Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

15 Sep 201920:48

h Empresa

Samsung juega la baza del Galaxy S8 en España para ‘resetear’ su negocio en el país

29 Mar 2017 — 05:00
Amelia Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La empresa surcoreana, que hoy presenta su nuevo smartphone en Londres y Nueva York, mantuvo su facturación en plano durante los últimos cuatro ejercicios fiscales e incrementó su beneficio un 7,7%.

Samsung juega la baza del Galaxy S8 en España para ‘resetear’ su negocio en el país

 

Samsung pone todas las cartas sobre la mesa. La empresa surcoreana, que hoy presenta su nuevo terminal Galaxy S8 en Madrid, vuelve a jugar la baza del lanzamiento de un nuevo smartphone para reanimar su negocio en España. Tras mantener sus ventas en plano en los últimos cuatro ejercicios fiscales, Samsung quiere aprovechar su posición como líder en ventas de móviles en el país para dar un impulso a su facturación.

 

De 2012 a 2015, Samsung se llevó, año tras año, el oro a la marca de móviles más vendida en España, llegado a copar una cuota de mercado del 24% en 2016, según los últimos datos de IDC. La evolución del negocio de su filial española, sin embargo, no mantuvo el mismo ritmo ascendente.

 

En los últimos cuatro ejercicios fiscales, el negocio de Samsung en España se ha reducido un 3,8%, pasando de facturar 1.832,7 millones de euros en 2012 a registrar 1.761,7 millones de euros en 2015, según las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil. De 2012 a 2013, el gigante tecnológico aumentó sus ventas un 2,46%, hasta 1.877,8 millones de euros. Lo mismo ocurrió con sus ganancias, que se dispararon un 24%.

 

 

El ejercicio siguiente, sin embargo, Samsung se encontró con un bache. A lo largo de 2014, la subsidiaria española contrajo su beneficio un 60,7%, hasta 15,4 millones de euros; y registró una facturación de 1.571,2 millones de euros, un 16,3% menos que el mismo periodo del año anterior.

 

La contracción del negocio de Samsung en España fue a la par de la evolución de sus cuentas globales. Por primera vez desde 2011, el grupo surcoreano redujo su facturación hasta un 37% debido al lanzamiento del iPhone 6 por parte de Apple y a la competencia de grupos como Huawei, que en España se posiciona en la segunda posición en ventas de smartphones en 2016.

 

La aparición de empresas de smartphones de bajo coste como la española BQ también se convirtió en un frente para Samsung, que hasta la fecha se había apoyado en técnicas de márketing y agresivas políticas de descuento para seducir al comprador español.

 

 

 

 

Pese a ello, Samsung consiguió recuperar el pulso en 2015 y duplicar su beneficio, pasando de 15,4 millones de euros en 2014 a alcanzar los 34,1 millones de euros en el siguiente ejercicio. Según las cuentas de la compañía surcoreana, el 99,7% de sus ventas se realizaron en España, mientras que sólo un 0,2% de la mercadería se destinó a mercados internacionales.

 

En el ejercicio 2015, el endeudamiento de Samsung España se cifró en 242,2 millones de euros, 190,5 millones de los cuales correspondían a deudas con acreedores comerciales y otras cuentas a pagar. Por otra parte, la compañía surcoreana redujo su plantilla en España de 393 trabajadores a 370 empleados.

 

Para 2016, las previsiones de la compañía apuntan a una recuperación de sus cuentas, si bien genera aún incertidumbre cómo afecta a sus resultados financieros la retirada del mercado del Galaxy Note 7. El grupo se vio obligado a tomar a cabo esta medida después de que algunos de sus dispositivos prendieran fuego de forma instantánea por fallos en sus baterías.

 

Galaxy S8, el all-in de Samsung

Además de verse obligada a retirar del mercado sus dispositivos Galaxy S8, Samsung también ha visto como su cúpula se tambaleaba en Corea del Sur tras la detención de su vicepresidente. Jay Y. Lee, considerado el heredo de Samsung, pasó a manos de la justicia surcoreana el pasado febrero por su implicación en un escándalo de soborno que provocó la dimisión de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, en diciembre.

 

Ante esta esta situación, la empresa se lo apuesta todo por volver a ‘golpear’ el mercado con su nuevo terminal Galaxy S8 y conseguir afianzar sus posiciones en el mercado español para que sus cuentas vuelvan a coger impulso.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...