Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

12 Ago 202219:34

h Entorno

Miedo al fracaso, pocas oportunidades y escasos referentes: retrato del emprendedor español

05 Sep 2018 — 04:55
A. Pijuán
Compartir
Me interesa

España se sitúa muy por debajo de la media europea en cuanto a la percepción de oportunidades a la hora de emprender. En cambio, está muy cerca de la media a la hora de valorar el miedo al fracaso, muy por encima de Estados Unidos, Suiza, Taiwán o Alemania.

Mucho miedo, pocas oportunidades y escasos referentes: retrato del emprendedor español

 

La estigmatización del fracaso, una menor percepción de las oportunidades de negocio y la escasez de modelos de referencia acompañan al emprendedor en España. En 2017, el país se encontraba por debajo de la media europea en términos de miedo al fracaso, modelos de referencia y percepción de oportunidades, tres indicadores que mellan en la competitividad del sector digital.

 

Pese a ello, los emprendedores españoles se encuentran por encima de la media europea a la hora de evaluar sus conocimientos y habilidades, por encima de países como Israel, uno de los hubs empresariales más destacados en los últimos años, Alemania o Suiza, según se desprende del último informe Global Entrepreneurship Monitor, Informe GEM España 2017-2018, elaborado por GEM.

 

El informe identifica una “distancia” entre España y el resto de Europa en materias relacionadas con las condiciones de financiación, innovación, infraestructuras y valores. De hecho, las condiciones para emprender en España están, a ojos de los expertos consultados por GEM, por debajo del resto de Europa.

 

 

 

 

En concreto, falla la educación en la etapa escolar, las políticas gubernamentales de apoyo al emprendimiento, la fallida política orientada a la reducción de impuestos y burocracias (una de las quejas más escuchadas entre los profesionales del sector) y los recursos de financiación.

 

El acceso al capital es uno de los puntos críticos para un emprendedor. Los expertos coinciden en que los recursos de financiación pública y privada son escasos, por lo que la mayoría de start ups continúan acudiendo a amigos y familiares en sus fases más tempranas.

 

Por otro lado, el 61,1% de los encuestados asegura que las políticas gubernamentales son uno de los principales obstáculos a la hora de emprender en España. “Demasiados procesos administrativos” y “excesivos costes de impuestos/regulaciones” son las críticas que dirigen al Gobierno de manera asidua, independientemente del ciclo político.

 

 

Rechazo al fracaso y poca I+D

Las barreras de acceso al mercado laboral, las normas sociales y culturales y la transferencia de I+D son otras de las barreras que impiden a España posicionarse, por lo menos, al mismo nivel que Europa.

 

El asunto de la investigación y el desarrollo en el país crea controversia desde hace varios años. Según los últimos datos disponibles, las empresas del país invirtieron sólo 7.125,97 millones de euros en 2016 (últimos datos disponibles) en actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), lo que representa un 0,64% del Producto Interior Bruto (PIB) y un crecimiento del 3% en relación al año anterior.

 

Pese a ser el segundo año consecutivo de crecimiento, el importe es un 11,7% inferior al máximo de 2008, cuando la inversión en I+D alcanzó 8.074 millones de euros. Por otro lado, el peso de la inversión en investigación y desarrollo de las compañías sobre el PIB en 2016 es bastante inferior en comparación con el promedio de la Unión Europea (0,64% versus 1,32%), y se aleja bastante de países como Alemania (2%) o Francia (1,44%).

 

 

 

 

Se da la casualidad, no obstante, que los expertos consultados por GEM identifican la transferencia de I+D como “una condición favorable para emprender” dado que está estrechamente vinculada a la identificación de oportunidades.

 

“Es vital seguir apostando por el mejoramiento de las condiciones del ecosistema emprendedor e innovador español a través de la colaboración, el compromiso y la co-creación entre los diversos actores sociales, económicos y políticos vinculados al mismo -indica el estudio-; en caso contrario, las debilidades en el posicionamiento económico, innovador y competitivo hará mucho más difícil hacer frente a los retos sociales, económicos y políticos que se presenten”.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...