Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

17 Jul 201900:25

h Entorno

2018, el año en que la ralentización económica planeó sobre la industria de las ‘telecos’

21 Dic 2018 — 04:57
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La Ocde vuelve a ver signos de ralentización de la economía española al mismo tiempo que la facturación y las plantillas de las empresas de telecos se debilita. Los precios del sector, por su parte, mantienen un crecimiento similar respecto a 2017.

2018, el año en que la ralentización económica planeó sobre la industria de las ‘telecos’

 

El ejercicio que está a punto de despedirse ha dejado un año lleno de titulares en el escenario macroeconómico. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, la deriva proteccionista en algunas de las potencias económicas, un Brexit cada vez más cercano y la incertidumbre política en Europa son cuestiones de fondo que han acompañado a la propia evolución de España. En paralelo, el país ha vivido un cambio de Gobierno y, además, ha visto como la sombra de la ralentización económica comenzaba a sumirse sobre el país.

 

A finales de año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) revisó a la baja las previsiones para España, augurando un crecimiento del 2,6% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018, dos décimas por debajo de lo que había pronosticado inicialmente.

 

Las previsiones de la Ocde coinciden con las del Gobierno español respecto al presente ejercicio. El Fondo Monetario Internacional (FMI), en cambio, apunta a un aumento del PIB español del 2,5%, lo que supone una rebaja de dos décimas respecto a sus estimaciones de abril. En todo caso, las valoraciones de los dos organismos internacionales constatan un ligero síntoma de desaceleración en la economía española, que desde 2015 venía creciendo por encima del 3%, según los datos del INE.

 

 

 

 

En paralelo a ello y en un escenario marcado por una intensa guerra comercial entre las principales operadoras, el negocio de la industria española de las telecomunicaciones deja atrás otro año en el que el empleo ha vuelto a cambiar de signo tras mostrar signos de recuperación a inicios de año, los precios han crecido a un ritmo similar al de 2017 y las exportaciones aumentaron sólo un 0,6% en los primeros nueve meses del ejercicio 2018.


Pese a ello, la cola del paro en el sector continúa acortándose, con un descenso interanual del 10%, y el gasto por hogar en comunicaciones se ha incrementado en casi cinco euros. El comercio electrónico, por otro lado, creció por encima del 30% por primera vez en España en el primer trimestre del año y los últimos datos relativos a la inversión en investigación y desarrollo (I+D) del país indican que el gasto en innovación encadena ya tres años al alza.  

 

 

La recuperación del empleo se enfría

Si a finales de 2017 el empleo en el sector daba signos de recuperación, a cierre de 2018 la situación se revirtió. La industria de las telecomunicaciones inició el ejercicio con un leve incremento del 0,7% tras dos años en negativo, en los que las caídas interanuales llegaron hasta el 8,2%. El indicador se mantuvo en positivo en los meses siguientes, con alzas del 0,4% en febrero, del 0,6% en marzo, del 0,4% en abril y del 0,1% en mayo, último mes en el que las telecos del país crearon empleo, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

 

 

A partir de entonces, el número medio de afiliados a la Seguridad Social encadenó leves descensos de entre el 0,2% y 0,3%. Las incógnitas sobre si el sector iba a darle la vuelta a la situación y volver a generar empleo se disiparon en octubre, cuando este cayó un 1,3%. Dicha caída se repitió en noviembre, lo que llevó al sector de las telecomunicaciones a cerrar el undécimo mes del año con un total de 76.604 afiliados a la Seguridad Social, 1.010 personas menos que el año anterior.

 

Pese a las oscilaciones del empleo, la industria española de las telecomunicaciones sí puede sacar pecho de otro indicador clave: el paro. En noviembre, el número de desempleados en el sector registró un descenso interanual del 12,2%, con un total de 7.772 personas en paro, según los últimos datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe). Desde que empezó el año, el número de desempleados en el sector se ha ido reduciendo a un ritmo intermensual superior al 1%. En términos interanuales, la diferencia es superior al 10% en todos los meses, excepto agosto.

 

 

 

 

Los precios de la telefonía, contenidos

La batalla por atraer al máximo número de clientes con los descuentos como arma se ha visto reflejada en los precios del sector. A modo de ejemplo, los precios de los servicios de telefonía móvil y las tarifas de los servicios empaquetados de telefonía se mantuvieron al alza en 2018, aunque la inflación en el sector sigue lejos de los niveles de 2015 y 2016, cuando llegaron a registrar subidas del 3,4%.

 

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de los servicios de telefonía móvil pasó de caer un 0,4% en enero a cerrar noviembre con un alza del 1,5%.  Pese a la tasa de enero, los precios de estos servicios crecieron un 0,4% en febrero y marzo, anotaron un alza del 1,4% en abril y se dispararon un 2,4% en mayo y junio. A partir de ese mes, el incremento fue del 1,5% mes tras mes.

 

La progresión en el IPC de este segmento también se reflejó en los servicios empaquetados de telefonía móvil, que tras subir un 2,1% en enero creció a un ritmo superior al 4% hasta noviembre. En general, los precios de las comunicaciones (que también incluye servicios postales y equipos de telefonía móvil), mantuvieron un ritmo de crecimiento superior al 2% a lo largo del año.

 

 

 

 

Por otro lado, el gasto medio por hogar en servicios TIC (telefonía fija, móvil, televisión de pago e Internet) se situó en 71,4 euros entre abril y junio, 1,1 euros más que el trimestre anterior y 4,8 euros más que en el mismo periodo del año anterior. La mayor parte del gasto se concentró en el móvil (30,9 euros), seguido por la televisión de pago (21,3 euros), Internet (20 euros) y telefonía fija (18,4 euros), según los datos más recientes del Estudio de demanda y uso de Servicios de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

 

La facturación de las compañías de telecomunicaciones, por su parte, siguió con la tónica del ejercicio 2017. El índice de cifra de negocios de los Indicadores de actividad del sector servicios (Iass), elaborado por el INE, constata que la facturación de estas empresas se elevó a un ritmo de entre el 0,2% y el 3,5% a lo largo de 2018, muy lejos de los incrementos de hasta el 9% registrados en 2016. En noviembre, último dato disponible, cayó por primera vez tras un año al alza.

 

 

Mercado exterior

El sector de las telecomunicaciones ha vivido ajeno a la guerra comercial protagonizada por Estados Unidos y China: la deriva de dicho conflicto no ha tenido ningún impacto en la demanda exterior de productos de telecos.

 

Entre enero y septiembre, la venta de equipos españoles de telecomunicaciones al exterior descendió un 1,1% en relación al mismo periodo del año anterior, hasta un total de 1.306 millones de euros. El año anterior, la demanda de productos españoles ya había mostrado un leve signo de debilidad al crecer sólo un 0,6% en los primeros nueve meses.

 

La demanda extranjera de equipos españoles de telecomunicaciones es aún ínfima: representaba el 0,6% del conjunto de exportaciones del país, que en los nueve primeros meses generó un negocio de 212.162,9 millones de euros. Septiembre fue el mejor mes para la industria, cuando las exportaciones de equipos de telecomunicaciones aportaron 1.162,2 millones de euros, un 14,7% más en relación al mes anterior.

 

 

 

 

A cierre de septiembre, Portugal, Francia y Alemania se alzaban como los principales clientes de las telecos españolas, concentrando más del 32% de la demanda. Las importaciones de equipos de telecomunicaciones, por otra parte, se situaron en 5.572 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,8% hasta septiembre y el 2,4% del total de las compras del país.

 

La industria de telecomunicaciones arrastra un déficit comercial de más de 500 millones desde febrero del año pasado. En septiembre, último mes en el que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo publicó los datos relativos al comercio exterior, el déficit comercial se situaba en 861,2 millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...