Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

17 Dic 201817:21

h Empresa

Nintendo, euforia en el parqué: rubrica su mejor año en bolsa desde 2007 aupado por el ‘efecto Switch’

11 Jun 2018 — 04:57
Daniel López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El gigante japonés atraviesa un gran momento a las puertas de su conferencia en el E3. La compañía disparó sus ganancias un 36,1% en 2017, registró su mejor año en bolsa desde 2007 y vendió millones de unidades de su última consola.

Nintendo, euforia en el parqué: rubrica su mejor año en bolsa desde 2007 aupado por el ‘efecto Switch’

 

Nintendo está eufórica. La compañía japonesa atraviesa uno de sus mejores momentos financieros y espera culminarlo mañana sobre la palestra del E3, la feria de videojuegos de referencia que cita cada año a los gigantes del sector en Los Ángeles (Estados Unidos). Allí anunciará sus últimas novedades para Nintendo Switch, que mantiene un ritmo de ventas sin parangón. La empresa llega al evento aupada por sus beneficios, que se dispararon un 36,1% en 2017, y por el valor de sus acciones, que alcanzan sus mejores resultados desde 2007.

 

El grupo vuelve a saborear las mieles del éxito con Nintendo Switch, la consola híbrida que lanzó al mercado en marzo del año pasado y con la que ha cosechado alrededor de 18 millones de ventas. El concepto innovador de la consola y el surtido de juegos que la acompañan han seducido al público de tal forma que Switch ha superado en año y medio las ventas totales de Wii U, su predecesora, que comercializó 13,56 millones de unidades en poco más de cinco años.

 

Después de ese periodo de capa caída en el segmento de las plataformas de sobremesa (aunque con buena salud en el terreno de las consolas portátiles con 3DS), Nintendo ha rubricado su regreso al Olimpo de la industria con Switch y ha dado señales de que su papel en el smartphone puede ser relevante tras el fenómeno Pokémon Go, un éxito que no pudo igualar con lanzamientos posteriores, como Super Mario Run o Fire Emblem Heroes.

 

 

 

 

En ese aspecto, Nintendo llevaba años necesitando golpear el mercado con propuestas que volvieran a situarla a la vanguardia. El grupo japonés nunca ha apostado por lanzar el hardware más avanzado técnicamente, a diferencia de los fabricantes de PC, o los dueños de PlayStation y Xbox. Nintendo siempre juega en su propia liga y apuesta por las ideas más innovadoras y originales. Lo demostró con la realidad aumentada en móviles y repitió la jugada con el concepto híbrido de Switch.

 

Gracias a ello, el grupo lleva dos años elevando sus ganancias a doble dígito. Nintendo aumentó su beneficio neto un 36,1%, hasta 139.590 millones de yenes (1.048 millones de euros) en el ejercicio 2017, comprendido entre el 1 de abril del año pasado y el 31 de marzo de 2018. En el anterior año fiscal, la compañía se había nutrido del boom de Pokémon GO y de las ventas de Nintendo 3DS para situar sus ganancias en 102.574 millones de yenes (844 millones de euros). En 2015, sin embargo, la empresa había reducido sus resultados un 60%, ganando tan sólo 16.505 millones de yenes (131 millones de euros).

 

A un día para su presentación del E3, la compañía quiere rubricar su buen estado de forma; de hecho, ha atravesado su mejor año en el parqué desde 2007, especialmente a partir de septiembre. El día anterior a su conferencia en el E3 del año pasado, 12 de junio de 2017, los títulos de Nintendo se situaban a un precio unitario de 34.020 yenes (271,1 euros), cifra que se elevó un 15,6% en las semanas posteriores, hasta 39.320 (306,8 euros) en la jornada del 27 de junio.

 


 

 

Ese fue uno de los mejores resultados para Nintendo en el parqué desde que la empresa marcara un hito en 2007 gracias a la fiebre de Wii; aquel noviembre logró un pico de 70.500 yenes (549,9 euros). El repunte del año pasado, el mayor hasta entonces en la última década, no sólo llegó en plena resaca del E3 2017, sino que también coincidió con el anuncio de SNES Classic Mini, la reedición de la Super NES de 1986.

 

Sin embargo, el repunte del año pasado ha quedado en anécdota ante el ritmo alcanzado por Nintendo en la Bolsa de Tokio en los últimos doce meses. En septiembre, la empresa disparó el valor de sus acciones tras anunciar en una de sus presentaciones (Nintendo Direct) una ristra de títulos para el catálogo de Nintendo Switch: juegos de terceros, como Doom o Wolfenstein II: The New Colossus, y novedades sobre grandes exclusivos de la compañía, como Super Mario Odyssey y Xenoblade Chronicles 2.

 

A partir de entonces, con el Black Friday y la campaña navideña de por medio, la empresa comenzó a lanzar todos sus títulos más esperados y, junto a ellos, llegaron las subidas en bolsa. El 27 de noviembre, tres días después del Black Friday, la compañía situó el valor de sus títulos en 47.720 yenes (371,3 euros). Tras una caída del 13,8% hasta el 28 de diciembre, la empresa volvió a remontar el vuelo hasta lograr el mayor pico del último año y mejor valor desde 2007, de 49.590 yenes (385,8 euros) el 23 de enero de 2018.

 

 

 

 

No sólo las consolas han marcado la evolución de Nintendo en estos últimos doce meses. A finales de abril, Nintendo anunció que Shuntaro Furukawa se convertía en el nuevo presidente de la compañía en sustitución de Tatsumi Kimishima. Cuando Satoru Iwata murió en 2015, Kimishima pasó a ocupar su lugar en la presidencia del grupo. Tres años después, el directivo dejaba la compañía por jubilación, por lo que Furukawa, quien llegó a ser director externo de The Pokémon Company, asumirá el cargo a partir del próximo 28 de junio. El anuncio del cambio de presidente se produjo junto a la presentación de los resultados anuales de 2017. Durante los días posteriores, los títulos de la empresa subieron hasta 47.240 yenes (367,5 euros).

 

A partir de entonces, las acciones de Nintendo comenzaron a descender, para sorpresa del sector, con una corrección que coincidió con el anuncio de los próximos juegos de Pokémon para Nintendo Switch: Pokémon Let’s Go Pikachu y Pokémon Let’s Go Eevee. Pese a ello, los títulos se desplomaron un 11,9% en los días posteriores, hasta 39.610 yenes (308,2 euros) el miércoles pasado, su valor más bajo desde septiembre.  

 


 

 

La caída en bolsa de Nintendo a las puertas del E3 ha supuesto el mayor desplome en los últimos dieciocho meses, provocando el desconcierto de inversores y analistas. Según estos últimos, la posible (porque no ha sido confirmada) cancelación del proyecto Calidad de Vida de la compañía, impulsado el ex presidente Iwata en 2014, habría sido el causante de semejante caída, según Nikkei. La última mención a este proyecto, que buscaba mejorar los hábitos de los trabajadores, se hizo en julio del año pasado.

 

 

Nintendo se mantiene en forma en España

La buena evolución de Nintendo a escala global se refleja también en España y Portugal, donde la compañía elevó sus ingresos a 129 millones de euros en 2017, lo que representa un incremento del 20% respecto a los 106,4 millones de euros que obtuvo en el ejercicio precedente. En 2015, la empresa alcanzó una cifra de negocio de 102,69 millones de euros.

 

En el mercado ibérico, España supone el 95% de la facturación para Nintendo Ibérica. En cuanto a venta de consolas, la filial de Nintendo pasó de comercializar 374.000 unidades a cierre de 2016 a 377.000 unidades en 2017. El grueso de las ventas se las llevó la consola portátil Nintendo 3DS, mientras que Nintendo Switch y la gama Classic sumaron 168.000 plataformas vendidas. La venta de hardware supuso un total de 71,6 millones de euros para la Nintendo Ibérica el año pasado.

 

Asimismo, la compañía nombró el pasado febrero a Antonio López, quien lleva más de 24 años dentro del grupo, nuevo director general de la filial en España y Portugal. El directivo, que hasta entonces era el director financiero y de operaciones, asumió el máximo cargo tras el fallecimiento de Rafael Martínez Moya-Angeler el pasado noviembre.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...