Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Jun 201821:22

h Empresa

La alemana ProGlove amplía su huella en España con una alianza con Seat

12 Mar 2018 — 05:00
Daniel López
Me interesa
La start up alemana provee al fabricante de vehículos su tecnología de escaneado. La empresa cuenta con el respaldo de Intel Capital, el vehículo inversor de la tecnológica estadounidense Intel.

La alemana Proglove amplía su huella en España con una alianza con Seat

 

ProGlove busca un hueco en el mercado español. En un contexto en el que la industria 4.0 convulsiona el tejido industrial, la start up alemana, desarrolladora de aplicaciones para la manufactura y la logística, aterrizó el pasado julio en España con el objetivo de alcanzar acuerdos con diversos actores locales. Seat ha sido uno de ellos: el fabricante de vehículos cuenta desde verano con los guantes inteligentes de ProGlove para acelerar su cadena de montaje.

 

Así lo ha confirmado Marta Rodríguez, ingeniera de desarrollo de negocio de ProGlove, a Kippel01, quien ha indicado que Seat cuenta con alrededor de cuarenta guantes en la línea de montaje de los modelos Ibiza y Arona en su fábrica de Martorell. “Es una empresa con la que tenemos expectativas de crecimiento”, ha señalado.

 

ProGlove, que cuenta con el respaldo de Intel, provee de su tecnología al resto de firmas pertenecientes al Grupo Volkswagen en Alemania, entre las que destacan BMW, Porsche, Mercedes y Audi. “Donde mayor experiencia tenemos es en el sector de la automoción”, ha puntualizado Rodríguez, quien dirige el negocio de ProGlove en España desde Barcelona.

 

 

 

 

En el caso de Seat, Rodríguez ha detallado que “se terminan ahorrando unos cuatro minutos al día, y la producción de un coche está alrededor de esos minutos”. Por tanto, la compañía española prácticamente consigue la producción de un coche más utilizando la tecnología de ProGlove. La start up también ultima alianzas en España con el fabricante de automóviles Brose y el proveedor de soluciones de ensamblaje y equipamiento Android Industries.

 

La empresa germana, que el pasado enero dio el salto a Estados Unidos y Canadá, tiene como objetivo “conectar al trabajador con la industria 4.0”, según Rodríguez. La ingeniera de desarrollo de negocio de ProGlove sostiene que la empresa no pretende dar un espaldarazo a la automatización del empleo, sino “facilitar el trabajo a las personas”.

 

¿Cómo funciona su tecnología? ProGlove ha desarrollado un escáner adherido a un guante que permite escanear piezas en las fábricas sin necesidad de que el trabajador tenga que realizar desplazamientos. “Hoy en día, lo que hay en las plantas son escáneres de mano que el operario ha de ir cogiendo constantemente –ha explicado Rodríguez-; el objetivo es hacer el proceso más eficiente y ergonómico”.

 

 

 

 

Los guantes de ProGlove cuentan con un dispositivo Mark que actúa como lector de códigos, tanto QR como de barra. Para utilizarlo, el trabajador dispone de un pulsador en la palma de la mano, por lo que sólo necesita cerrar el puño para realizar el escaneado. Asimismo, todos los guantes están emparejados con un punto de acceso que se conecta vía USB, o bien RS-232, a un terminal.

 

Fundada en 2014, la empresa identificó un negocio potencial en las cadenas de montaje de las fábricas al ver el tiempo y esfuerzo dedicados a los escaneados de piezas. “La primera idea fue desarrollar un guante con Rfid (identificación por radiofrecuencia) que era capaz de decir la temperatura de la pieza que se iba a tocar, o si era la pieza correcta”, ha explicado Rodríguez.

 

“Cuando fuimos a las plantas nos dimos cuenta de que la industria no podía aceptar esa tecnología en ese momento, por lo que dimos un paso atrás y nos preguntamos qué era lo que se necesitaba entonces”, ha aducido.

 

 

La ‘start up’ que sedujo a Intel

ProGlove fue fundada hace cuatro años por Paul Günther, Jonas Girardet, Alexander Grots y Thomas Kirchner. La start up lanzó su primer producto Mark en 2016, cuando esta cerró su primera ronda de financiación de 2,2 millones de dólares (1,8 millones de euros), liderada por Intel Capital, Gettylab y Bayern Kapital.

 

La empresa cuenta con sede en Múnich y un equipo formado por setenta personas. Además de la industria de la automoción, la start up provee con su tecnología a retail, supermercados y almacenes, entre los que destacan compañías como Bosch Thermotechnology e Ikea.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...