Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

22 Sep 201905:43

h Empresa

La alemana Wind arranca en Madrid con 120 patinetes en pleno ‘boom’ del sector

29 Oct 2018 — 04:57
A. Pijuán
Compartir
Me interesa

Después de unas semanas de prueba, la empresa alemana despliega su flota de patinetes en la capital española tras haber entrado en vigor la nueva ordenanza de movilidad el pasado miércoles. Su objetivo es continuar creciendo en España en los próximos meses.

La alemana Wind arranca en Madrid con 120 patinetes en pleno ‘boom’ del sector

 

Nuevo player internacional en el sector de la movilidad para plantar cara a Lime y a Voi en España. La start up alemana Byke, que aterriza en el país bajo la marca Wind, arranca de forma oficial en Madrid con una flota de 120 patinetes eléctricos y la intención de extender su servicio al resto de ciudades del mercado español.

 

Tras unas cuantas semanas de prueba, la compañía ha iniciado de forma oficial su actividad al haber entrado en vigor el pasado miércoles la nueva ordenanza de movilidad, que regula dichos dispositivos. Algunas de las líneas maestras que señala el documento es que estos pueden circular por las calles de 30km/h de un solo carril por sentido, carriles bici, ciclocalles, pistas ciclistas y calles integradas dentro de zonas 30. La circulación por la acerca está limitada.

 

Desde Wind valoran muy positivamente la decisión del Ayuntamiento de Madrid, según explica Gerard Sellares, responsable de Wind para España, a Kippel01. El directivo explica que los próximos pasos de la empresa irán en línea con la evolución de la demanda de patinetes en la capital, si bien aseguran que es alta.

 

“Siempre somos ambiciosos, pero tenemos claro que llevaremos a cabo una expansión gradual”, explica Sellares. El objetivo de la compañía es extender su flota en ciudades de otras comunidades autónomas, aunque dependerá de la acogida de los patinetes eléctricos por parte de cada ayuntamiento.

 

 

 

 

La ordenanza aprobada en Madrid podría sentar un precedente sobre cómo van a responder el resto de consistorios, si bien aún falta por conocer la decisión de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre dichos dispositivos. A mediados de octubre, el director de la entidad, Pere Navarro, aseguró que clasificarían los patinetes eléctricos (hasta ahora regulados con las normas más básicas del reglamento de vehículos) para que los ayuntamientos fuera más fácil regularlos.

 

“Estamos en contacto con el Ayuntamiento, adoptando un enfoque honesto para resolverlo de forma honesta”, indica el responsable de Wind para España. Al contrario que sus competidores, la start up alemana ha decidido ubicar sus patinetes eléctricos en barrios menos turísticos como Chamberí o Salamanca, así como en zonas de negocios como Plaza Castilla o la zona del Bernabéu.

 

Con una velocidad máxima de 25 km/h y un precio de 0,15 por minutos (más un euro por desbloquear el patinete), estos incluyen un seguro que cubre la responsabilidad civil por los daños y perjuicios que protege al usuario que conduce el patinete, a otras personas y bienes, y al patrimonio municipal. El usuario puede acceder al patinete a través de su aplicación móvil.

 

 

‘Boom’ del patinete eléctrico

Las calles de las principales ciudades de España se han llenado de patinetes eléctricos en los últimos meses, con actores internacionales como la sueca Voi o la estadounidense Lime. Esta última, de hecho, selló un acuerdo el pasado verano con Uber para introducir sus patinetes eléctricos en la aplicación del grupo que lidera Dara Khosrowshahi. El acuerdo se sustentó a través de una ronda de financiación con la que Lime captó 335 millones de dólares (294 millones de euros). Se desconoce la cuantía aportada por Uber.

 

Ciudades como Barcelona cuentan con una regulación para el patinete eléctrico, si bien hay otras como Zaragoza, Santander o Murcia que aún no la han definido. Esta situación se produce porque la DGT, al incluir a los patinetes dentro de los vehículos de movilidad personal, dejó la regulación de estos en manos de los municipios.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...