Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

24 Feb 202021:55

h Empresa

Uber, a golpe de chequera para revolucionar el negocio de la movilidad

04 Sep 2017 — 05:00
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La compañía obtuvo una valoración de cerca de 68.500 millones de dólares en su última ronda. Sus pérdidas ascienden a miles de millones de dólares y se enfrenta a problemas legales para operar en Europa, demandas por acoso sexual y discriminación y un litigio legal con Alphabet.


Uber, a golpe de chequera para revolucionar el negocio de la movilidad

 

Uber es la empresa no cotizada más valiosa del mundo, pero también la que genera más pérdidas. Con sólo siete años de vida, el grupo estadounidense se ha convertido en un caramelo muy atractivo para el apetito inversor: su valoración ronda 68.500 millones de dólares tras la captación de 200 millones de dólares en febrero, y sus ingresos por viajes se sitúan en 8.700 millones de dólares a cierre del último trimestre.

 

Desde que Travis Kalanick y Garret M. Camp empezaran a idear los primeros esbozos de lo que sería Uber en París en 2008, la empresa ha conseguido reunir alrededor de 15.000 millones de dólares de financiación por parte de inversores de la talla de Google Ventures, Benchmark, Menlo Ventures, Baidu, Tiger Global Capital Management y T. Rowe Price.

 

En la actualidad, el grupo está presente en más de setenta países y cuenta con 6.000 millones de dólares en caja para continuar creciendo a golpe de chequera. Su impulso exterior, no obstante, se ha visto también reflejado en sus pérdidas, que en el último trimestre ascienden a 645 millones de dólares y que en el ejercicio 2016 se situaron en 3.000 millones de dólares.

 

 

 

 

Las pérdidas no son el único factor que ensombrecen los números de Uber. Tan sólo en los últimos meses, la empresa se ha visto sacudida por la salida de su fundador y consejero delegado, Travis Kalanick, así como por la previa dimisión de altos directivos como el Jeff Jones (presidente de Uber), Gautam Gupta (director financiero), Brian McClendon (vicepresidente de plataforma de negocios) o Rachel Whestone (responsable de políticas públicas).

 

Además de la salida del máximo directivo de Uber, que se ha visto saldada con el fichaje de Dara Khosrowshahi (procedente de Expedia), la empresa mantiene un litigio legal con Alphabet por el supuesto robo de información empresarial y se ha visto obligada a llevar a cabo una investigación a raíz de las denuncias de acoso sexual y discriminación de sus trabajadores.

 

Por una parte, Uber se enfrenta a una fuerte regulación europea que lo ha llevado a dar un paso atrás en países como Francia y a suprimir, casi por completo, su servicio de transporte entre particulares. La empresa también se enfrenta a cargos criminales en Estados Unidos por el uso del programa espía Greyball, lo que ha llevado a la firma de inversión Benchmark a demandar al propio Kalanick.

 

 

Pese a ello, no ha sido hasta la última presentación de sus resultados (que Uber no está obligada a publicar) cuando algunos de sus inversores han empezado a rebajar sus valoraciones. ¿Qué ha hecho Uber para, en tan sólo siete años desde su fundación, valer más que General Motors a ojos de los inversores?

 

Un crecimiento espectacular

El crecimiento de Uber en los últimos siete años ha sido vertiginoso. Si en mayo de 2010 iniciaba sus operaciones en San Francisco y en 2011 se atrevía a dar el salto a Nueva York, en 2012 pisaba a fondo el acelerador para aterrizar en las calles de Europa, con Londres como primer destino.

 

De allí en adelante, las numerosas rondas de financiación dieron impulso a su crecimiento internacional. En agosto de 2013 inició sus operaciones en Johannesburgo (África) y ese mismo mes también se estrenó en un nuevo continente con su desembarco en México. La región asiática no tardó mucho en rendirse a los pies de Uber, que lanzó su servicio en Shanghái en febrero de 2014 y se estrenó en Brasil en junio. De 2013 a 2014, el valor de Uber pasó de 3.500 millones de dólares a 41.000 millones de dólares.

 

 

 

El inicio de su cuarto aniversario coincidió con su entrada en España, donde al poco tiempo se vio obligada a dar marcha atrás tras el dictamen de medidas cautelares contra UberPOP tras la demanda de la Asociación Madrileña del Taxi por competencia desleal. Tras dos años sin operativa en España, Uber decidió volver a probar suerte en el país con UberX, un servicio operado por conductores profesionales que le confirmó plaza en Madrid.

 

Además de entrar en España, 2014 fue el año en que Uber empezó a diversificar su negocio para atraer nuevos ingresos y estrenó UberFresh en Los Ángeles, un servicio de entrega de comida a domicilio que posteriormente se consolidaría como el actual UberEats. La empresa, además, añadió un nuevo servicio de coches compartidos (llamado UberPool) y en 2016 elevó su apuesta por el coche autónomo con la introducción de estos vehículos en su flota de Pittsburgh.

 

Es, precisamente, esta apuesta por la conducción autónoma y el coche compartido lo que ha seducido a los inversores, según los analistas. El negocio de Uber va más allá de la intermediación de viajes de coche en las ciudades, sino que extiende su mirada sobre el futuro del negocio de la movilidad.

 

Innovación e irrupción

Según datos publicados en The Information sobre las inversiones de Uber, el grupo gastó 95 millones de euros en I+D sólo en el primer semestre de 2015. Un año después, la empresa desembolsó 680 millones por la empresa OttoMotto para avanzar en este campo y, a inicios de 2017, Mercedes anunció una alianza con el grupo para introducir sus propios vehículos autónomos en la red de Uber.

 

La empresa incluso se ha atrevido con los coches voladores. El pasado abril, la tecnológica anunció la puesta en marcha de UberElevate, su proyecto de vehículos voladores para acortar los tiempos de recorrido en las ciudades y terminar con la congestión urbana. Su objetivo es que estos vehículos estén operativos para 2020, aunque para ello deberán sortear toda una serie de regulaciones que les permitan realizar su actividad.

 

Más allá de su inversión en tecnologías del futuro, Uber ha sido capaz de coger un modelo tradicional como el del transporte de personas (dominado, hasta ahora, por el taxi) y poner al usuario en el centro de la cadena de valor gracias a la tecnología. Conocer con exactitud qué va a pagar por el trayecto, dónde y cuándo estará el vehículo disponible... Pequeñas modificaciones en pro de la mejora de la experiencia del usuario.

 

Próximos retos

Quemar dinero para ganar músculo ha sido una buena estrategia para Uber. Ahora que su tamaño es considerable y que incluso se ha visto obligada a ceder algunas partes de su negocio, como el de China, la empresa empieza a afrontar la gran incógnita: ¿cómo alcanzar la rentabilidad?

 

Las subvenciones a los conductores y los costes generales de ingeniería, investigación y desarrollo serán algunos de los principales gastos que Uber deberá equilibrar. A ello se suma una política agresiva de descuentos sobre el precio de los viajes que está asumiendo la empresa con el objetivo de ganar usuarios.

 

El crecimiento de sus rivales como Lyft, Grab o incluso Cabify también será un punto a tener en cuenta para la empresa que a partir de ahora dirigirá Khosrowshahi. El directivo se ha marcado como objetivo sacar a bolsa la empresa antes de 2019, fecha límite fijada para que la compañía pase de números rojos a negros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...