Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

25 Nov 201705:04

h Empresa

Wallapop y Airbnb ganan terreno en España con el factor precio como ‘arma’ de seducción

07 Nov 2017 — 05:00
A. Pijuán
Me interesa

Las plataformas de economía colaborativa y on demand han incrementado su penetración entre el usuario español, especialmente los servicios de alojamiento como Airbnb, de compraventa de productos de segunda mano como Wallapop, o transporte, como Uber o Cabify.

Wallapop y Airbnb ganan terreno en España con el factor precio como ‘arma’ de seducción

 

Dormir en casa de un particular, compartir trayecto desde Madrid hasta Granada o comprar un coche de segunda mano en dos minutos y a través de una aplicación móvil nunca había sido tan fácil. La tecnología ha democratizado muchos servicios que, pese a estar a un golpe de click y al alcance de todos, aún tienen un largo recorrido en España.

 

Airbnb, Wallapop, Blablacar, Amovens o Uber, entre muchas otras, son las compañías que se encuentran detrás de este tipo de servicios, que en los últimos años se han visto reagrupados bajo el concepto de economía colaborativa y on demand.

 

Según la definición de Adigital, se trata de “modelos de consumo y provisión de servicios que se basan en la intermediación entre la oferta y la demanda generada en relaciones entre iguales (P2P o B2B) o de particular a profesional a través de plataformas digitales que no prestan el servicio subyacente”. En el caso de la economía bajo demanda, esta implica sí o sí una “relación comercial” entre los usuarios.

 

Empresas como Airbnb o Uber llevan varios años operando en España, aunque su penetración es difícil de contabilizar. Los últimos datos del Panel de hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc), no obstante, arrojan luz sobre la evolución de estas compañías, que fueron utilizadas por más de un tercio de los internautas en el primer semestre de 2017.

 

La compraventa de segunda mano reina en España

Plataformas como Wallapop llevan la batuta de la compraventa de productos de segunda mano en España. Según la Cnmc, el 13,2% de los usuarios que se conectan a Internet cada semana ha realizado más de una transacción anual a través de una aplicación similar, mientras que el 9,7% ha comprado o alquilado un artículo de segunda mano una vez al año y un 1,8% asegura que lo utiliza una vez a la semana como mínimo.

 

Este es uno de los servicios de la economía colaborativa con mayor aceptación en España. Si bien el 68,9% de los internautas asegura no usar este tipo de aplicaciones, el porcentaje se reduce año a año: en el primer semestre de 2016, la tasa de personas que no acudían a estas aplicaciones era del 70,8%.

 

Se lleva la plata el servicio de alojamiento entre particulares, terreno en el que Airbnb domina en España. Tal y como se desprende de los datos de la Cnmc, el 4,3% de los internautas apuesta por estos servicios en más de una ocasión cada año, y un 6,4% se aloja en establecimientos de este tipo una vez al año.

 

 

 

 

Por el contrario, el 87% de los individuos que usan Internet de forma semanal se reafirma en que no se aloja en habitaciones o viviendas de particulares, una décima porcentual menos que las personas que negaban usar estos servicios en 2016.

 

Con una menor penetración se encuentran plataformas de viajes compartidos, como Blablacar o Amovens, que son utilizadas más de una vez al año por el 2,9% de los internautas; o compañías como Uber o Cabify, que ofertan desplazamientos en coche con chófer por la ciudad y que son usadas por estos en más de una ocasión por el 1,4%.

 

¿Cuál es el poder de seducción de la economía colaborativa y ‘on demand’?

A la hora por decidirse entre una inmobiliaria tradicional o la plataforma de Airbnb, el usuario español se deja guiar por el precio del servicio. Para más de la mitad de los usuarios que utilizan Internet una vez a la semana, como mínimo, los servicios de Airbnb, Wallapop, Uber o Blablacar cuentan con un precio “más ventajoso” frente a los operadores tradicionales.

 

En segundo lugar, los clientes españoles destacan la posibilidad de contratar este tipo de servicios según sus propios horarios; a la vez que subrayan que la solicitud de estos servicios en las plataformas de economía colaborativa y on demand es “más cómoda y ágil que los servicios tradicionales”.

 

 

 

 

Es especialmente relevante el dato de las plataformas que permiten desplazarse en un coche con conductor por la ciudad, servicio que lleva la firma de Uber y Cabify en España. Un 58,4% de los usuarios considera que el precio de estos servicios es más ventajoso que el de un servicio tradicional, como pueda ser un taxi, y el 26,2% asegura que la calidad de servicio es mayor frente a los operadores tradicionales. En el primer semestre del año anterior, sólo un 12,3% consideraba que estas plataformas ofrecían un mejor servicio que el taxi.

 

Destaca también el cambio en la percepción de los usuarios españoles en relación a las plataformas que facilitan trayectos en coche compartidos, como Blablacar o Amovens. A la par que la idea de que el precio sea más ventajoso que otros servicios se ha ido debilitando (en la actualidad solo lo piense un 55,3% frente al 69,2% del año anterior), también lo han hecho el resto de variables: la calidad no es tan alta, no se ajusta tanto a las necesidades y horarios de los usuarios y no es tan sostenible con el medioambiente.

 

 

 

 

Pese a ello, el 37,8% de los clientes de este tipo de plataformas asegura sentirse satisfecho con el servicio. En el caso de las empresas de alojamiento en casas de particulares, el porcentaje de satisfacción es del 63%, tres décimas más que el año anterior; mientras que la tasa de clientes de los servicios de transporte con chófer se ha duplicado de un año a otro, situándose en el 47% en el primer semestre de 2017.

 

Dormir en Airbnb sí, ofertar la casa ya se verá…

A la par que las plataformas de economía colaborativa y on demand han ido ganando adeptos en el mercado español en el último año, la tasa de españoles que han ejercido como ofertantes en este tipo de plataformas se ha contraído en los seis primeros meses de 2017.


Ha decaído con especial fuerza el número de personas que no comparten plazas libres en sus coches, pasando del 89,4% en el primer semestre de 2016 al 91,6% en el mismo periodo de 2017. Con las plataformas tipo Airbnb ha ocurrido algo similar: la tasa de gente que no aloja huéspedes en su vivienda ha crecido del 90% al 92,3%. Políticas sancionadoras como las del Ayuntamiento de Barcelona o del Govern Balear han echado atrás a muchos particulares que ofertaban sus propiedades en este tipo de plataformas.


Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

3 comentarios
percival hess
08 Nov 2017 — 23:51
Soy Percival Hess, un prestamista de préstamos. Presto préstamos a una tasa de interés baja del 3%. Ofrezco todo tipo de préstamos que le gustaría tener de mil dólares a 25 millones de dólares. Quiero que todos los solicitantes sepan que el préstamo es seguro y otorgo préstamos a cualquier persona a partir de los 19 años, empleada y desempleada. Si está realmente interesado en este préstamo, comuníquese con nosotros ahora para que podamos comenzar a trabajar, y para que pueda obtener su préstamo rápidamente. Envíenos un correo electrónico ahora a través del correo electrónico de trabajo de nuestra empresa: percivalhessloanfinance@gmail.com o WhatsApp, +2348038127994.
Mamen Caamaño
07 Nov 2017 — 12:09
Yo uso blablacar desde tiempos inmemorables y siempre me ha ido fenomenal, los comparadores para viajes siempre los uso cuando voy a viajar. Para comprar o vender cosas de segunda mano uso Tablondeanuncios.com y milanuncios, siempre ahorro algo y mi economía me lo agradece ;)
Diana Gracia
07 Nov 2017 — 09:30
El artículo me ha resultado muy interesante! Yo lo veo cada día lo que dice y lo vivo, porque cuándo quiero viajar lo primero que pienso es en utilizar airbnb, cuándo necesito un coche de forma urgente o pienso en salir por la noche o ir al aeropuerto, en seguida escojo la opción de coger uber o cabify, y si quiero comprar algo de segunda mano, entro en www.uzzet.com y me compro lo que sea! Pero es cierto que cada vez está más introducido en nuestras vidas este tipo de economía on demand. A vivir la vida!!
...