Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

16 Oct 202108:54

h Empresa

HP: a la espera de un mercado que adopte la impresión 3D

17 Nov 2017 — 04:57
Daniel López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La compañía estadounidense ubica su sede global de impresión de gran formato y 3D en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). “Tenemos muchas ideas, pero cómo adoptarlo y convertirlo en un mercado nuevo es uno de los grandes desafíos que tenemos”, explica el director general de impresión de gran formato de HP.

HP: a la espera de un mercado que adopte la impresión 3D

 

Figuras de Super Mario en miniatura, cascos para ciclistas y monturas de gafas se han colado en las oficinas de HP en Sant Cugat. Desde este centro, el más importante de la compañía fuera de Estados Unidos y sede mundial de impresión de gran formato y 3D, HP trabaja en reinventar el mundo de la decoración y el diseño tal y como se conoce.

 

Allá donde se mire, paredes, suelos, cristales e incluso sofás, hay una imagen impresa y adaptada a cualquier superficie. HP desarrolla en la localidad catalana su tecnología de impresión de gran formato, llamada HP Latex. Se trata de un proyecto que pretende reinventar el sector del diseño y la decoración de interiores. “Para nosotros la decoración representa el próximo océano azul, una gran oportunidad –explica Joan Pérez Pericot, director general de impresión de gran formato de HP-; cualquier superficie es potencial para ser personalizada”.

 

HP dedica alrededor de sesenta millones de euros al año a la investigación y desarrollo (I+D) en su centro en Sant Cugat, unas oficinas que desprenden un aroma a Google. Hay espacio para experimentar con la impresión de objetos con modelados totalmente en tres dimensiones, que permiten hacerse una idea de las posibilidades de un negocio que puede abarcarlo prácticamente todo.

 

 

 

 

La impresión 3D se ha convertido en una de las tecnologías más disruptivas e innovadoras, su proyección da pie a múltiples ideas y empresas como HP ven en este modelo de negocio el camino a seguir. “No hay mucho crecimiento en el mercado de la impresión analógica”, afirma Pericot en el marco del Creativity for Business Innovation Challenge organizado por Esade. El 3D es el nuevo techo a alcanzar.

 

HP, que ganó 48.200 millones de dólares (40.967 millones de euros) en el ejercicio 2016, pretende centrar su core business en la impresión digital y en el 3D. “Muchas industrias analógicas están moviéndose hacia el digital -opina Pericot-; desarrollar el mercado 3D tiene el potencial de cambiar completamente la industria manufacturera”.

 

El objetivo de HP pasa por acelerar en los mercados en los que opera actualmente y expandirse a nuevos. El problema viene cuando la empresa ve que tiene entre manos una herramienta y un proyecto con diversas capacidades, pero los múltiples sectores, desde la logística, al márketing o las finanzas, no saben cómo aplicarlo. “Tenemos muchas ideas, pero cómo adoptarlo y convertirlo en un mercado nuevo es uno de los grandes desafíos que tenemos”, explica Pericot.

 

 

 

 

La impresora Jet Fusion 3D, con un coste de 130.000 euros, permite imprimir un casco de plástico que tenga un tacto duro por fuera y sea suave en su interior para mayor comodidad. Se pueden conseguir desde figuras, hasta piezas para ordenadores, pasando por gafas. Por ejemplo, desde la compañía explican que una persona podrá comprarse una montura de gafas que esté perfectamente ajustada a su rostro gracias a las mediciones y la impresión 3D.

 

Se trata de proyectos a largo plazo que, por ahora, no son más que una exhibición de un potencial sin explotar. Debido al coste tan elevado que tiene esta maquinaria y sus materiales plásticos para imprimir (seis euros el kilo), la empresa utiliza un 80% de esos recursos en formato reciclado.

 

El hardware de HP es todo un alarde de I+D, con el cartucho erigido como la joya de la corona de la impresión 3D. El cartucho de esta clase de impresoras “es el motor” de este proyecto, de acuerdo con Pericot, y cuenta con 20.000 inyectores en su interior. Eso significa que estas máquinas “toman millones de decisiones por segundo”, según el directivo, quien afirma que “hay mucha innovación y, por ello, es caro”.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...