Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

El diario del negocio digital y las tecnologías del futuro

21 Nov 201910:03

h Entorno

Los costes laborales de las ‘telecos’ aceleran su contracción y regresan a niveles de 2008

21 Mar 2017 — 05:00
Amelia Pijuán
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

A lo largo de los últimos nueve años, el número de trabajadores del sector se ha reducido en 26.011 personas. En paralelo, los costes por percepciones no salariales han llegado a representar el 35% del coste laboral total.

Los costes laborales de las ‘telecos’ aceleran su contracción y regresan a niveles de 2008

 

Los costes laborales de las telecos rozan mínimos históricos. Tras siete años manteniéndose por encima de los 55.000 euros por empleado, el coste laboral total por trabajador retrocedió hasta los 54.651 euros y cayó un 2,79% en 2016, registrando una de las caídas más acentuadas desde 2008.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), para empresas como VodafoneTelefónica u Orange, el coste laboral por trabajador en el área de ecommerce se situó en 52.697 euros en 2008, primer año de la serie estadística de la Encuesta trimestral de coste laboral. Desde entonces hasta 2016, esta cifra creció de forma ininterrumpida, hasta alcanzar un pico máximo en 2013, cuando el coste bruto por trabajador ascendió hasta 57.221 euros.

 

En 2016, uno de los componentes de coste laboral que sufrió una de las caídas más acusadas fueron los salarios de los trabajadores del sector de las telecos, que descendieron un 2,23% en relación a 2015, hasta 41.084 euros anuales por empleado. Esta cifra, sin embargo, mantuvo una amplia distancia con la media salarial general de España, que se cifró en 30.496 euros por empleado al año.

 

De esta forma, el coste salarial en 2016 representó el 75,17% del coste laboral total para las empresas de telecomunicaciones. El resto se contabilizó en la partida de otros costes, que incluye las percepciones no salariales (pagos por incapacidad temporal, desempleo e indemnizaciones por despido, así como adquisición de prendas de trabajo, gastos de locomoción o dietas de viaje), además de los costes por cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social.

 

 

 

Teniendo en cuenta este epígrafe, los costes por cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social representaron la segunda mayor carga para los empresarios del sector, que tuvieron que pagar 11.067 euros por trabajador a lo largo de 2016 a la entidad. La partida de coste por percepciones no salariales (en la que se incluye el pago de las indemnizaciones y finiquitos), retrocedió un 12,9% respecto a 2015, pese a que las compañías de telecomunicaciones continuaron reduciendo su número de trabajadores.

 

 

Suben los costes laborales y aumentan los despidos

De 2008 a 2016, la evolución de los costes laborales de las telecos ha mantenido una tendencia irregular. El cambio más acusado coincidió con el estadillo de la crisis económica, de forma que, de 2008 a 2009, el coste laboral por trabajador se incrementó un 6,87%, pasando de 52.697,13 euros a 56.315,91 euros. Durante ese mismo periodo, sin embargo, la plantilla del sector de las telecos también se redujo en 1.613 personas, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc).

 

Esta situación también se vio reflejada en los costes laborales de las empresas. Según datos del INE, los salarios de los empleados del sector ascendieron hasta 41.666 euros, un 5,21% más que el año anterior, a la par que los costes por percepciones no salariales se disparaban un 25,1%, hasta 3.983 euros por trabajador.

 

 

 

Esta situación se repitió de forma continuada durante los siguientes años. En 2010, bajaron levemente todas las partidas de los costes laborales excepto los costes por percepciones no salariales, que se incrementaron un 1,86%, hasta 4.057,2 euros.

 

En 2011, la reforma laboral aprobada por el Congreso de los Diputados a finales de 2010 (con la que se estableció el abaratamiento del despido), se tradujo en un descenso del 25,26% de los costes por percepciones no salariales. El número de empleados del sector ya había bajado de la barrera de los 75.000 empleados, hasta 74.870 personas. Ese año, sin embargo, los empresarios optaron por incrementar los salarios de sus trabajadores un 1,40% y aumentaron los costes por cotizaciones obligatorias hasta un 1,29%.

 

En los cuatro años siguientes, las empresas de telecomunicaciones siguieron una política de reducción de salarios de sus trabajadores (a excepción de 2012 y 2014, que los costes salariales experimentaron subidas mínimas del 0,2% y del 0,9%, respectivamente) y de destrucción de empleo. Los costes laborales durante estos años, sin embargo, se mantuvieron casi planos o incluso llegaron a incrementarse un 2,57% en 2013, año en el que los costes por percepciones no salariales y los costes por cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social llegaron a representar el 31,39% del coste laboral total por trabajador.

 

La destrucción de empleo en las principales ‘telecos’ del país

Según datos de la Cmnc, el sector de las telecos pasó de operar con un total de 88.766 trabajadores en 2006 a contar con sólo 62.755 empleados en 2015. Los expedientes de regulación de empleo (ERE) de Telefónica o la integración de Vodafone y Ono fueron algunas de las operaciones que contribuyeron a la destrucción de empleo en este mercado.

A finales de 2015, Telefónica puso en marcha un plan de bajas incentivadas que se extiende hasta 2018 y que ya se ha saldado con la salida de más de 3.000 trabajadores. En los próximos dos años, el objetivo del operador español es reducir su equipo hasta contar con 25.000 trabajadores.

 

Vodafone, por su parte, completó la adquisición de Ono en 2014, año en el que su plantilla en el mercado español pasó de 3.630 empleados a 6.072. El año siguiente, sin embargo, la compañía había optado por reducir su equipo hasta 5.046 empleados. En el mismo contexto destacó Orange, que también salió de compras y se hizo con Jazztel en mayo de 2015. Tras la integración de ambas empresas, el número de trabajadores sobrepasó los 600 empleados, si bien llegó a perder hasta un 10%.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@kippel01.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Kippel01 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...