Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

17 Nov 201913:39

h Empresa

La caída del PC pasa factura a Dell en España: reduce sus ventas un 11% en el ejercicio 2016

15 Jun 2017 — 05:00
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La compañía tecnológica cerró el último ejercicio fiscal con unas ventas de 23,76 millones de euros, un 11% menos en comparación con el año anterior. El beneficio del grupo, no obstante, se disparó un 51%, hasta 1,69 millones de euros.

La caída del PC pasa factura a Dell en España: reduce sus ventas un 11% en el ejercicio 2016

 

El PC pasa factura al negocio de Dell en España. La compañía estadounidense, que desembarcó en el mercado español en 1991, achaca en sus cuentas el impacto del auge del smartphone y el descenso en la venta de ordenadores, que tras cinco años en caída libre empieza a mostrar tímidos signos de recuperación en 2017.

 

Según la consultora IDC, las ventas de ordenadores echaron el freno al caer un 13,1% en la recta final de 2015 y un 11,8% en 2016. La misma consultora apunta que la presencia de Dell en el mercado español no hace sombra a la de rivales como HP, Lenovo o Acer, que se mantienen en el podio en cuanto a ventas en España.

 

El declive de estos productos afectó directamente a su negocio en España, cuya facturación cayó un 11% en el ejercicio 2016 (que finalizó el pasado 31 de diciembre), según se desprende de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. En total, el grupo tecnológico alcanzó una cifra de negocio de 23,76 millones de euros, frente a los 27,13 millones de euros obtenidos el año anterior.

 

 

 

Además de achacar este descenso a la caída en las ventas de ordenadores y a su negocio de Enterprise Systems Group (que engloba la unidad de negocios de servidores y redes), el grupo asegura que otro de los factores que influyeron en el resultado de su facturación fue “la disminución de ingresos de nuestros clientes”.

 

Y es que cuatro años después de aterrizar en España, Dell España decidió adoptar un nuevo método de operaciones al pasar a actuar como comisionista de los productos de marca Dell. A partir de ese momento, el riesgo de clientes, existencias y garantías fue asumido por Dell Products, una sociedad con domicilio social en Irlanda.

 

Por ello, la subsidiaria española contabiliza como ingresos de explotación la comisión que percibe por las ventas realizadas, y no por el importe bruto de las ventas y compras. Este es un sistema fiscal que también utilizan empresas como Apple, Amazon o LinkedIn (cuando aún no había pasado a formar parte de Microsoft) y que les permite reducir el impuesto sobre beneficios que pagan en España. De hecho, la compañía “prestó servicios” a su matriz irlandesa por importe de 19,91 millones de euros.

 

Pese a ello, Dell registró un beneficio neto de 1,69 millones de euros en España durante el ejercicio 2016, un incremento del 50% en relación con el ejercicio anterior. Gran parte de este aumento vino dado por una mayor eficiencia en el consumo de mercaderías, pasando de gastar 3,37 millones de euros en el ejercicio 2015 a sólo invertir 2,24 millones de euros en 2016.

 

Por otra parte, la empresa tecnológica redujo su plantilla en siete personas, lo que le permitió reducir su gasto en personal en 2,45 millones de euros. A cierre del ejercicio, Dell operaba con una plantilla de 195 personas en el mercado español.

 

 

En cuanto a su patrimonio neto, la compañía estadounidense cerró el año fiscal con 8,52 millones de euros contabilizados como fondos propios, 70.000 euros de los cuales contaban como capital, 14.000 euros como reservas y, el resto, como remanente (beneficio no repartido ni aplicado específicamente a ninguna otra cuenta).

 

Además de elevar su beneficio neto en un 50%, Dell también consiguió reducir ligeramente su nivel de endeudamiento en su último ejercicio fiscal, pasando de contabilizar 5,16 millones de euros de deudas a corto plazo a 4,99 millones de euros en 2016. La mayor parte de esta deuda se distribuyó en pagos pendientes a su plantilla, por valor de 1,44 millones de euros; deudas a acreedores varios por 1,98 millones, y otras deudas con las Administraciones Públicas por 783.782 euros.

 

Dell llegó a España en 1991, siete años después de haber iniciado su actividad en Estados Unidos de la mano de Michael Dell. La compañía, que desde sus inicios ha centrado su negocio en la venta de equipos informáticos, está capitaneada en España por Ricardo Labarga e Isabel Reis, que se acaba de incorporar a la compañía a inicios de junio.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...