Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

27 May 202008:12

h Entorno

La nueva frontera laboral: humano y máquina se repartirán el mismo número de tareas en 2022

01 Oct 2018 — 04:51
Daniel López
Compartir
Me interesa

Las empresas esperan un cambio significativo en el tándem que forman las personas y la tecnología en el ámbito del trabajo. Actualmente, el 71% de las tareas las realiza un humano, frente al 29% de las máquinas.

La nueva frontera laboral: humano y máquina se repartirán el mismo número de tareas en 2022

 

Humano y máquina se asemejan cada vez más en el ámbito laboral. Las capacidades del primero continúan estando por encima, pero el avance tecnológico lleva a los trabajadores hacia un entorno en el que el segundo será prácticamente igual de competente. Para 2022, se espera que ambos sean capaces de llevar a cabo casi el mismo número de tareas en el terreno laboral.

 

Así lo recoge el Foro Económico Mundial en su informe The Future of Jobs Report 2018, en el que remarca que, actualmente, el 71% de las labores del trabajo las realiza un humano, frente al 29% que ejecuta la tecnología. Esta brecha se irá reduciendo con el paso de los años, gracias sobre todo a las capacidades de la robótica y los algoritmos, ya que aumentarán su contribución a tareas específicas.

 

Por ello, en cuatro años, seis de cada diez máquinas llevarán a cabo tareas relacionadas con el procesamiento, búsqueda de información y transmisión de datos, en comparación con el 46% de ahora. Es más, incluso aquellas tareas laborales que hasta la fecha han sido ejecutadas exclusivamente por humanos, como puede ser la comunicación e interacción, así como la coordinación, la gestión, la asesoría y la toma de decisiones, comenzarán a automatizarse.

 

 

 

 

En el escenario que se presenta, se estima que 75 millones de trabajos pueden verse desplazados ante la evolución de las capacidades de las máquinas. No obstante, el estudio también indica que pueden surgir hasta 133 millones de roles nuevos adaptados a la nueva división del trabajo entre personas y tecnología. El Foro Económico Mundial advierte que estas suposiciones deben ser tratadas con precaución, especialmente porque representan a un conjunto de subsectores a escala mundial.

 

Para extraer dichas estadísticas, el organismo ha encuestado a directivos, responsables de departamento y expertos en las industrias de la automoción, aeronáutica y transporte, aviación y turismo, química y biotecnología, consumo, energía, servicios financieros, salud, información y comunicaciones, infraestructuras, minería y metales, petróleo y gas, y servicios profesionales.

 

Asimismo, el informe recoge que más de la mitad de los trabajadores requerirá de una mejora de sus cualidades para estar preparados en el nuevo panorama laboral. El llamado reskilling y el aprendizaje de habilidades adicionales estarán a la orden del día en los próximos cuatro años, así como el pensamiento analítico, la innovación y las capacidades para trazar estrategias.

 

 

 

 

En ese sentido, la integración de las tecnologías de automatización y la mentalidad de los trabajadores llevará a las compañías a incrementar su productividad laboral en un 30% para 2022 respecto a 2015, con algunas variaciones entre industrias. Para que eso ocurra será necesario que el puzle entre humano y máquina encaje a la perfección, un factor que las empresas tendrán que lograr teniendo en cuenta también la localización de su actividad.

 

A la hora de ubicarse, la mayoría de las compañías señalan que la disponibilidad de talento local cualificado es su principal consideración, concretamente el 74%, según el estudio. Por detrás, las corporaciones citan los costes laborales como su preocupación primordial a la hora de escoger un punto en el mapa donde asentarse. También son relevantes la flexibilidad de las leyes laborales del territorio, la aglomeración de otros actores de la misma industria en la región y la proximidad de materias primas.

 

Con esta perspectiva, el Foro Económico Mundial aboga por que los gobiernos aborden el impacto de las nuevas tecnologías en los mercados laborales a través de políticas educativas mejoradas. Estas deben ir destinadas a acelerar los niveles de formación y habilidades de los individuos de cualquier franja de edad. Ello será clave para estimular el trabajo de nueva creación, algo que también deberá ir acompañado por una inversión pública adicional.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...