Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

01 Dic 202003:28

h Entorno

La fibra crece a doble dígito en España en el último lustro y alcanza el 71,5% de los hogares en 2018

13 Nov 2018 — 04:57
Daniel López
Compartir
Me interesa

El 71,5% de los hogares de ciudades de 100.000 o más habitantes cuenta este año con conexión de banda ancha por red de cable o fibra óptica, frente al 29,5% de 2014. Esta evolución es menor en las localidades más pequeñas, de un 17,2%.

La contratación de fibra crece más del doble en los hogares de las grandes ciudades en los últimos cinco años

 

A más digitalización, más conexión y más velocidad en la Red. Apenas hace diez años que la fibra óptica comenzó a llegar a los clientes, sustituyendo paulatinamente los cables de cobre y permitiendo un ancho de banda prácticamente ilimitado. La adopción ha sido enorme, especialmente en las grandes ciudades y, actualmente, el 71,5% de los hogares españoles de localidades de 100.000 o más habitantes cuenta con conexión por red de cable o fibra óptica.

 

La evolución ha sido notable, ya que la contratación de banda ancha por red de cable o fibra óptica ha crecido más del doble en los últimos cinco años, según la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de la información y comunicación en los hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2014, el acceso a este tipo de conexión en las grandes ciudades del país era del 29,5%.

 

El salto ha sido grande. En 2008, España estaba rezagada en lo que a tecnología de fibra hasta el hogar (Ftth, por sus siglas en inglés), por lo que fue importante que las empresas de telecomunicaciones hicieran hincapié en cambiar el escenario. A ello se suma el periodo de crisis económica que atravesaba el país, que tampoco ofrecía el marco idóneo para un cambio de infraestructura.

 

 

 

 

Diez años más tarde, la adopción de la fibra ha sido patente incluso en aquellas localidades que se sitúan por debajo de los 100.000 habitantes. Por ejemplo, en aquellas que se sitúan por encima de los 50.000, la contratación de este tipo de conexión es del 61,6% este año, frente al 23,2% de hace un lustro. La evolución ha sido similar en aquellas viviendas de poblaciones de entre 20.000 y 50.000 habitantes: la cuota es del 57,4% en la actualidad, mientras que en 2014 era del 17,9%.

 

La adopción de la fibra ha sido menor en aquellas localidades de entre 10.000 y 20.000 personas. Este año, la cifra no llega al 50%, situándose en un 47,9%. La evolución respecto a hace cinco años ha sido de 35 puntos porcentuales. En el caso de las viviendas de poblaciones con menos de 10.000 habitantes, la contratación ha sido escasa: de un 23,9%, apenas un 17,2% más que hace un lustro.

 

Estas cifras tan bajas responden a que existen diversas zonas de España que no cuentan con el despliegue de banda ancha de muy alta velocidad requerido. El pasado septiembre, el Gobierno aprobó la concesión de 203 ayudas por 130 millones de euros para alcanzar el 80% del país y frenar la brecha digital en las áreas rurales.

 

 

 

 

En este terreno interviene el Ministerio de Economía y Empresa a través del Programa Nacional de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (Peba-NGA). Su objetivo es acelerar la extensión de la cobertura de las redes de banda ancha de muy alta velocidad, apoyando su despliegue en las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años. Se trata de las llamadas zonas blancas, que se sitúan principalmente en áreas rurales.

 

España dispone de la red de fibra óptica hasta el hogar más extensa de Europa con más de 35 millones de accesos. Se estima que las nuevas infraestructuras que serán desplegadas con el apoyo de la presente convocatoria de Peba-NGA facilitarán la cobertura de banda ancha de muy alta velocidad a 1,25 millones de hogares y empresas.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...