Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

02 Jun 202014:40

h Empresa

El ‘efecto Pokémon’ impulsa el negocio de Nintendo en España: 106 millones en ventas en 2016

06 Sep 2017 — 05:00
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La consola portátil Nintendo 3DS, una de las principales plataformas para los videojuegos de Pokémon en los últimos años, generó más de la mitad de los ingresos de la filial española de Nintendo, hasta 63,2 millones de euros.

El ‘efecto Pokémon’ impulsa el negocio de Nintendo en España: 106 millones en ventas en 2016

 

Nintendo tira del efecto Pokémon para mantener el pulso en la Península Ibérica. La filial española del gigante nipón, constituida en España en 1993, se nutrió del éxito de la saga Pokémon para consolidar su posición de dominio en el mercado de las consolas portátiles y elevar sus ventas un 3,6% en el ejercicio 2016.

 

La filial española de Nintendo alcanzó una facturación de 106,4 millones de euros en la Península Ibérica, frente a los 102,69 millones de euros obtenidos en el ejercicio anterior. Así se desprende de las últimas cuentas del grupo depositadas en el Registro Mercantil, que señalan que España copa el 94,8% de los ingresos totales de la subsidiaria.

 

La venta de consolas portátiles, donde Nintendo controla una cuota de mercado del 88,8%, fue uno de los mayores impulsores del negocio de la empresa nipona. Nintendo 3DS, en concreto, se erigió como la joya de la corona del grupo en la Península Ibérica, generando unas ventas de 63,2 millones de euros a lo largo del ejercicio 2016.

 

 

 

El impulso de Nintendo 3DS en España y Portugal no fue un hecho aislado. La consola lidera el ránking de los dispositivos de Nintendo más vendidos a lo largo de los últimos años. A 31 de diciembre de 2016, la consola portátil acumulaba unas ventas de 65,3 millones en todo el mundo.

 

Según se desprende del informe anual de la compañía tecnológica, Wii U y Wii fueron las segundas consolas más vendidas en la región, con unos ingresos de 33,6 millones de euros y 5,73 millones de euros, respectivamente. La hegemonía de Nintendo como principal vendedor de consolas portátiles le repercutió unos beneficios al grupo de 4,03 millones de euros, frente a los 3,20 millones de euros obtenidos en el ejercicio anterior.

 

Los fondos propios de la filial aumentaron un 3,98% respecto al ejercicio anterior, hasta 105,18 millones de euros. El resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 5,22 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 33,4% respecto al año fiscal anterior. A cierre del ejercicio 2016, la empresa no tenía ningún préstamo a cobrar ni deudas con entidades bancarias.

 

 

 

Nintendo Ibérica fue constituida en 1993 en España mediante el cambio de denominación social de Sociedad Débica. En 2009, la empresa extendió su actividad a Portugal, donde cuenta con un establecimiento permanente. La sociedad dominante opera en Japón, donde el grupo consolida sus cuentas.

 

A cierre del ejercicio 2016 (finalizado el 31 de marzo), la subsidiaria española mantenía un importe pendiente de pago a las Administraciones Tributarias en concepto del impuesto sobre sociedades de 370.879 euros. Por otra parte, la sociedad tiene abiertos a inspección fiscal “los cuatro últimos ejercicios relativos a los principales impuestos que le son aplicables”.

 

Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil señalan que la subsidiaria española contaba con una plantilla de 77 trabajadores a 31 de marzo de 2016, dos empleados más que el ejercicio anterior. En ese periodo, el esfuerzo inversor del grupo se destinó, principalmente, al gasto en publicidad y propaganda, cuyo gasto ascendió a 13,53 millones de euros.

 

 

 

 

De cara al ejercicio 2017, Nintendo no quiere pillarse los dedos. Tal y como detalla en el informe de gestión, la empresa plantea un ejercicio basado en la “obtención de beneficios mediante la optimización de las oportunidades de venta existentes, tanto en consolas portátiles como en domésticas”, así como en la contención del gasto.

 

El grupo extrema sus precauciones ante un panorama económico en el que la tasa de empleo y el ajuste salarial “lastra la capacidad de las familias”. Por otro lado, la compañía nipona mira con interés la evolución de los etailers frente a los retailers tradicionales, dado que sus estructuras de ventas son “menos pesadas y centran su valor añadido en el precio y la conveniencia”.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...