Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

17 Oct 201807:45

h Entorno

Innovación ‘made in Spain: País Vasco, Valencia y Andalucía concentran el 52% de los centros tecnológicos del país

22 Ago 2018 — 05:00
A. Pijuán
Me interesa

El Gobierno español denomina centros tecnológicos a aquellas entidades sin ánimo de lucro que tienen como objetivo “contribuir al beneficio general de la sociedad y a la mejora de la competitividad de las compañías de España”.

Innovación ‘made in Spain: País Vasco, Valencia y Andalucía concentran el 52% de los centros tecnológicos del país

 

Conservas de pescado, calzado, logística, embalajes e, incluso, la industria juguetera. Más allá del negocio digital, cualquier sector de la economía española bebe de la innovación para mejorar en términos de competitividad, aunque no todas las compañías tienen el músculo financiero para convertirlo en una prioridad. Por suerte, no están solas.

 

En España existen alrededor de 68 centros tecnológicos y centros de apoyo a la innovación tecnológico de ámbito estatal, cuyo principal objetivo es mejorar “la competitividad de las empresas mediante la generación de conocimiento tecnológico, realizando actividades de I+D+i y desarrollando su aplicación”.

 

¿Dónde se ubican los epicentros de innovación de España? No es en Madrid, ni tampoco en Cataluña. Estas sociedades, todas ellas sin ánimo de lucro, se concentran en tres ejes clave de España: País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía. Según se desprende de los datos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, estas tres comunidades autónomas concentran el 52% de los centros tecnológicos del país.


 

 

 

El País Vasco agrupa el mayor número de centros tecnológicos del país, con un total de catorce instalaciones. La Fundación Tekniker (dedicada a la investigación tecnológica e industrial), la Fundación Azti (especializada en innovación marina y alimentaria) o la Fundación Tecnalia Research&Innovation son algunos de los centros instalados en la región.

 

En segundo lugar se posiciona la Comunidad Valenciana, donde se encuentran la Asociación Investigación Industrias del Calzado y Conexas (Inescop), la Asociación Investigación Industria Juguete, Conexas y Afines o el Instituto Tecnológico de la Energía, sumando un total de once centros tecnológicos, el 16,2% sobre el total, según los datos del Ministerio.

 

Por último destaca Andalucía, también con once centros tecnológicos, que alberga la Fundación Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra o la Fundación para las Tecnologías Auxiliares de la Agricultura, entre otros. En los últimos datos del directorio del Ministerio no consta que haya ningún centro radicado en Madrid, mientras que en Cataluña se ubican los cinco siguientes: Leitat, Eurecat, I2cat, FAD y el Centre Tecnològic en Tecnologies de la Nutrició i la Salut Fundació Privada.

 

 

 

 

Los últimos datos de la Federación Española de Entidades de Innovación y Tecnología (Fedit), relativos a 2016, cifran en más de 3.600 el número de personas que trabajaban en sus 29 centros asociados. La entidad lidera en el ámbito nacional la representación de los centros tecnológicos en España.

 

“Unos centros tecnológicos competitivos y arraigados en su entorno técnico-industrial traerán consigo una Federación que contribuya la vertebración del sistema nacional de investigación, desarrollo e innovación y con ello en una mayor competitividad-país”, indica Carlos Calvo, presidente de Fedit, en la última memoria anual de la patronal.

 

Las empresas del país invirtieron sólo 7.125,97 millones de euros en 2016 (últimos datos disponibles) en actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), lo que representa un 0,64% del Producto Interior Bruto (PIB) y un crecimiento del 3% en relación al año anterior. Pese a ser el segundo año consecutivo de crecimiento, el importe es un 11,7% inferior al máximo de 2008, cuando la inversión en I+D alcanzó 8.074 millones de euros.

 

Por otro lado, el peso de la inversión en investigación y desarrollo de las compañías sobre el PIB en 2016 es bastante bajo en comparación con el promedio de la Unión Europea (0,64% versus 1,32%), y se aleja bastante de países como Alemania (2%) o Francia (1,44%)

Publicidad
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...