Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

19 Ago 201908:16

h Entorno

Inspección de Trabajo obliga a Deliveroo a pagar 1,3 millones de euros a la Seguridad Social por sus repartidores

04 Jul 2018 — 09:40
Kippel01
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Inspección reclama a la compañía que dé de alta a los riders en el régimen general al considerar que no son trabajadores autónomos. El acta también rechaza el nuevo contrato que Deliveroo ofrece a sus repartidores desde este mes.

Inspección de Trabajo obliga a Deliveroo a pagar 1,3 millones de euros a la Seguridad Social por sus repartidores

 

Inspección de Trabajo aprieta las tuercas a Deliveroo. En su última acta en Barcelona, la autoridad laboral ha impuesto a la empresa el pago de 1,3 millones de euros en concepto de cuotas dejadas de abonar a la Seguridad Social por sus repartidores. Inspección de Trabajo considera que la relación de estos con la compañía es de carácter laboral y no mercantil.

 

Es por ello que el organismo administrativo, dependiente de la Generalitat de Catalunya, obliga a Deliveroo a dar de alta a sus trabajadores en el régimen general, dada su condición de falsos autónomos. Así lo ha comunicado el Colectivo Ronda, que representa a un grupo de repartidores de la empresa de reparto a domicilio, y que ha informado de la decisión de Inspección de Trabajo.

 

La autoridad laboral considera que Deliveroo impone a sus riders la obligación de ser autónomos “de forma fraudulenta”. El acta rechaza el nuevo contrato que la empresa ofrece a sus repartidores desde este julio, en el que se pretende mantener la relación mercantil mediante el reconocimiento de estos como trade (Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente).

 

El importe a pagar que ha impuesto Inspección de Trabajo corresponde al periodo comprendido entre agosto de 2015 y diciembre de 2017. La empresa tiene quince días para presentar alegaciones, y el caso podría acabar en un contencioso administrativo. El acta de la autoridad laboral va en la línea de las que ya han dictado las Inspecciones de Trabajo tanto en Valencia como Madrid.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...