Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

16 Oct 202100:46

h Entorno

Las ‘fintech’ ganan músculo financiero: captan más de 109.000 millones de dólares desde 2010

05 Mar 2018 — 04:57
A. Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa
Las firmas de venture capital inyectaron 12.200 millones de dólares (9.995,4 millones de euros) a través de 818 operaciones durante los nueve primeros meses de 2017.

Las ‘fintech’ ganan músculo financiero: captan más de 109.000 millones de dólares desde 2010

 

El tándem innovación e industria financiera fortalece su atractivo ante el capital. Desde 2010 hasta el tercer trimestre del ejercicio 2017, las fintech consiguieron alrededor de 109.800 millones de dólares (89.959,4 millones de euros) de financiación. El espaldarazo financiero a este tipo de empresas procedió, sobre todo, de las firmas de venture capital, que entre enero y septiembre del año pasado inyectaron un total de 12.200 millones de dólares (9.995,4 millones de euros).

 

Desde 2010, las fintech han sido las protagonistas de más de 7.500 operaciones de financiación, según se desprende del informe World FinTech Report 2018, elaborado por Capgemini y LinkedIn en colaboración con Efma. Sólo en los nueve primeros meses de 2017, la inversión en las tecnológicas financieras alcanzó 18.100 millones de dólares (14.829,4 millones de euros).

 

En la última década, las fintech se han visto aupadas por el crecimiento del flujo de capital, las medidas de apoyo de los gobiernos y la presencia de hubs financieros que han contribuido a su consolidación. Pese a ello, la mayoría de fintech“continúan fracasando”.

 

 

 

 

A modo de ejemplo, el informe señala que muchas compañías están sobrevaloradas dado que los inversores concentran su capital en unas pocas empresas, lo que es un problema para aquellos grupos que necesitan capital para hacer frente a los factores macroeconómicos que puedan surgir en el futuro. Por otro lado, muchas soportan unos costes operacionales elevados y tienen dificultades para escalar en los mercados extranjeros.

 

Las entidades financieras, a su vez, están adoptando muchas de las mejoras propiciadas por las fintech en los servicios al cliente, lo que contribuye a que más del 75% de las empresas considere “que su principal objetivo de negocio es colaborar con entidades tradicionales”. Ante ello, Anirban Bose, responsable de la unidad de servicios financieros de Capgemini, apunta a la necesidad de que tanto las financieras tradicionales como las fintech transformen sus modelos para encontrar vías de colaboración.

 

“Sin un socio colaborador ágil y comprometido, las entidades tradicionales y las fintech se exponen al fracaso”, expone Bose en el estudio. La gestión de riesgos, las infraestructuras, la experiencia en el ámbito regulatorio, la confianza del cliente o el acceso al capital son algunas de las fortalezas del sector financiero.

 

 

 

 

¿Y las de las fintech? La agilidad operativa y la experiencia del cliente son los dos principales puntos a favor de estas empresas para el 90,9% de los encuestados. Le siguen el desarrollo de productos nuevos y la capacidad de innovar productos y servicios ya existentes.

 

Las entidades financieras deben respetar la cultura de las fintech y evitar la pérdida de su agilidad, que es uno de los activos más importantes que aportan a los proyectos -apunta Vincent Bastid, secretario general de Efma, en el informe-; el siguiente reto será seleccionar la fintech más adecuada con la que establecer esa colaboración”.

 

De momento, las sinergias más comunes se producen entre fintech y otras empresas tecnológicas, según se desprende del informe de Capgemini y LinkedIn. La mitad de ellas colaboran con reguladores, integradores de sistemas y firmas de consultoría; mientras que un 43,6% trabaja codo a codo con abogados. 


Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...