Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Ago 201900:58

h Empresa

GFT: el socio tecnológico de Banco Sabadell redobla su apuesta por la banca con una nueva división

22 Mar 2018 — 05:00
Daniel López
Compartir
Me interesa

La consultora alemana de negocio y tecnología para instituciones financieras ha creado una nueva unidad con la que desarrollar soluciones digitales basadas en big data, cloud, inteligencia artificial, IoT y realidad aumentada y virtual.

GFT: el socio tecnológico de Banco Sabadell redobla su apuesta por la banca con una nueva división

 

Los bancos están obligados a digitalizarse para sobrevivir en el nuevo ecosistema y buscan socios que les estimulen las neuronas. La consultora GFT Technologies, que en España trabaja con Banco Sabadell y ha colaborado con BBVA, busca nuevas alianzas en el país. Para fortalecer su cartera de servicios, la compañía ha creado una nueva unidad pensada para la banca: exponential banking.


Carlos Eres, director general de GFT en España, ha explicado a Kippel01 que la empresa ha formado un equipo de nueve personas dedicado explorar y desarrollar todo un surtido de soluciones en el ámbito de la banca digital. La banca exponencial se fundamenta sobre las últimas tendencias en tecnología: datos, cloud, inteligencia artificial, Internet de las Cosas (IoT), realidad aumentada (RA), realidad virtual (RV) y blockchain, entre otras.

 

La empresa, que concluyó el ejercicio 2017 con una facturación en España de 87,86 millones de euros (un 13% más), basa su nueva estrategia sobre cuatro ejes. Uno de ellos es el bautizado como augmented banking, que se apoya sobre las tecnologías de realidad aumentada y virtual para rediseñar la manera que tiene de interactuar el usuario con los productos financieros. Por ejemplo, el cliente podrá consultar información útil de una factura o de un catálogo desde su smartphone con solo apuntar hacia estos con la cámara del terminal.

 

 

 

 

La idea del augmented banking pasa por reinventar la experiencia de cliente, no sólo a través de la RA y la RV, sino también a través de la inteligencia artificial, la robótica, los chatbots, la biometría, la omnicanalidad y la asistencia en el hogar. Se trata, al fin y al cabo, de que la tecnología se adapte al cliente y este pueda interactuar con su banco como quiera, “esté en la calle o en su casa”, tal y como ha explicado Sara Vallribera, responsable del lab de innovación de GFT.

 

Así es como la empresa llamó la atención de BBVA, al que desarrolló el año pasado una app para facilitar la operativa en cajeros de las personas ciegas. Asimismo, la tecnológica firmó con Banco Sabadell un acuerdo de colaboración de cinco años con Sabis, la compañía de tecnología de la información (TI) de la entidad financiera, por un valor de ochenta millones de euros. Dicho acuerdo abarca servicios en el marco de la digitalización del banco, como la gestión de las aplicaciones de Solvia, la división inmobiliaria del grupo.

 

Otro de los pilares de la banca exponencial es el open banking, que acerca los servicios del banco con los de sus proveedores de soluciones digitales, lo que genera valor añadido para el usuario. En este caso, se impulsa una organización mucho más abierta, también en el caso de la API (interfaz de programación de aplicaciones). Este tipo de soluciones para banca es el que se utiliza en la creación de marketplaces e iniciativas basadas en el sistema blockchain.

 

 

 

 

A estas modalidades digitales les sigue el automation banking, que desarrolla soluciones para optimizar los procesos organizacionales del banco. Para ello, se hace hincapié en la recopilación y posterior análisis de datos que generan los clientes y que son recogidos de forma automática por diferentes dispositivos inteligentes.

 

En cuarto lugar, el cognitive banking hace uso de todos los datos que genera el usuario y le ofrece recomendaciones y guías, e incluso le advierte sobre posibles riesgos en relación a su estado financiero. Todas estas soluciones servirán, de acuerdo con el director general de GFT en España, para ayudar a las instituciones financieras a avanzar en el terreno online. De acuerdo con el último informe estadístico de Eurostat, la industria del Internet banking crece a pasos agigantados: España ha pasado de ostentar una penetración del 16% en 2007 al 46% en 2017.

 

Eres, que también dirige el negocio de la compañía en Polonia y México, ha indicado que uno de los objetivos de GFT para este año es continuar desarrollando soluciones más allá de la banca y abarcar nuevos sectores industriales. Desde el retail hasta la logística, pasando por el sector farmacéutico, la empresa quiere proveer con sus soluciones digitales a nuevos jugadores.

 

 

 

 

Este es un aspecto que GFT trabaja desde su lab de innovación, situado en las oficinas de la compañía en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Por ejemplo, en inmobiliaria, Vallribera ha indicado que el usuario tendrá la posibilidad de realizar un tour mediante realidad virtual por el interior de una casa que está pensando en comprar. La responsable de esta área lo explica, además, con un caso práctico: señala con su smartphone hacia un papel en el que se promociona una vivienda y, a través de tecnología de realidad aumentada, se despliega una serie de datos de información útil, e incluso una imagen tridimensional de la construcción, con la que se puede interactuar.

 

Desde el lab se conciben las ideas y sus posibilidades para que más tarde pasen a ser desarrolladas por otros equipos. Vallribera ha explicado que en primera instancia se explora una necesidad y en base a ello se forja una idea. En el tercer paso, se le da forma a esa idea, se realiza un diseño y se crea una experiencia de cliente. A partir de ahí, se pasa a la fase de prototipo, por lo que se puede testar lo suficiente para figurarse del potencial del mismo.

 

En España, donde opera desde 2001, GFT cuenta con un equipo de más de 2.000 profesionales repartidos en sus sedes de Sant Cugat del Vallès, Lleida, Madrid, Valencia, Zaragoza y Alicante. En esta última, la empresa sumó 73 nuevos profesionales el año pasado como consecuencia de la compra de la compañía de TI Mecanización de Empresas.

 

 

 

 

A escala global, GFT generó unos ingresos de 418,81 millones de euros en el ejercicio 2017, frente a los 422,56 millones de euros de hace un año. El área de Europa continental aumentó su facturación en un 11%, hasta 222,48 millones de euros. Este crecimiento fue impulsado principalmente por un aumento de la demanda para digitalizar procesos de negocio en banca minorista.

 

El beneficio neto de la compañía se situó en 17,81 millones de euros, frente a los 24,23 millones de euros que obtuvo en el año fiscal anterior. Su ebitda disminuyó un 27%, hasta 34,31 millones de euros. De cara a 2018, el grupo prevé ingresos de entre 400 y 420 millones de euros, un crecimiento del ebitda de al menos 39 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de hasta 25 millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...