Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

18 Sep 201823:59

h Empresa

Mariano Silveyra (Cabify): “Nuestra competencia es el vehículo particular; para el taxi, las VTC”

04 Jul 2018 — 05:00
A. Pijuán
Temas relacionados
Me interesa

La Autoridad Metropolitana de Barcelona (AMB) aprobó la semana pasada un decreto para limitar la actividad de las VTC con la concesión de una segunda licencia. Cabify, que tiene previsto tomar medidas judiciales, reprocha al Gobierno que no esté poniendo al usuario en el centro.

Mariano Silveyra (Cabify): “Nuestra competencia es el vehículo particular; para el taxi, las VTC”

 

“La Administración debería flexibilizar las condiciones de todas las plataformas del sector de la movilidad, es tan simple como eso”. Así de contundente se manifiesta Mariano Silveyra, director general de Cabify en Europa, ante los acontecimientos acaecidos la semana pasada. La Autoridad Metropolitana de Barcelona (AMB) decidió aprobar un decreto para limitar la actividad de las VTC con la concesión de una segunda licencia. Desde Cabify, que ya ha anunciado que recurrirá la medida, consideran que la Administración está lastrando el cambio en la movilidad de las ciudades.


“La Administración tiene que tomar decisiones valientes y ser contundente en este tipo de situaciones -expone Silveyra en una entrevista a Kippel01-; la movilidad necesita cambiar de forma urgente porque está muy arraigada al coche particular”. Tras la reciente decisión de la AMB, Cabify amenaza con cerrar sus oficinas de Barcelona y dejar de operar en la ciudad, donde las empresas con las que trabaja cuentan con unas 400 licencias.

 

Para Silveyra, Fomento jugará un papel clave en la concesión de estos permisos. El organismo, junto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc), ya prepara los recursos contra la normativa impulsada por Ada Colau, aunque otros ayuntamientos como el de Madrid se han apresurado a solicitar si es posible proporcionar estas dobles licencias.

 

 

 

 

El responsable de Cabify en Europa asegura que, si bien existe el riesgo de que las comunidades autónomas se blinden ante las VTC, la compañía no tiene previsto abandonar España. “Claramente lucharíamos hasta las últimas consecuencias, si llegamos a ello habremos fracasado todos”, señala el directivo.


La batalla entre el sector del taxi y las VTC en España lleva cola. El aluvión de licencias de estos últimos años ha puesto al gremio del taxi en pie de guerra. Los taxistas demandan la regulación de este tipo de permisos y acusan a Uber y a Cabify de competencia desleal.

 

“La competencia de Cabify es el vehículo particular, mientras que el taxi considera que su competencia son las VTC -expone Silveyra-; si estuviéramos unidos ante la Administración podríamos trabajar de forma conjunta en políticas que permitieran que los vehículos privados dejaran de circular por las ciudades y los usuarios contaran con diferentes opciones al transporte público”.

 

 

 

 

El objetivo, prosigue el directivo, es que la Administración flexibilice las condiciones de todas las opciones del sector de la movilidad. La flexibilización horaria del taxi o el taxi compartido son algunas de las opciones que Silveyra pone sobre la mesa. El ejecutivo aboga también por la desregulación de las tarifas del taxi, para que estén más acordes a la demanda, y defiende una limitación de licencias, pero en otro sentido.

 

“Sería sano trabajar con unos ratios establecidos pero no comparando el taxi con las VTC, sino que este límite se mida en base a la cantidad de habitantes que hay en una ciudad o en relación a los vehículos privados que circulan en un determinado momento”, indica el directivo.

 

De esta forma, defienden desde Cabify, la Administración empezará a entender la demanda real en el ámbito de la movilidad. “La gente necesita opciones -concluye Silveyra-, si no hay ofertas disponibles, el usuario no podrá decidir”.

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

3 comentarios
Franchu
05 Jul 2018 — 01:10
Aquí ya te lo han dicho todo. Bye bye Cabify.
Manuela
04 Jul 2018 — 23:31
Estas empresas no tienen verguenza. Se saltan la ley sin importarles nada, ni sus trabajadores, ni el sector del transporte, ni tributar en España, ni los clientes del taxi normales. Solo quieren la parte de mercado con servicios de largo recorrido y jugar con los precios a su antojo.
Manuel
04 Jul 2018 — 16:15
La sede fiscal de esta multinacional, está en Delaware. Deberían de saberlo todo el mundo.
...