Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

15 Dic 201918:38

h Entorno

2017, un año dulce para la industria digital marcado por la recuperación del empleo

18 Dic 2017 — 04:45
A. Pijuán
Compartir
Me interesa

En octubre, el número medio de afiliados a la Seguridad Social pertenecientes a la industria de las telecomunicaciones creció por primera vez desde febrero de 2016. El gasto de los hogares españoles en TIC se elevó por encima del 3% y los precios de las comunicaciones empezaron a aminorar el ritmo tras una época marcada por el incremento de tarifas de los operadores.

2017, un año dulce para la industria digital marcado por la recuperación del empleo

 

Vuelco en la evolución de precios y empleo y, sobre todo, aumento del gasto de las familias en telecos han sido algunas de las claves macro de evolución del sector en 2017. La tímida recuperación del empleo en el sector de las telecomunicaciones, que daba trabajo a más de 77.600 personas a cierre de noviembre; el incremento del gasto de los hogares del país en Internet, telefonía y televisión de pago; el auge del comercio electrónico, que crece a doble dígito desde 2014, o la estabilidad de las exportaciones de equipos de telecomunicaciones son indicadores de un sector que cierra el año en positivo.

 

A lo largo del año, el crecimiento de la economía española se mantuvo por encima del 3%, aunque inició su desaceleración a finales de año. Las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntan que la economía del país crecerá a un ritmo del 2,5% en 2018, una décima más que la previsión inicial. Según los datos del organismo, España registrará el mayor crecimiento del conjunto de países desarrollados, por delante de Canadá o Estados Unidos.

 

 

 

 

En los últimos doce meses, el empleo ha sido uno de los principales factores a tener en cuenta, tanto en el conjunto de España como en la industria de las telecomunicaciones. Tras un 2015 con una tasa del paro superior al 20% en el país, en 2016 se redujo hasta el 19%, y el paro ha mantenido una tendencia a la baja en 2017 hasta situarse en el 16,3% a cierre del tercer trimestre, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

 

Los datos de la Seguridad Social relativos a la industria de las telecomunicaciones reflejan un cambio de tendencia en el sector y una tímida recuperación en las plantillas de las compañías del país tras un periodo de caídas. En marzo de 2016, el número medio de afiliados a la Seguridad Social inició un descenso en picado.

 

El sector estrenó 2017 con caídas del 8,2%  y del 7,4% en el número de afiliados a la Seguridad Social en enero y febrero. Mes a mes, la industria aminoró el ritmo de destrucción de empleo hasta dar un giro positivo en octubre cuando, por primera vez tras diecinueve meses, las telecos crearon empleo.

 


 

 

Esta tendencia se mantuvo al mes siguiente, cuando el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se elevó un 0,1% interanual en noviembre. El cambio de curso de este indicador señala a una posible recuperación de esta industria, que en la actualidad emplea a más de 77.600 trabajadores pero que aún está lejos de recuperar los niveles de 2015 o 2016, cuando las plantillas de las telecos contaban con más de 80.000 personas. 

 

En el conjunto de la industria de la información y las comunicaciones, el número de ocupados rozó los 600.000 ocupados a cierre del tercer trimestre de 2017, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En total, el sector contabilizó un total de 598.600 trabajadores, un 12,4% más en comparación con el mismo periodo de 2016 y un 7,9% más en relación al tercer trimestre de 2015, según la EPA.

 

 

 

 

 

Televisión de pago, Internet y llamadas, un combo de más de 75 euros

Poder visualizar los canales de televisión de pago, contar con Internet en casa y en el smartphone y un consumo de llamadas ilimitado son algunos de los requisitos que solicitan, a día de hoy, las familias españolas. Por un paquete que incluya todos estos servicios, además de teléfono fijo en casa, los hogares del país gastaron una media de 79,1 euros al mes en el segundo trimestre del año, un 15,1% más en comparación con el mismo periodo del año anterior.

 

De mantenerse esta tendencia, las familias españolas estarían gastando, de media, 949,2 euros cada año por los paquetes que ofrecen las operadoras de telecomunicaciones del país, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc). En el caso de los paquetes que no ofertan TV de pago, el precio medio mensual se sitúa en 54,2 euros, lo que representa una subida del 13,4% en relación al segundo trimestre de 2016.

 

¿Qué parte del presupuesto destinaron las familias a estos servicios? Si bien el INE no publicará la edición de la Encuesta de Presupuestos Familiares correspondiente a 2017 hasta mediados de 2018, la tendencia de los últimos años apunta a un posible incremento del peso de los servicios de telefonía móvil en el presupuesto de los hogares de España.

 

Por primera vez desde 2011, el presupuesto de las familias destinado a servicios de telefonía móvil, postales y fax creció, pasando de copar el 2,63% en 2015 al 2,83% en 2016. Esta tasa situó al gasto en telefonía al mismo nivel que en 2007 y marcó un cambio de tendencia en relación a la evolución registrada en los últimos cinco años.

 

Los precios moderan su crecimiento

El inicio de 2017 marcó también un cambio de tendencia en la evolución de los precios de las comunicaciones en España. Si a lo largo de 2015 y 2016 los precios del sector habían llegado a registrar subidas del 3,4% (en parte debido al aumento de las tarifas de los operadores), enero marcó un punto de inflexión.

 

Desde entonces hasta octubre, los precios de las comunicaciones han aminorado el ritmo y no han subido más de un 2% en los últimos diez meses. A partir de los meses de verano, de hecho, el incremento de estos precios ha sido del 0,7% en agosto y septiembre, del 0,6% en octubre y noviembre. 

 

Lacontención en el alza de los precios de las comunicaciones ha coincidido con el inicio de la guerra de las tarifas low cost de Movistar, Vodafone y Orange contra MásMóvil. Las tres principales telecos del país se han apoyado en sus segundas marcas, Tuenti, Lowi y Amena, para reducir el precio de sus servicios convergentes (que incluyen móvil y fibra óptica).

 

 

 

 

 

Por otra parte, la Cnmc aprobó en noviembre la rebaja del más del 40% de los precios de terminación móvil entre 2018 y 2020. El precio de terminación móvil se refiere a la tarifa que cobra un operador móvil con red (OMR) o un operador móvil virtual (OMV) a otro operador por terminar las llamadas en su red. Cada operador ofrece este servicio al resto de empresas para que sus clientes completen las llamadas en su red, y viceversa.

 

La propuesta de la Cnmc pasa por reducir el precio de los 1,09 euros actuales a 64 céntimos por minuto en enero de 2020. La rebaja será progresiva: en 2018 bajará a 70 céntimos y, un año después, a 66 céntimos. En Europa, el precio medio de terminación móvil se sitúa actualmente en 94 céntimos por minuto, lo que situaría a España en el rango de precios más bajos de la UE.

 


Mercado exterior

Entre enero y septiembre, la venta de equipos españoles de telecomunicaciones al exterior creció sólo un 0,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta 1.321 millones de euros. Lo mismo ocurrió con las importaciones de equipos de telecomunicaciones, que se elevaron un 0,5% en comparación con los nueve primeros meses de 2016.

 

Mayo fue el mejor mes para las exportaciones españolas, generando 167,1 millones de ventas, un 4,2% más. La mayor diferencia en comparación con el año anterior se produjo en agosto, cuando las exportaciones se dispararon un 14,5%. A cierre de septiembre, Portugal, Marruecos y Francia copaban el 31,5% del total de exportaciones españolas de equipos de telecomunicaciones.


En cuanto a las importaciones, febrero marcó el mayor crecimiento del año, con un incremento del 16,1%, hasta 491 millones de euros. En sentido opuesto, España redujo la compra de equipos de telecomunicaciones extranjeros un 5,9% en agosto, desembolsando 542,5 millones de euros.

 

 

 

 

 

En este caso, China continuó manteniendo su posición de liderazgo como principal proveedor de equipos de telecomunicaciones, copando más del 25% de las importaciones totales. Pero, por primera vez desde 2013, el gigante asiático redujo sus ventas al mercado español en un 14,6%, hasta situarlas en 1.331,8 millones de euros entre enero y septiembre.

 

Además de China, cuyo liderazgo en la clasificación de los principales proveedores de equipos de telecomunicaciones para España es indiscutible, España también adquirió productos de este tipo en Holanda y Vietnam. Las compras al mercado holandés crecieron un 18,7% en los nueve primeros meses de 2017, hasta 717,8 millones de euros. El país lleva varios años ocupando la segunda posición en el top ten de proveedores.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...