Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

23 May 201914:42

h Empresa

La huella latinoamericana de Cabify: 29 ciudades, compras y talento de Rocket Internet y Tinder

21 May 2018 — 05:00
A. Pijuán
Compartir
Me interesa

Cabify ha diseñado su equipo de primeras espadas en Latinoamérica con talento de Rocket Internet, Tinder, Hsbc o CheckDeal. La compañía aterrizó en la región en 2012, donde se espera que los servicios de movilidad superen los 33.492 millones de dólares en 2020.

La huella latinoamericana de Cabify: 29 ciudades, 13 millones de clientes y talento de Rocket Internet y Tinder

 

El mercado latinoamericano es una de las principales prioridades de Cabify. Nacida en un país en el que su crecimiento choca de pleno con la regulación del sector taxi y ante la intensa competencia en Europa, la empresa española decidió dar el salto a Latinoamérica en 2012. Desde entonces, el grupo ha extendido sus servicios a nueve países y 29 ciudades de la región, ha reunido a una base de usuarios de más de trece millones de usuarios y ha alcanzado una valoración de 1.400 millones de dólares (1.185,8 millones de euros).

 

Seis años, una inyección millonaria y la alianza estratégica con la brasileña Easy Taxi le han valido a Cabify para posicionarse en una posición aventajada en la línea de salida en su carrera por la conquista de Latinoamérica, aunque la competencia es ya intensa. La empresa española no sólo compite con Uber (que se ha encontrado una fuerte oposición en la región), sino que también debe hacer frente al gigante asiático Didi, que ha empezado a operar en México y que anunció la adquisición de la brasileña 99Taxis el pasado enero.

 

El potencial de Latinoamérica para este tipo de empresas es significativo. Las previsiones realizadas por Statista apuntan que el tamaño del mercado de los servicios de movilidad en la región se sitúa en 21.544 millones de dólares (20.790 millones de euros) en la actualidad. Para 2020, las estimaciones apuntan a un valor de 33.492 millones de dólares (28.369 millones de euros).

 

 

 

 

La adopción del smartphone en la región, si bien es desigual, superará el 60% en la mayoría de los países en 2020, con especial relevancia en Brasil, donde alcanzara casi el 80%, según detalla el último informe de la Gsma, llamado The Mobile Economy, Latin America and the Caribbean 2017.

 

El negocio de Cabify anotó un crecimiento del 500% entre 2016 y 2017, aunque la empresa no aportó ningún valor absoluto. Según la información proporcionada por Bank of America y a la que tuvo acceso La Información, el grupo transaccionó 700 millones de dólares a través de su plataforma en 2017 (incluyendo España).

 

Cabify entró en Latinoamérica en 2012 con su desembarco en México, Chile y Perú. Desde entonces, ha conseguido aterrizar en nueve países y 29 ciudades, descontando Uruguay (donde se replegó como parte de su acuerdo con Easy Taxi). Su desembarco en Brasil y Panamá se produjo en 2016.

 

 

Talento de Rocket Internet y Tinder para crecer en Latinoamérica

Juan de Antonio, Ricardo Weder o Juan Ignacio García-Braschi son algunas de las caras más conocidas de la compañía en España. Pero, ¿quiénes pilotan el negocio de Cabify en Latinoamérica? A mediados de febrero, Cabify remodeló su cúpula y nombró a Ricardo Weder, consejero delegado del grupo, nuevo presidente. Entre 2015 y 2017, Weder había ejercido como máximo responsable de la empresa en Latinoamérica y había liderado el desarrollo de su negocio en México.

 

Antes de unirse a Cabify, Weder ejerció como máximo responsable en México de Easy Taxi, que recibió millones de financiación por parte de Rocket Internet. Otra de las primeras espadas de Cabify en el mercado latinoamericano es Alejandro Sisniega, actual responsable de la empresa en México. El directivo trabajó en Industrias 23 durante cuatro años antes de entrar en Cabify.

 

Del gigante alemán proviene también Camilo Sarasti, responsable de Cabify en Colombia y antiguo director del grupo en Panamá. Sarasti se incorporó al equipo de Cabify en 2016. Dos años antes, el directivo pasaba a formar parte de la plantilla de Rocket Internet como managing director en Tripda, y previamente a entrar en el sector tecnológico, trabaja como consultor en The Breakthrough.

 

 

 

 

Una de las incorporaciones más recientes de Cabify es Fernando Matias, quien hasta el pasado enero estaba al frente de Easy Taxi en Brasil. En 2017, ambas compañías llegaron a un acuerdo para buscar sinergias, reducir costes y desarrollar nuevos servicios. De momento, no ha trascendido ningún detalle económico de la operación.

 

Cabify también ha colocado al frente de su negocio a un ex Tinder. En concreto, a Guillermo Minieri, que estuvo al frente del lanzamiento de la aplicación de citas en Argentina en 2015 y que anteriormente había ejercido como responsable de Viagogo en Buenos Aires. Jorge Romero, responsable de Cabify en Perú, trabajó entre 2009 y 2012 en Amazone (del grupo Hochshild) antes de unirse a la empresa española; y el español Alberto González (y fundador de CheckDeal) capitanea desde marzo del año pasado el negocio del grupo en Panamá y República Dominicana.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...