Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

20 Sep 201811:30

h Empresa

La ‘joint venture’ de Glovo y Cabify toma forma y apunta a Argentina, Perú y Bolivia

30 Nov 2017 — 05:00
Amelia Pijuán
Me interesa

Chile ha sido el primer destino de Glovo en Latinoamérica, donde la empresa ha colocado al frente a un ejecutivo de Cabify. Los próximos destinos de la compañía son Buenos Aires, Lima y Santa Cruz de la Sierra.  

La ‘joint venture’ de Glovo y Cabify toma forma y apunta a Argentina, Perú y Bolivia

 

La joint venture de Glovo y Cabify echa a andar. Las dos compañías han dado forma societaria a este proyecto, que ha permitido a Glovo empezar a pedalear en Latinoamérica gracias a la red de mensajeros de Cabify Express. La primera toma de contacto del grupo que lideran Oscar Pierre y Sacha Michaud con el país latinoamericano se ha producido a través de una primera incursión en Santiago de Chile, aunque la empresa ya prepara el terreno para iniciar operaciones en Argentina, Perú y Bolivia.

 

La sociedad resultante tiene como nombre Glovo Latam y está formada por tres consejeros: Oscar Pierre, cofundador y consejero delegado de Glovo, que a su vez ejerce como presidente de la filial; Juan Ignacio García Braschi, director financiero de Cabify, y Sacha Michaud, cofundador de Glovo.

 

Glovo Latam está domiciliada en el número 94 de la calle Pujadas, en Barcelona, y cuenta con un capital inicial de 3.000 euros, según consta en el Registro Mercantil. Oriol Sanleandro, director general de Cabify en Barcelona y Arnau Cortés, responsable de operaciones de Glovo aparecen también como apoderados solidarios de la sociedad.

 

 

 

 

La constitución de la sociedad se produjo a mediados de octubre, pocos días después de conocerse que Glovo iniciaba operaciones en Lisboa, en la que fue su primera incursión en Portugal. A principios de noviembre, la compañía anunció que entraba en Santiago de Chile de la mano de Cabify.


Ambas compañías han optado por colocar al frente del negocio a Geovani Cázares, antiguo responsable de la unidad de nuevos negocios de Cabify, como responsable del país. El directivo se unió al equipo de Cabify en octubre de 2016 procedente del grupo mexicano de ecommerce Linio.

 

Una vez puesta la primera piedra en Latinoamérica, Glovo no se ha demorado en poner el foco en otras ciudades clave del continente. La empresa española ya tiene en marcha diferentes procesos de selección para llevar su servicio a Buenos Aires (Argentina), Lima (Perú) y Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

 

 

 

 

Glovo ha pisado a fondo el acelerador de su expansión tras recibir una inyección de treinta millones de euros por parte de Rakuten y Cathay Innovation. En ella también participaron otros inversores de la compañía como Seaya Ventures y Antai Venture Builder.

 

Tras ello, los planes de la compañía pasan por inaugurar una nueva ciudad cada semana. Hasta la fecha, Glovo está operativo en las áreas urbanas de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Palma, Bilbao, Alicante, Gijón y Múrcia. En Italia está presente en Milán, Roma, Catania, Palermo, Boloña, Florencia, Génova y Verona; y también opera en París y Lisboa.

 

Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, Glovo concluyó el ejercicio 2016 con una cifra de negocios de 1,24 millones de euros, casi doce veces más que lo que obtuvo el año anterior, cuando facturó 106.677,57 euros. En el mismo periodo, la compañía disparó sus pérdidas hasta 4,25 millones de euros.

 

 

 

 

La empresa registró un resultado bruto de explotación (ebitda) negativo de 5,21 millones de euros, casi siete veces más que en 2015. El Impuesto sobre Beneficios que asumió Glovo fue de 1,06 millones de euros. Según consta en el informe de gestión de la compañía, sus pérdidas responden a “la fuerte inversión realizada en el ejercicio para el posicionamiento de la marca, situación contemplada en el plan de negocios de la compañía hasta el año 2018”.

 

Según la estrategia de Glovo, el objetivo es alcanzar el break even en 2018. El importe de las deudas con entidades de crédito del grupo ascendió a 300.624,7 euros en el ejercicio 2016 y tiene formalizado un préstamo participativo con Enisa por un importe de 200.000 euros. El vencimiento de este préstamo está fechado en 2020.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...