Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

01 Oct 202204:00

h Empresa

Ericsson propone rebajar de 450 a 341 el número de despidos en su último ERE en España

13 Nov 2017 — 05:00
Amelia Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Finalizado el plazo formal de negociaciones entre la filial española del grupo y los sindicatos sin acuerdo entre los representantes de los trabajadores. La compañía ofrece indemnizaciones de entre 45 y 33 días de salario por año trabajado.

Ericsson rebaja de 450 a 341 el número de despidos en su último ERE en España

 

Sin acuerdo entre los sindicatos. Así es como terminaron las negociaciones entre Ericsson y los sindicatos el pasado sábado en relación a las condiciones que regirán el último expediente de regulación de empleo (ERE) que ha presentado el grupo sueco en el mercado español, según han explicado desde el Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones (STC) a Kippel01.

 

Una vez finalizado el plazo para llegar a un acuerdo, la compañía ha planteado reducir el número de afectados por este ERE de los 450 trabajadores iniciales a 341 empleados: 267 en la subsidiaria Ericsson España y 74 en la filial Ericsson Networks. En estas últimas semanas, el grupo ya había aceptado reducir el impacto del ERE a 393 y a 369 trabajadores. Durante esta semana, CCOO y UGT someterán a referéndum ante los trabajadores del grupo si aceptan o no las condiciones de la empresa

 

No obstante, la oferta de la empresa no tiene el apoyo mayoritario de los sindicatos presentes en la mesa de negociación, puesto que los representantes de CGT y STC (que son mayoría en el comité de empresa de la compañía) se decantaron por el no.

 

“Desde STC nos decantamos por un no dado que es evidente que Ericsson quiere eliminar el plan social y no está en bancarrota, como pretenden hacernos creer -señalan desde el sindicato-; como era de esperar, su propuesta ha sido una rebaja del plan social donde las condiciones no fomentarán para nada la voluntariedad de la gente”. No obstante, la central sindical está valorando si también plantea un referéndum.

 

La empresa ofrece una indemnización de 45 días de salario por año trabajador para los empleados afectados por el ERE que entraron a trabajar antes de febrero de 2012 y de 33 días por año para los que se unieron al grupo a posteriori. Adicionalmente, Ericsson contempla un incentivo de entre 2.000 euros y 3.000 euros por voluntariedad de pronta adscripción y el pago de entre 500 euros y 800 euros por año efectivo de servicio (en función de la antigüedad). Las indemnizaciones totales no pueden superar los 300.000 euros brutos.

 

 

 

 

 

Ericsson, que no ha querido hacer declaraciones respecto al expediente en curso, presentó su último ERE en España el pasado 11 de octubre. El primero, entre 1998 y 2002, se saldó con alrededor de 1.200 despidos. Seis años después, el grupo volvió a recurrir a esta medida, que afectó a 200 empleados en 2008 y, dos años después, a 332 trabajadores. 

 

La reestructuración no finalizó aquí: la compañía sueca volvió a presentar un ERE que afectó a 240 empleados en 2013, a 250 en 2015 y a 350 asalariados en 2016, según los datos de STC. Tras la negociación con las centrales sindicales, el número de afectados acabó por reducirse en muchas ocasiones.

 

“Más o menos se han acabado desprendiendo de 2.000 trabajadores -apunta Santiago Sánchez, miembro del comité de empresa de STC, a Kippel01-; aunque curiosamente se han reemplazado esas plazas”. El representante sindical señala también que los costes laborales de Ericsson se han mantenido relativamente estables pese a los ERE, y estima que sólo en los dos últimos expedientes, el grupo ha gastado unos 137 millones de euros en despidos.

 

“Tememos que el año que viene tendremos otro ERE”, lamenta Sánchez, quien señala que esto genera un clima de mucha ansiedad entre el personal. Según el representante del STC, la política laboral del grupo sueco pasa por drenar la plantilla que va recuperando. “Entre el 30% y el 40% de las gente que se ha dio de Ericsson vuelve a trabajar para la empresa a través de empresas subcontratadas”, afirma.

 

 

¿Por qué Ericsson continúa ejecutando ERE?

La negativa evolución del negocio de Ericsson en el ámbito global (la matriz presentó pérdidas de 24 millones de euros a cierre del tercer trimestre) se reproduce en el negocio español, según defiende la empresa. Según las actas de negociación entre Ericsson y los sindicatos a las que ha tenido acceso Kippel01, representantes del grupo sueco aseguran que están “en modo de supervivencia”.

 

“La prioridad es dejar de perder dinero, rentabilizar y viabilizar el negocio, lo que pasa por aligerar los costes (también de la plantilla), traspasando actividades a los centros globales”, aduce la empresa en estos documentos. Según las últimas cuentas de la compañía depositadas en el Registro Mercantil, la sociedad Ericsson España ingresó 608,08 millones de euros y ganó 4,9 millones de euros en el ejercicio 2016. La filial Ericsson Network Services, por su parte, alcanzó una cifra de negocio de 44,98 millones de euros y arrojó pérdidas de 4,83 millones.

 

 

A lo largo de las negociaciones, no obstante, la compañía insiste en que, "si la situación de Ericsson sigue del mismo modo que ahora, la empresa se quedará sin caja en el tercer trimestre de 2018 y los accionistas han indicado que no van a invertir más dinero", según consta en las actas.

 

 

 

 

Para los sindicatos, Ericsson juega un doble juego apoyándose en los contratos de compensación. “Registran las cuentas en el Registro Mercantil con beneficios y entrega de dividendos, y a la mesa de negociación le entregan cuentas con números rojos, alegando que desde 2012 la matriz sueca tiene que inyectar 200 millones de euros, y así sucesivamente”, explica el representante del STC, quien critica "el maquillaje fiscal" que está llevando a cabo Ericsson en el país.

 

Por ello, los representantes de los trabajadores han contratado asesores externos que evalúen esta información. Según Sánchez, “los asesores independientes nos dicen que lo que hace Ericsson en la empresa no está de acuerdo con la normativa española”. Durante las negociaciones, los representantes de la empresa, que está asesorada por el bufete de abogados Sagardoy, alegan que “el análisis se centra en la situación económica y no financiera” y que, igualmente, “hay caída persistente y elevada de ingresos en los últimos seis trimestres”.

 

Retribución a los directivos

Otro de los puntos críticos para los sindicatos son las bonificaciones y el reparto de dividendos entre los directivos de la filial española. “Ericsson despide a gente que tiene salarios consolidados y contrata a gente nueva pero a un coste más bajo -explica Sánchez-; el coste laboral es el mismo, lo que sube es la retribución de los directivos”.

 

Según las últimas cuentas auditadas disponibles, la remuneración a los altos directivos de Ericsson en España (sin tener en cuenta al consejo de administración) ascendió a 2,80 millones de euros en el ejercicio 2016. La retribución para los miembros del consejo fue de 812.000 euros, según indica el informe de gestión de la sociedad.

 

Esta es una crítica que también ha perseguido a la matriz de Ericsson durante varios meses. Hans Vestberg, ex consejero delegado del grupo, fue despedido en junio de 2016 al conocerse que él y otros directivos cobraban salarios excesivos al mismo tiempo que la compañía reducía su beneficio un 86% en 2016, hasta 1.895 millones de coronas suecas (194,64 millones de euros).

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...