegos (Aevi).

 

 

 

 

La crisis económica azotó al sector de los videojuegos en España durante los años posteriores, con un desplome del 16% de la facturación en 2012, hasta los 822 millones de euros, y una caída del 7,3% en 2013, hasta los 932 millones de euros.

En 2014 comenzó la recuperación de la industria en el país, cuyos ingresos se incrementaron un 6,8% hasta alcanzar los 996 millones de euros, y la variación continuó subiendo en 2015, concretamente un 8,7%, hasta los 1083 millones de euros. El sector consolidó su buena forma en España durante 2016, cuando el consumo de videojuegos ascendió a 1.163 millones de euros.

 

 

Menos videojuegos vendidos en España

Pese a la recuperación del sector, la venta de videojuegos ha decrecido durante los últimos cinco años en el mercado español hasta decir basta en 2016. La comercialización de software comenzó a caer en 2010, pasando de 17,8 millones de unidades a 14,9 millones (un 16% menos). Las ventas no dejaron de descender en los años posteriores, registrando un desplome del 46% en el acumulado hasta 2015. Esa mala racha se detuvo en 2016, cuando la industria de los videojuegos en España consiguió vender más software que el año anterior, concretamente 9,12 millones de unidades. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...